Fútbol

El público dijo sí, a pesar del día y la hora, y valió la pena

Fue la mejor asistencia a un cotejo del Tigre en el año, fuera de los clásicos

La Razón / Jaime Ayllón / La Paz

01:46 / 13 de diciembre de 2011

La gente atigrada disfrutó ayer más que en el clásico paceño más reciente (4-0). Sufrió, renegó y hasta lloró de bronca cuando Oriente ganaba. Pero los sentimientos cambiaron y las emociones brotaron hasta el júbilo cuando en la segunda mitad su Tigre dio vuelta el marcador y terminó imponiéndose.

La postergación del partido que debía jugarse el domingo (como consecuencia de una fuerte granizada) no le hizo mella a la afición gualdinegra, que a pesar del día —lunes— y de la hora —17.00— decidió apoyar a su equipo, y realmente estuvo con él en las buenas y sobre todo en las malas.

Se produjo —a tomar en cuenta— la máxima asistencia que tuvo The Strongest este año sin contar lógicamente los clásicos con Bolívar. Las 19.499 personas que pagaron sus localidades superaron la cantidad de público que en el primer torneo de este año reunió el Tigre frente a Aurora, el domingo 22 de mayo, con 18.037 entradas vendidas en esa ocasión.

Y fue mayor, por mucho, a la anterior vez que jugó contra Oriente Petrolero (miércoles 30 de noviembre), cuando vendió 9.491 boletos.

Todas eran sonrisas de oreja a oreja. “Cómo no va a valer la pena si el Tigre jugó el mejor partido del año”, decía Fernando Irusta, un aficionado que sugirió además: “Pónganle de título ‘10 bravos Tigres’. Yo dije que iba a ser goleada y fue goleada”.

Los hinchas gualdinegros que colmaron gran parte de las tribunas jamás olvidarán este partido: “Tigre, Tigre, Tigre...” gritaron inagotablemente, más cuando a su equipo le iba mal.

“Íbamos perdiendo 1-3 y nos alentaban. Ésta es nuestra hinchada”. Palabra del capitán.

La opinión de:

Kurt Reintsch: ‘Plantel y público no nos fallaron’ Tengo que felicitar a mi club porque dio muestras de su valía. El plantel y el público no nos fallaron en esta ocasión, dijeron sí. Lamento el arbitraje y pido que el miércoles se nomine al más idóneo. Por favor, sólo pido fair play (juego limpio) y que se nomine a un juez imparcial.Luis

Méndez: ‘La gente no  nos dejó caer’ El público nos dio una inyección anímica que fue importante. La gente nunca nos dejó caer. Además, lo bueno fue que no discutimos entre nosotros, nos apoyamos. Por eso mismo me fui adelante para apoyar a mis compañeros.

Un partido de esos que agotan los adjetivos

Reivindicó a nuestro fútbol. Fue el mejor cotejo del campeonato. Seguramente obtuvo un lugar en la galería de los inolvidables. Y no sólo en función de The Strongest, brillante y merecido ganador, sino también en torno al derrotado, que exhibió algunas de sus virtudes, esas que dejan la llave abierta, de cara a mañana…

El fácil expediente de señalar que el equipo aurinegro tuvo lo que ponen las gallinas implica, lisa y llanamente, desmerecer su producción futbolística. Sí, porque tres veces estuvo abajo en el marcador antes de poner contra las cuerdas a un visitante complicado, ducho en el trato a la pelota y peligrosísimo a la hora de contragolpear. Aparte, bregó desde la medianía del periodo inicial —cuando el panorama era poco menos que desolador— con uno menos tras la expulsión de Ojeda.

Frente a una vara muy alta, el cuadro de Mauricio Soria (uno de cuyos aciertos fue mandar al campo, luego del descanso, a Nelvin Soliz) sacó a relucir no sólo garra. Propuso audacia, jugó al todo o nada y desparramó un compromiso colectivo que avasalló a su adversario. Recuperó, asimismo, a algunas de sus individualidades, de opaco primer tiempo, no se puede negarlo.

Y en ese frenesí de goles que la crónica de Marcas refleja con detalle, Oriente, después del transitorio tres a uno, creyó erróneamente —he ahí su pecado mayor— que la tarea estaba hecha. Y no era así. Porque enfrente estaba un rival herido, aferrado, cómo no, a su tradición histórica. Entonces, la fortaleza de Luis Méndez, el ida y vuelta de Sacha Lima, la luz que Pablo Escobar encendió oportunamente y la eficacia de Luis Melgar conjugaron una actuación excepcional, que matizada con esfuerzo general construyó la gran victoria, que hasta pudo ser más amplia, aunque también cabe recordar las dos veces que los maderos le negaron el tanto a Juan Carlos Arce, durante el lapso inicial.

La de Santa Cruz será otra historia. La de ayer quedará grabada como una estupenda exhibición futbolística. Y cabe agradecerla a ambos, haciendo abstracción del resultado como tal.

Óscar Dorado Vega es corresponsal en Bolivia de Fox Sports.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia