Fútbol

En las peores manos

Cinco horas antes de empezar a hablar con Baldivieso por teléfono, la dirigencia ya había hecho el anuncio de que Eduardo Villegas era el virtual seleccionador.

La Razón (Edición Impresa) / Editorial

00:41 / 31 de agosto de 2015

Julio César Baldivieso es el nuevo seleccionador nacional. Ya está ahí y hay que apoyarlo. Mucha gente lo quería ver al frente de la Verde y este es el momento.

Él también quería estar ahí, era como un sueño —ojalá que no se convierta en pesadilla—. Ante sí, tiene un reto muy complicado: no solo está la parte deportiva —la esperanza (por qué no tenerla) de llegar a un Mundial—; también emerge lo otro, pues le toca asumir en el peor momento del fútbol boliviano —obra y gracia de los dirigentes—. Que le vaya muy bien.

El problema es cómo llegó hasta ahí. La conclusión es que viene a ser el producto de una dirigencia improvisada, como también lo son los actos de ésta. El fútbol lo quiere ver a Carlos Chávez fuera, pero no a este precio, de que el remedio sea peor que la enfermedad.

Cinco horas antes de empezar a hablar con Baldivieso por teléfono, la dirigencia ya había hecho el anuncio de que Eduardo Villegas era el virtual seleccionador.

Dos semanas antes, el entrenador era el español Miguel Ángel Portugal, anunciado por los mismos dirigentes, a pesar de que el contrato con Mauricio Soria aún no estaba rescindido. Al final fue elegido el que días antes había sido descartado de manera unánime. Cero seriedad, bochornoso manoseo de profesionales que no se lo merecen, un papelón, una vergüenza.

Hoy por hoy el fútbol nacional está en las peores manos. La culpa es de quienes los pusieron ahí —y luego llamativamente se hicieron los locos— con tal de sacar a los anteriores, y también la responsabilidad recae en los que aceptaron ingresar al juego llamados por sus ambiciones personales más que por su servicio al fútbol.

El resultado es un cúmulo de desaciertos —llamémoslos así también a algunos actos cuando menos irregulares—, que han llevado en poco tiempo al fútbol boliviano a estar peor de lo que ya estaba.

Si algo se ha conseguido es generar más dudas: ¿Sus actos son legales? De adentro mismo ha salido el sinceramiento con respecto a lo que realmente se ha estado buscando todo este tiempo: el cambio de las personas, la pelea por el poder.

No hay por qué minimizar el duro revés que les ha dado la Conmebol al no reconocerlos, eso forma parte de la ilegalidad y la ineficacia con la que se están manejando. ¿Qué más vendrá?

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia