Fútbol

‘Como estar en un submarino’

La selección nacional utiliza la cámara hiperbárica para hacer más rápida la adaptación y para ayudar a curar algunas lesiones que padecen los jugadores

Sesión. Danny Bejarano (izq.), Diego Bejarano y Martin Smedberg-Dalence reciben oxígeno.

Sesión. Danny Bejarano (izq.), Diego Bejarano y Martin Smedberg-Dalence reciben oxígeno. Pedro Laguna.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

03:01 / 06 de noviembre de 2015

El deporte va de la mano con los avances de la tecnología y éstos suelen hacer “milagros”, por ello ahora también se compite fuera de las canchas atendiendo las recomendaciones médicas para aprovechar al máximo todos los recursos disponibles en procura de conseguir un rendimiento al 100% de los equipos y sus integrantes.

En su preparación para afrontar los partidos de las eliminatorias para el Mundial Rusia 2018, la selección nacional recurre a las cámaras hiperbáricas sobre todo para dos aspectos: uno, ayudar en la recuperación de lesiones y fatigas musculares; y dos para lograr una rápida adaptación a la altitud de La Paz en el caso de los futbolistas que vienen del exterior.

Ataviados como si fueran astronautas, los futbolistas pasan periodos en esa cámara sin hacer nada más que respirar. La máquina hace el resto y los resultados suelen ser sorprendentes.

Fabián Pacheco, médico de la selección, explica que una cámara hiperbárica es un espacio en el que se introducen presiones de oxígeno que penetran en el cuerpo dependiendo de la necesidad que éste tenga. “En el caso de los jugadores es para tejidos y músculos, no las utilizamos para otras partes del cuerpo. La presión es   como estar en un submarino”.

Especialistas se preocupan en cada sesión de que el nivel de oxígeno se mantenga en procura de que el resultado sea óptimo. “Se utiliza con fines terapéuticos desde hace unos seis años, tiende a dar vitalidad a la célula enferma. Esta tecnología ayuda para aliviar el estrés del músculo o recuperarlo”, dice Pacheco.

Martín Smedberg-Dalence, Danny Bejarano y Diego Bejarano acudieron ayer por la mañana a una sesión, fue para facilitar su adaptación a la altitud de La Paz, a fin de que lleguen en la plenitud de sus condiciones al juego del jueves contra Venezuela, por la tercera jornada premundialista.

“Como vivimos a 3.600 metros sobre el nivel del mar, el organismo acostumbrado a jugar a nivel del mar viene a La Paz y sufre un desbalance, con esto ayudamos a estimularlo. El cuerpo tiene memoria, el atleta pensará después de estar en la cámara que está en su lugar de residencia y podrá rendir de la misma manera”. No todos los convocados acuden a las sesiones. El cuerpo médico se encarga de hacer evaluaciones a diario, y los fatigados o lesionados tienen prioridad.

Pacheco cuenta su experiencia en Barcelona, España, donde pasó un curso de uso de las cámaras y se sorprendió al saber que atletas de élite como el astro argentino Lionel Messi tiene una en su domicilio. También los tenistas Novak Djokovic y Roger Federer “casi viven en las cámaras” para jugar en alto rendimiento cada dos o tres días en las grandes competencias del circuito mundial. “Eso les ayuda a ser los mejores, se los ve fuertes, rápidos, con fuerza, como si hubieran descansado mucho tiempo”.

Ramallo sigue su proceso

Recuperación

Rodrigo Ramallo acude a sesiones en cámaras hiperbáricas en un centro médico privado, la labor es personalizada para poder recuperarse de un desgarro en la región de los gemelos de la pierna derecha. También tiene un tratamiento con células madre.

Seleccionados

Otros integrantes de la selección utilizan el Centro Hiperbárico de Medicina Actual (Cehima SA). Allí acuden los futbolistas en grupos de a tres, que es la capacidad máxima que soporta la cámara.

En el país

Los centros más grandes que cuentan con cámaras hiperbáricas están en La Paz. El médico Fabián Pacheco señaló que tiene conocimiento de que también hay en Cochabamba. En cambio, no sabe ni conoce de uno en Santa Cruz.

Futuro

Con la experiencia que tuvo en Barcelona supo que se está trabajando en modernizar y hacer que las cámaras tengan más utilidades para la gente común.

Puede tratar también diabetes y quemaduras

Las cámaras hiperbáricas no solo son utilizadas para ayudar a los atletas de alta competencia, también son recomendadas para personas con patologías como diabetes o tratamientos de quemaduras. Su uso es frecuente de parte de gente que acusa estrés. Según el médico Fabián Pacheco la presión de oxígeno ayuda en aspectos psicológicos. “Se vio muy buenos resultados en el tratamiento del pie diabético que es muy complicado de manejar por la alta concentración de glucosa. En el caso de quemaduras importantes, es para la rehabilitación de las células. Oxígeno y agua son esenciales para empezar la recuperación del cuerpo”, indica Pacheco.

Sin embargo, el costo que hay que desembolsar es el principal motivo de preocupación para el galeno, porque “no es muy económico, pero sabemos que hay ayuda para que la gente pueda acceder a tratamientos que no son medicamentosos y que garantizan la recuperación”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia