Fútbol

De salvar la categoría a la Copa Libertadores de 2017

Evitar el descenso tuvo para el equipo de Warnes tintes dramáticos porque la llave se decidió en el tercer partido en cancha neutral.

La ‘manteada’ es a Carlos  Romero, presidente de Sport Boys, después de que el club conservó la  categoría.

La ‘manteada’ es a Carlos Romero, presidente de Sport Boys, después de que el club conservó la categoría. Fernando Cartagena-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Pàz

03:53 / 21 de diciembre de 2015

Han pasado apenas seis meses desde que el 7 de junio de este año Sport Boys ganó la serie del descenso indirecto ante el tarijeño Atlético Bermejo, subcampeón del Nacional B Copa Simón Bolívar, y salvó la categoría, mientras que ahora saborea las mieles del título y la clasificación histórica para jugar la Copa Libertadores de América de 2017 en la fase de grupos.

Evitar el descenso tuvo para el equipo de Warnes tintes dramáticos porque la llave se decidió en el tercer partido en cancha neutral. Fue en el estadio Félix Capriles de Cochabamba, donde el cuadro cruceño se impuso por 2 a 0, con anotaciones de Marcos Ovejero y Carlos Pinto.

En la ida Bermejo se había impuesto 3-1, mientras que Boys goleó 4-1 en la vuelta y forzó al lance de definición. Víctor Hugo Antelo era el entrenador. Tres semanas después (22 de junio) Carlos Romero, ministro de Gobierno y presidente del club, anunció mediante un comunicado que agradecía a Antelo por los servicios prestados, porque era momento de “encarar el desafío de iniciar una nueva etapa bajo una renovada conducción técnica”.

Tras el periodo de evaluación y valoración de profesionales eligió a Carlos Leeb, a quien el club presentó el 27 de ese mes junto a Sergio Apaza como adjunto al director técnico, y a Sergio Carossino como preparador físico. El nuevo equipo de trabajo se completó con los exfutbolistas Mauro Blanco y Hamlet Barrientos.

Con el paso de los días llegaron los refuerzos: los primeros en aterrizar fueron Helmut Gutiérrez, Juan Carlos Zampiery, Yasmani Duk, Juan Pablo Rioja y Carlos Lampe. A la vez, varios de los que estaban se marcharon.

Sport Boys comenzó la temporada como el equipo más presionado para eludir la zona del descenso. De entrada obtuvo puro triunfos, pero los más significativos fueron tres como visitante, de la segunda a la cuarta jornada y como visitante. En ellos venció a Bolívar, San José y Nacional Potosí y a esas alturas ya era toda una sorpresa.

En el Apertura que terminó ayer estuvo invicto durante siete jornadas, con seis triunfos y un empate. En el octavo lance perdió esa condición en casa frente a The Strongest (1-2). Luego encadenó otra buena racha con seis partidos sin perder entre las jornadas 10 y 15, con cinco triunfos y un empate.

Aunque tuvo tropiezos, se recuperó sumando puntos fuera de casa. Inolvidable es la victoria 1-2 sobre The Strongest, con ese triunfo se sacó de encima al Tigre.  Consiguió por primera vez el título en su tercera temporada en la Liga. No solo eso, también se anotó con anticipación (quizás sea el primero) en la Copa Libertadores de América de 2017.

Se olvidó de la tabla del punto promedio

Campaña

La buena campaña que hizo Sport Boys no solo le sirvió para acceder a un torneo internacional, sino que le ayudó a salir de la zona roja del punto promedio.

Clausura

Quedan 22 jornadas para determinar al club que perderá la categoría, pero el crédito de Warnes ya no está en eso.

Botero fue uno de los artífices para subir a la división mayor

Cuando Mario Cronembold era presidente de Sport Boys, su gestión tuvo como característica contratar futbolistas de renombre como estrategia de mercado para garantizar el ingreso de recursos. Uno de ellos era el delantero Joaquín Botero. El histórico goleador de la selección nacional, con 20 conquistas, llegó al club de Warnes para encarar el hexagonal final del Nacional B de la temporada 2012-13 y no falló.

En el tercer y definitivo partido de la serie por el indirecto, Botero convirtió los dos goles para el triunfo de su equipo, lo puso en la Liga y mandó al yacuibeño al descenso. Como en sus viejos tiempos, el goleador liquidó la serie.

Cronembold lo mantuvo en el plantel en la primera campaña y  como estrategia además contrató los servicios del argentino Esteban Fuertes, quien decidió volver a jugar ante la propuesta recibida, aunque vino con la condición de jugar solo partidos en casa y su paso fue intrascendente. Otro argentino que estaba en el ocaso de su carrera pero que vino al club de Warnes fue Cristian Fabbiani, apodado el Ogro. Tras irse habló mal del club.

Campeón, luego de 113 partidos

Sport Boys firmó su condición de equipo liguero en junio de 2013. Desde esa vez hasta ayer jugó 110 cotejos en la categoría mayor, además de otros tres mediante los cuales evitó el descenso. En total: 113. Sumando todas sus actuaciones en la Liga ha logrado 34 victorias, 31 empates y 45 derrotas. No está demás señalar que la mejor campaña es la actual, gracias a la obtención del primer lugar y el título, y su pase a la Copa Libertadores de América de 2017.

Esos tres encuentros más en el historial del club de Warnes son los del descenso indirecto de categoría que disputó contra Atlético Bermejo en la temporada 2014-15, que concluyó en junio. Venció dos y perdió uno. Su victoria en el tercer y definitivo cotejo le sirvió para conservar su lugar en el seno del fútbol profesional.

Sus campañas anteriores no fueron de las mejores, pues siempre había terminado en la parte baja de las posiciones. En su primer torneo fue décimo, mientras que en el Clausura 2013-14, octavo En los dos campeonatos de la pasada temporada ocupó el undécimo lugar con un promedio bajo, por eso terminó jugando el descenso indirecto con Bermejo, al que finalmente derrotó.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia