Fútbol

La segunda rueda fue fatal para el aurinegro

The Strongest ganó la primera rueda del torneo, pero los malos resultados de la segunda terminaron por alejarlo de la pelea por el título

Chumacero (izq.) se alista para rematar pese a la marca de Díaz. Fue el día en que el Tigre cayó con Wilstermann.

Chumacero (izq.) se alista para rematar pese a la marca de Díaz. Fue el día en que el Tigre cayó con Wilstermann. José Lavayén-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

03:16 / 21 de diciembre de 2015

The Strongest quedó “matemáticamente” eliminado de la lucha por el título del Apertura el jueves 17 tras empatar a un gol con Wilstermann en Cochabamba (jornada 21); sin embargo, empezó a despedirse de la corona —la que pudo ser quinta de los últimos cuatro años— mucho antes, ya en el inicio de la segunda rueda.

Fue “campeón” —título honorífico— de la primera rueda con 26 unidades (después de 11 partidos jugados), con tres de ventaja sobre Sport Boys (23) y cinco encima de Bolívar (21); pero en la segunda parte del campeonato los números fueron en su mayoría opuestos a sus intereses —como el empate de ayer a un gol ante Real Potosí—, pues solo consiguió 13 puntos, producto de tres triunfos, cuatro igualdades y cuatro derrotas, una de local y nada más y nada menos que ante Sport Boys, el ahora campeón.

En la primera parte de la competencia había ganado ocho encuentros, cayó en uno frente a Wilster (por la fecha 10 el día que también cedió el invicto), y empató dos, con Blooming y Nacional Potosí. Todos sus tropiezos los tuvo en el estadio Hernando Siles de La Paz, que terminaron pesando en la tabla final.

El arranque de la segunda rueda, sin embargo, fue fatal para el Tigre. Pues casi de entrada cedió la punta. En la fecha 14 (tres jornadas después del inicio de las revanchas), el representativo de Warnes lo superó en la tabla pues llegó a 32 unidades, el Tigre se quedó con 29, y a esas alturas Bolívar ya tenía 27.

En la duodécima jornada (primera de la segunda mitad del torneo) perdió 1-0 con Blooming en Santa Cruz, se reivindicó con un sufrido triunfo sobre Ciclón (2-1), pero después encadenó tres malos resultados al caer con Petrolero (2-1) en Yacuiba, con Bolívar en el clásico (2-3) y un empate (1-1) con San José en Oruro.

El tropiezo en el estadio Federico Ibarra de Yacuiba significó un bajón anímico fuerte para los atigrados, pues perdieron ante Petrolero —su “bestia negra” en los torneos de Liga en el Chaco—un partido que ganaban hasta los 38’ del segundo tiempo (0-1) y terminaron perdiendo por 2-1, en los últimos ocho de juego. Algo similar le ocurrió el 8 de abril —torneo Clausura 2014-2015— pues hasta los últimos cinco minutos ganaba 1-2 y en lo poco que faltaba perdió por 3-2. En Oruro, frente al equipo santo, estaba para ganar holgadamente, pero sus hombres perdieron innumerables oportunidades de gol, incluidos dos penales errados por Fernando Marteli y Pablo Escobar.

El último mal paso de The Strongest ocurrió el jueves 10 de diciembre, por la jornada 19, ese día cayó en el Hernando Siles con Boys 1-2. Alejandro Chumacero adelantó al Tigre a los 40 minutos del primer tiempo; pero dos estocadas de Helmut Gutiérrez (7’ y 16’ de la segunda parte) acabaron con sus ilusiones.  Una victoria le hubiera permitido sumar 37 puntos y dejar a Sport Boys con 36; sin embargo,  el revés le costó caro porque Sport llegó a las 39 unidades y el Tigre se quedó con 34.

Los nervios también jugaron

Pelea

El mal momento del Tigre en el torneo, además de los malos resultados, quedó en evidencia el martes 15 cuando Fernando Marteli y Freddy Abastoflor protagonizaron un incidente de proporciones en una práctica en Cochabamba.

Campaña

The Strongest acabó en el tercer lugar de la tabla del Apertura con 39 puntos, por detrás de Sport Boys y Bolívar. Jugó 22 partidos de los que ganó 11, empató seis y todos por uno a uno (tres en La Paz) y perdió cinco, dos de ellos actuando en el Hernando Siles (Wilstermann y Sport Boys).

Tres penales, 5 puntos menos

Tres penales fallados, en las jornadas 15 y 16 —domingo 22 de noviembre y jueves 26 del mismo mes, respectivamente— también fueron motivo para que The Strongest se aleje de la posibilidad de coronarse campeón del torneo Apertura, pues esos errores le costaron la pérdida de cinco unidades.  Los rivales del Tigre fueron Bolívar y San José. Rodrigo Ramallo, Fernando Marteli y el capitán, Pablo Escobar, hicieron de villanos.

En el clásico frente a la Academia, el Tigre y Bolívar igualaban a dos goles hasta los 28 minutos de la segunda parte, momento en el que el árbitro del compromiso, Gery Vargas, sancionó un penal para The Strongest por una mano de Juan Miguel Callejón.

Ramallo —máximo anotador aurinegro en el torneo— asumió la responsabilidad, pero su remate fue detenido por el golero celeste Diego Zamora. El delantero perdió la oportunidad de poner 3-2 a favor a su equipo y para su pesar, por la misma vía, Callejón anotó 14 minutos después el tanto de la victoria de la Academia.

Cuatro días después, en el Jesús Bermúdez de Oruro, el aurinegro no pasó del empate con San José, luego de igualar a un gol. Abel Méndez adelantó al conjunto local a los 25 minutos del segundo tiempo, y Jair Torrico empató a los 32’. Pero el Tigre tuvo la gran chance de llevarse los tres puntos a través de dos penales; sin embargo, Marteli y Escobar vieron cómo el guardameta Juan Carlos Robles detenía sus disparos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia