Fútbol

¡Cómo no saber cuidar el triunfo!

Bolivia hizo el gol y no lo cuidó, Paraguay tardó cinco minutos en dar vuelta el score

Marca. El volante Danny Bejarano (15) intenta superar la marca del paraguayo Miguel Samudio (6). Celso Ortiz (der.) procura también llegar a la cobertura del futbolista boliviano.

Marca. El volante Danny Bejarano (15) intenta superar la marca del paraguayo Miguel Samudio (6). Celso Ortiz (der.) procura también llegar a la cobertura del futbolista boliviano. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

03:09 / 18 de noviembre de 2015

Bolivia, que resistió bien defensivamente todo el primer tiempo, en el segundo abrió la cuenta como para soñar con una victoria, pero permitió —cargando a cuestas sus errores— que esa diferencia se le desvaneciera muy rápido, y Paraguay dio vuelta el marcador y le ganó por 2 a 1 anoche, en partido de la cuarta jornada de las eliminatorias para el Mundial Rusia 2018 disputado en el estadio Defensores del Chaco de Asunción.

Entre una cosa y la otra hubo apenas cinco minutos de diferencia, desde los 14’ cuando Yasmani Duk abrió la cuenta para la Verde, hasta los 19’, en los que la albirroja hizo el segundo mediante Lucas Barrios, solamente tres minutos después del empate logrado por Darío Lezcano (16’).

El gran error boliviano fue no saber aguantar la victoria parcial y perder la concentración tan rápido, porque más que virtudes de Paraguay fueron errores de Bolivia los que permitieron que el score se diera la vuelta.

En el primer tiempo no pasó casi nada. Bolivia, con marcas bien ajustadas, tuvo a raya a Paraguay. Una vez más —como ya sucedió contra Ecuador en Quito— el dispositivo defensivo nacional funcionó bien. Los guaraníes pasaron confundidos todo el tiempo, maniatados por los bolivianos y sin saber cómo penetrar la barrera defensiva. Virtualmente en media hora nunca inquietaron al golero nacional Daniel Vaca.

Solo en los últimos instantes, un disparo de Derlys González (37’) que pegó en el travesaño y la tardía llegada de Barrios cuando quedaba solo ante el golero Vaca (38’) inquietaron a la selección boliviana. En ese tramo Bolivia se abocó a cuidarse de mitad de cancha para atrás.

Paraguay fue otro en el arranque del segundo tiempo. En dos jugadas antes de los 10 minutos estuvo a punto de conseguir el gol. Pero el que puso la pelota adentro fue el boliviano Duk, a quien a los 9’ no le cobraron una clara falta cuando se iba solo; pero a los 14’ definió magníficamente con un fuerte disparo de derecha, palo y a la red (0-1).

Sin embargo, Paraguay no tardó en reaccionar y llegó al empate en una jugada en la que las fallas nacionales fueron evidentes: nadie pudo rechazar largo la pelota, hubo rebotes, Vaca la tuvo en sus manos pero la dejó escapar, y Darío Lezcano la metió (16’). De paso, desde un centro desde la derecha (19’), Lucas Barrios cabeceó solo y dio vuelta el marcador (2-1). Bolivia tuvo en sus manos la hazaña, pero le duró instantes, pues la dejó ir en un abrir y cerrar de ojos.

Destacado - Yasmani Duk

Cuando Duk ingresó a la cancha, Bolivia tuvo presencia ofensiva. Batalló  e hizo un golazo. Atrás no le acompañaron en su tarea.

El árbitro - Regular

José Argote cometió un grueso error: cuando Duk se iba solo le cometieron falta, ni la cobró. Era para un tiro libre y expulsión del infractor.

Los datos

Lesionado

Jhasmani Campos vino desde Kuwait para disputar este partido (el anterior no podía porque estaba suspendido), pero la mala fortuna le jugó en contra y tuvo que salir a los 22 minutos, lesionado, reemplazado por Damián Lizio.

Pocos ataques

Bolivia casi no tuvo chances en la primera etapa, salvo un disparo de Danny Bejarano. En el segundo, Yasmani Duk tuvo dos y una la embocó. Y sobre el final, Jorge Flores le pegó bien a la pelota, pero tapó el arquero.

Una pobre cosecha para cuatro partidos

De 12 puntos posibles disputados en las primeras cuatro jornadas de las eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018, Bolivia obtuvo apenas tres, pobre cosecha si se toma en cuenta que jugó dos veces como local. Antes de que comenzara la competición, la expectativa boliviana era de sumar al menos seis unidades producto de dos victorias en sus partidos como local. Pero de entrada esa meta se puso cuesta arriba al perder en casa frente a Uruguay (0-2). Después tocó la derrota contra Ecuador en Quito (2-0) y la de anoche frente a Paraguay en Asunción (2-1).

La única victoria conseguida por Bolivia fue la del jueves de la anterior semana, sobre Venezuela en el estadio Hernando Siles (4-2). Con tres puntos, ocho goles en contra y cinco a favor, Bolivia acaba ubicada entre las tres últimas selecciones en la tabla. El próximo año volverá a la actividad cuando en marzo reciba a Colombia en La Paz.

Otra vez con línea  de cinco

Dibujo

Los dos partidos que Bolivia jugó como visitante lo hizo con línea de cinco en el fondo, lo que en el caso de ayer le permitió tener solidez hasta por ahí, porque cuando emergieron las distracciones le pasó lo mismo que contra Ecuador en Quito. Paraguay aprovechó los errores nacionales atrás y cambió una derrota por una victoria.

Penúltimos

Bolivia comparte con Perú el penúltimo lugar de las posiciones, cada uno con solo tres puntos. El último lugar es de Venezuela, que tiene cero. Por ahora los puestos de clasificación están lejos: el quinto (para el repechaje) ya tiene siete unidades.

Difícil regreso

La próxima doble fecha de las eliminatorias se llevará a cabo en marzo de 2016: para entonces está programado que Bolivia juegue como local frente a Colombia (tiene cuatro puntos) y luego visite Buenos Aires para rivalizar con Argentina, que ya tiene cinco unidades.

Influyeron los errores, los propios y ajenos

Los errores fueron determinantes en el resultado. Los que cometió Bolivia en unos minutos de desconcentración y los del árbitro José Argote, quien dejó pasar al menos una infracción clara cuando la selección nacional estaba a tiro de convertir la apertura.

El referí venezolano anduvo bien hasta que a los 9 minutos del segundo tiempo no cobró nada: Yasmani Duk “robó” la pelota y se iba directo a enfrentar al arquero, pero antes de entrar al área grande fue derribado por un defensor, que le desequilibró primero arriba y después abajo. Clarísima falta.

Sin embargo, Argote dejó pasar, cuando no solo correspondía cobrar la infracción sino expulsar a quien la cometió. Si aplicaba correctamente la norma, más allá del resultado del tiro libre, Paraguay se hubiera encontrado en una incómoda situación, con un zaguero menos.

Cinco minutos después vino la estupenda definición de Duk, un disparo de derecha que mandó la pelota a pegar en el palo izquierdo y a meterse en el arco. Tuvo mucho más mérito porque el delantero partió con el balón desde su campo, después de un rechazo de la defensa, y no paró hasta anotar.

Los siguientes fueron errores bolivianos, sobre todo el que derivó en el empate a los 16 minutos: hubo una serie de rebotes y ningún jugador pudo rechazar largo. Daniel Vaca, que primero había salido mal ante un centro, luego tuvo la pelota entre sus manos y la dejó escapar, ahí apareció Darío Lezcano y convirtió.

Desconcentrado por completo de mitad de cancha para atrás, Bolivia perdió las marcas en un instante y eso también provocó que llegara el segundo de Paraguay: a los 19’, vino un centro desde la derecha sin que nadie se interpusiera —cuando antes era casi imposible penetrar— y Lucas Barrios no necesitó hacer mucho, solamente cabecear y dirigir la pelota hacia el arco, para convertir lo que fue el definitivo 2 a 1. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia