Fútbol

‘Es un trabajo de hormiga para descubrir talentos’

Mauricio Soria. En una entrevista realizada por el departamento de Coordinación Nacional de Comunicación de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) —que Marcas transcribe en estas páginas—, el seleccionador nacional habló de sus planes, sobre todo referidos a los proyectos para las divisiones menores.

Entrevista. Soria responde las preguntas de Oscar Dorado, de la FBF.

Entrevista. Soria responde las preguntas de Oscar Dorado, de la FBF. Foto: FBF

La Razón Digital / Oscar Dorado Vega / La Paz

15:41 / 16 de abril de 2017

— El cuerpo técnico de la selección presentó a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) una agenda; en términos generales, ¿qué aspectos contempla?

— Está a la par del proyecto diseñado inicialmente. Los aspectos más salientes e inmediatos son la evaluación para seleccionar a los jugadores de categoría Sub-15, dar continuidad al trabajo de la selección Sub-17, que tiene dos compromisos, uno en los Juegos Boliviarianos y otro en los Odesur. Además de continuar la tarea de la selección mayor; lo concerniente al seguimiento de los partidos de la Liga, los compromisos amistosos que queremos que se jueguen en junio fuera del país y transmitir lo que pretendemos del plantel.

— ¿Qué puede informarse con respecto al plan de trabajo inherente a la representación de la categoría Sub-15 ?

— Con la Sub-15 buscamos armar todo el desarrollo de divisiones menores. Ya dimos los primeros pasos haciendo un contacto fluido con los municipios. Enviamos cartas de petición de audiencias para que sea recibido el cuerpo técnico en diferentes departamentos y gobiernos locales. Pretendemos que se organicen torneos alternamente en dos o tres localidades, a través de una misma fecha en la que va a acudir todo el equipo de trabajo. Esto posibilitará escoger elementos que vengan desde las provincias, que no sean solamente los futbolistas que están en las asociaciones los seleccionados. Configuraremos una base de datos de los más destacados de cada municipio o provincia, también concretaremos en esos cinco días la capacitación de los entrenadores de cada lugar, dejando planes de labores para que ellos los puedan llevar adelante, de manera que cuando volvamos a la región encontremos a los chicos con un poco más de edad y registremos el grado de evolución. Es un trabajo de hormiga, pero se hará realidad en pro de la integralidad que hace falta para descubrir y formar talentos.

— Una de las novedades tiene que ver con la conformación de tres seleccionados provinciales; ¿qué importancia asigna a esta variable?

— Normalmente la ANF organiza campeonatos de una semana o 10 días para cada categoría. Dentro de lo que estamos implementando en el marco de la Sub-15 realizaremos un trabajo por sectores, en cada departamento. Involucrará altiplano, valles y oriente. En cada zona habrá una selección provincial, que también participará en el Nacional de cada división, ya sea Sub-15, Sub-17 o Sub-20. Eso dará lugar a que se amplíe el abanico de futbolistas a ser observados. A veces, a nosotros, los entrenadores, nos dicen: “hay un chiquito en tal provincia que juega muy bien”, pero si no se lo desarrolla ese niño se pierde.

— ¿Y en cuanto a la Sub-17, qué previsiones hay?

— Es la selección que por ahora genera la mayor tarea. Se entiende que esta categoría será la que va a jugar en 2019 el Sudamericano Sub-20 y ha representado al país, en Chile, durante febrero, bastante bien. Hay una cantidad de jugadores muy buenos, cabe respaldarlos y la Federación lo ha entendido bien. Habrá dos torneos en los que tomarán parte; uno es el Bolivariano en Colombia (a finales de 2017) y otro el Odesur, de Cochabamba (en 2018). A partir de julio comenzarán los entrenamientos de 15 días cada 30, porque hay que asumir que están en colegio y es muy difícil apartarlos del estudio. Con base al plantel que ya conocimos vamos a alistarlos. Esperamos que para noviembre tengamos por lo menos 45 días a todos los muchachos juntos, practicando en pos de que la representación en los Juegos Bolivarianos sea de veras muy buena. Ya tienen una base, una idea de lo que se juega y hay varios que están en excelente nivel. Más adelante el desafío será ganar la medalla de oro en los Odesur, con la opción a ir a otro certamen en Argentina al año siguiente.

— ¿Por qué se ha considerado extender el número de integrantes del cuerpo técnico?

— En este momento el cuerpo técnico de la selección mayor de Bolivia, también ocupado de los cuadros de divisiones menores, se encuentra conformado por nueve personas. El tema es que en noviembre tendrá lugar el Sudamericano Sub-15 en Chile. A su vez, en Colombia, el Sub-17 enmarcado en los Juegos Bolivarianos y, al mismo tiempo, afrontaremos la fecha FIFA inherente a la selección mayor. Por ende es imposible que entre los actuales componentes abarquemos todos los compromisos bajo la premisa de preparar realmente bien a estas selecciones. Se realizó el pedido a la Federación para que se nos apoye por lo pronto con seis personas más para categorías menores. Si se pudiera que fueran 12 constituiría lo ideal. Vamos a tratar de nominar dos en Santa Cruz, dos en Cochabamba y dos en La Paz, para que de dichas bases se vayan movilizando al interior de sus regiones; de esa manera podremos escoger más certeramente a los futbolistas. Necesitamos sí o sí incrementar el número de personas.

— ¿En qué medida esta petición ha encontrado receptividad en las instancias dirigenciales de la federación?

— Contamos con la comprensión de la presidencia y comité ejecutivo de la Federación. Se ha entendido bastante bien que nuestra forma de trabajar es integral en todos los aspectos: físicos, técnicos, tácticos. Es que este cuerpo técnico al asumir la responsabilidad no vendió humo. Comprometió su mejor esfuerzo y capacidad. Se nos ha dado luz verde para conseguir a esta gente y estamos en fase de evaluación. Asimismo, se lanzó una propuesta destinada a tener un cuerpo técnico por asociación. Sabemos que va a llevar un poquito de tiempo porque necesitamos conocer directores técnicos que vivan en cada ciudad con staff completo, desde el entrenador hasta ayudante de campo, preparador físico y entrenador de arqueros. De entrada, si hay al menos dos personas en cada asociación representaría un avance porque generalmente lo que se estila es un periodo muy corto antes de los campeonatos y no es lo adecuado.

— Finalmente, ¿cuál es el mensaje del seleccionador nacional en la presente coyuntura?

— Algo fundamental es que se confíe en lo que realizamos. Estamos preparados para llevar al fútbol boliviano a mejores niveles. Podemos generar progreso porque no solamente pensamos que nosotros somos los que vamos a conseguirlo, sino que procuraremos acercar a profesionales del exterior bajo la óptica de masificar en alto grado los conocimientos de todos. En consecuencia, el mensaje es de esperanza y tranquilidad. Sé que hay mucha gente que en el momento que uno está desarrollando la actividad discrepa y eso es respetable, pero hemos ido demostrando paso a paso, tanto en los equipos profesionales que hemos conducido, como en todos los partidos de la selección, aciertos significativos. Equivocaciones las puede tener cualquiera, pero entiendo que el camino es el idóneo. Espero que la gente se identifique con nuestro trabajo y que lo apoye porque va a producir resultados positivos.

Oscar Dorado Vega es coordinador nacional de Comunicación de la FBF.

Perfil

Nombre: Mauricio  Ronald Soria Portillo

Nacimiento: Cochabamba, 1 de junio de 1966

Cargo: Seleccionador boliviano

Jugador y entrenador

Cuando era jugador se desempeñaba como golero, entonces integró varios equipos profesionales del país y también jugó en la selección nacional.

En su trayectoria como entrenador fue campeón con Wilstermann, Real Potosí y The Strongest. También dirigió a Blooming.

En la actualidad se desempeña como seleccionador nacional por segunda vez. En la primera dirigió a Bolivia en la Copa América de 2015, en Chile, donde la Verde llegó hasta cuartos de final.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia