Fútbol

Con premio al mejor técnico, el alemán Heynckes pone broche a una exitosa carrera

El alemán Jupp Heynckes pone fin a más de 50 años de exitosa carrera en el mundo del fútbol, primero como jugador y después como técnico, tras anunciar su retirada a finales de la pasada temporada.

La Razón Digital / AFP / Zúrich, Suiza

16:57 / 13 de enero de 2014

Con el premio al mejor entrenador del año 2013, el alemán Jupp Heynckes pone fin a más de 50 años de exitosa carrera en el mundo del fútbol, primero como jugador y después como técnico, tras anunciar su retirada a finales de la pasada temporada.

Heynckes ya había tenido un apoteósico adiós, tras lograr lo que nunca antes había conseguido un equipo alemán: ganar en la misma temporada Liga de Campeones, Bundesliga y Copa alemana.

Pese a esos éxitos, anunció su retirada al finalizar el curso, uan vez que ya se había hecho pública la contratación del español Pep Guardiola, el exitoso extécnico el Barcelona, como entrenador del Bayern para esta temporada.

"Tras más de 50 años dedicados al fútbol, consideré que era le momento oportuno para decir adiós", explicó este lunes en Zúrich, antes de la gala del Balón de Oro, con esa naturalidad y sencillez que siempre caracterizó a este alemán de 68 años.

Pero los títulos con el Bayern eran fruto del trabajo en equipo y a Heynckes le faltaba el reconocimiento individual que le ha llegado este lunes.

Nacido en Moenchengladbach en 1945, aún con el eco de las bombas resonando en su Alemania natal devastada por la Segunda Guerra Mundial, en el seno de una numerosa y muy humilde familia, al joven Joseph, aunque todo el mundo le conoce con el apelativo de Jupp, le esperaba un futuro en las minas de su región, pero éstas cerraron por la crisis de la posguerra y tuvo que dedicarse al fútbol.

Como jugador fue fiel al Borussia Moenchendgladbach, donde vivió los mejores años de la historia de este club alemán, ganando cuatro Bundesligas en los años 70 al Bayern Múnich, cuando el equipo que lideraba Franz Beckenbauer dominaba en Europa, además de la Copa de la UEFA de 1975.

Con la selección de la República Federal Alemana ganó el Mundial-1974 y la Eurocopa-1972.

Con 220 goles en 369 partidos de Bundesliga, aún hoy Heynckes es el tercer máximo anotador de la historia del campeonato alemán, sólo por detrás de los 365 de Gerd Müller y los 268 de Klaus Fischer.

Tras colgar las botas, Heynckes siguió ligado al fútbol como entrenador, entre otras cosas porque como él mismo reconoce "no sabía hacer otra cosa".

Como técnico, comenzó su carrera, como no, en el Moenchengladbach, pero en 1987 dio el paso de fichar por el Bayern Múnich, con el que ganó dos Bundesligas, en 1989 y 1990.

Eso le llevó a España, donde pasó dos años en Bilbao y otros dos en Tenerife (con una temoporada en medio en el Eintracht de Fráncfort). El buen juego de sus equipos hizo que el Real Madrid apostara por él en 1997 para conjuntar un equipo lleno de individualidades: el brasileño Roberto Carlos, el croata Davor Suker, el argentino Fernando Redondo, el holandés Clarence Seedorf, un joven Raúl y el montenegrino Pedja Mijatovic.

Un gol de éste frente a la Juventus en el Ámsterdam Arena dio al Real Madrid la ansiada séptima Copa de Europa, la primera 'en color', pero al finalizar la temporada Heynckes no continuó, hastiado de los problemas que generaba un vestuario con tantos egos.

Regresó a Bilbao, pasó por el Benfica y diversos equipos de su país hasta que en 2011 fue llamado por tercera vez por el Bayern Múnich con el objetivo ahora de poner fin al reinado del Borussia Dortmund.

El punto culminante de su carrera llegó con el triplete de la temporada pasada, pero este lunes, al recibir el premio el Mejor Entrenador, continuó con su humildad de siempre y evitó el protagonismo.

Heynckes recordó que el fútbol es un deporte de equipo y que para tener éxitos hace falta "un club de primera fila (...), unos directivos que entiendan de fútbol, tener jugadores de primer nivel, un cuerpo técnico que funcione... muchas personas que participen de ese éxito".

"Tengo que agradecer a todos los que han estado detrás y hacen su faena desde la segunda línea y son tan importantes como el primer entrenador. Estoy muy feliz por culminar mi carrera con este galardón. Es algo que hace diez años no hubiera soñado" concluyó Heynckes.

Serio como es, incluso se permitió una broma al señalar que "es una novedad que un entrenador jubilado gane este galardón al final de su carrera".

Un entrenador jubilado sí, pero con el reconocimiento de ser el mejor del pasado año.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia