Fútbol

Ronald Raldes: ‘El boliviano es el que más corazón pone’

Ayer, el día después de haber anunciado con lágrimas su despedida de la selección nacional, el excapitán habló de manera reflexiva pidiendo que al futbolista boliviano se le dé mejores condiciones de trabajo para que pueda progresar y que a la Verde le vaya mejor en el ámbito internacional.

Ronald Raldes, zaguero boliviano. Foto: APG

Ronald Raldes, zaguero boliviano. Foto: APG

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

00:00 / 13 de septiembre de 2015

— ¿Jugar en la selección fue lo que esperabas y habías soñado?

— La selección me dio mucho: primero, la posibilidad de irme al exterior porque fue una vitrina; segundo, el prestigio que a cada jugador le da el vestir la camiseta; y después, el hecho de haber trabajado con gente buena, profesional, con compañeros que siempre dejaron cosas positivas.

Me dio mucho y le voy a seguir teniendo ese cariño a pesar de haberla dejado. Lo más lindo de mi carrera ha sido vestir la camiseta verde.

— ¿Cómo te vas, feliz o triste?

— Feliz, porque como les decía a los periodistas en Santa Cruz (el día de su despedida), el jugador boliviano es el que más corazón le pone a su camiseta, tenemos el corazón más grande de todos los futbolistas de Sudamérica porque mientras que en otros países se ve progreso, brindan condiciones y comodidades, a nosotros no, y sin embargo seguimos metiéndole el pecho, poniéndole el hombro, la espalda, las piernas, todo.

Cuando nos ponemos esa camiseta, que para nosotros tiene mucho valor, no hay nada mejor.

— ¿Hubo cosas que te provocaron dolor y amargura?

— Hace muchos años que seguimos pidiendo mejores condiciones de infraestructura, por lo menos de canchas, pero nunca nos escuchan.

Siempre hay crítica, siempre tratan de hacernos quedar mal a los futbolistas, ya sea por resultados o por otros temas; pero a nosotros nos fortalece, porque hace que el corazón aguante, que el jugador aguante y soporte muchas cosas solamente por defender la camiseta. Ojalá algún día lo reconozcan y los bolivianos sepan la calidad humana que tenemos como jugadores. Quizás no tenemos las condiciones que tienen otros países, pero sí el corazón más grande, la ilusión y las ganas de siempre dar lo mejor.

— ¿El fútbol boliviano tocó fondo?

— Está mal y uno igual le pone el pecho. Hay que ser conscientes, no estamos en igualdad de condiciones que las demás selecciones, esa es nuestra realidad, nosotros pedimos las mínimas pero nunca nos las dan. Molesta escuchar frases de personas que quizá jugaron al fútbol o vistieron la camiseta o no, diciendo que no la queremos o no la sentimos. Nunca fue así, nosotros nunca fuimos a la selección por el dinero, nunca un jugador se hizo millonario en la selección boliviana. Siempre estamos ahí y la queremos defender sabiendo la diferencia que hay con otros países, pero luchamos por ganar, a veces no nos alcanza y cuando no nos alcanza le pedimos ayuda a la gente, al dirigente, nos cansamos de pedir. Hasta ahora la selección está buscando canchas para entrenar, a ver si les prestan o no, es triste eso.

— ¿No crees que estás dejando la selección sin que haya alguien para sustituirte?

— Van a aparecer, hay jugadores como el chico Pablo Pedraza, como Cristian Coímbra, está Ronald Eguino, quien ya sin duda tiene que jugar; están Edward Zenteno, Edemir Rodríguez. Hay talento también en equipos más chicos, que tienen la ilusión de estar en la selección y ojalá sea quien sea que le toque vestir esa camiseta lo haga lo mejor posible, porque la selección es lo más lindo, lo más alto a lo que puede aspirar un jugador de fútbol. Es tiempo de dar oportunidad a los más jóvenes.

— ¿Por qué al jugador boliviano le falta jerarquía?

— Para tener jerarquía hay que obviamente trabajar, mejorar el torneo, potenciar las divisiones menores, potenciar a la selección porque a los bolivianos que van al exterior y tienen mejores condiciones les va bien, no hay un jugador nacional al que le haya ido mal. Afuera todos evolucionaron, crecieron y agarraron esa jerarquía porque sumado a su talento tienen las condiciones, la competencia adecuada y nosotros tenemos que apuntar a eso para ver un fútbol más rápido, más vistoso y dinámico, más lindo para los ojos.

— ¿Este momento, cuando decides irte de la selección, es el más difícil de tu carrera?

— Hasta ahora es lo más triste que me ha tocado en el fútbol, despedirme de la selección. Para mí la selección fue lo mejor que me pasó, es un sentimiento de todos los que vestimos esa camiseta, pero por ese sentimiento dejamos a la familia mucho tiempo, muchos van lesionados, se entrenan buscando recuperarse lo más rápido posible. La selección te mueve cosas que son tres veces más grandes que un club, eso lo sabemos todos, y queremos estar siempre más allá de los resultados.

— ¿Así como está el fútbol es bueno ilusionarse con llegar al Mundial de Rusia 2018?

— Hoy por hoy estamos en las mismas condiciones de las otras selecciones en cuanto a material humano, además estamos todos con cero puntos, cero partidos y la ilusión siempre va a estar, así haya candidatos a clasificarse como Brasil o Argentina. Hay que pelearla por los otros cupos, ese fue siempre el objetivo y la ilusión de ir a un Mundial no se puede apagar. A mí no me va a tocar ya, pero a mis compañeros sí, por eso siempre sugerimos a nuestros gobernantes y dirigentes que nos den condiciones para trabajar con mejor infraestructura, si no te dan se hace más difícil, pero asimismo debemos luchar.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia