Fútbol

La temible pareja del gol santo

Artilleros San José juntó por primera vez en el fútbol a dos amigos de barrio, que crecieron juntos y tienen muchas cosas en común, entre ellas la de ser amigos del gol

Postal orureña. Saucedo (izq.) y Salinas en el Templo del Socavón, al fondo la imagen de la Patrona de los mineros.

Postal orureña. Saucedo (izq.) y Salinas en el Templo del Socavón, al fondo la imagen de la Patrona de los mineros.

La Razón / Jorge Asturizaga / La Paz

00:51 / 30 de abril de 2012

Carlos Saucedo y Pablo Salinas forman una dupla letal denominada “Sa-Sa”, que está de moda en el fútbol boliviano gracias a los goles que han convertido para San José de Oruro en el campeonato Clausura de la Liga. Los dos llegaron como únicos refuerzos del club para la segunda parte de la temporada y han devuelto esa inversión de la entidad con lo que mejor saben hacer: anotar.

Entre ambos hay una estrecha amistad, son de la misma edad, Pablo es mayor por un poco más de un mes. Nacieron a la vida y al fútbol en el mismo barrio de Santa Cruz, allí dieron sus primeros pasos en esto que les apasiona y que se ha convertido en su actividad profesional.

Aunque se conocen prácticamente desde la cuna, es la primera vez que juegan juntos en un club de primera división. Tal vez sin saberlo, el Santo se dio el gusto de juntarlos a comienzo de año y ahora se han convertido en titulares indiscutibles en el esquema del director técnico Marcos Ferrufino y son figuras.

Llegaron el mismo día a Oruro, su empresario Osmar Vaca hizo rápido las gestiones para su vinculación al cuadro de la V azul, al que le han tomado cariño. Su contrato acabará con el torneo Clausura, pero manifiestan su deseo de seguir aportando en la ciudad de Sebastián Pagador.

También sueñan con la selección nacional. Haber sido citados para el miniciclo que desarrolló la Verde la semana pasada les ha aumentado la ilusión de estar en la lista definitiva para los partidos de junio frente a Chile y Paraguay. Consideran que han hecho méritos suficientes como para regresar al plantel, pero dejan la última palabra a Gustavo Quinteros. Mientras tanto, ellos cumplen en la cancha.

Cada uno tuvo un pasado inmediato futbolístico distinto, mientras uno hacía goles en Aurora de Cochabamba, el otro dedicaba sus mayores esfuerzos para recuperarse de una grave lesión que tuvo en el fútbol colombiano y que lo alejó por varios meses de las canchas.

“Volver a Bolivia y a San José después de mi lesión fue una buena decisión. Lo que me pasó fue muy grave, sin embargo eso forma parte del pasado, lo he superado y estoy regresando al nivel de siempre”, dice Salinas cuando habla de la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda que fue la peor lesión de su carrera.

Recuerda que después de cinco meses estaba listo para jugar, pero por el tema de las medicaciones esperó uno para regresar a las canchas con el Deportivo Quindío. Jugó los últimos cinco partidos del anterior certamen.

Al momento de hacer memoria de la amistad con Saucedo, recuerda los partidos de barrio en la capital oriental cuando con él formaban parte del mismo equipo.  “Nunca jugamos juntos profesionalmente, sólo lo hicimos en el barrio, él vivía a cuatro casas de la mía. Nos encontramos en Colombia, cada uno en su equipo, y ahora San José nos ha juntado”. 

Desde pequeños los dos fueron delanteros, juntos aprendieron a cultivar las técnicas. “En el barrio es todo para adelante, sin preocuparse de defender. Ahora, a nivel profesional, cada uno cumple su rol”, agrega. Saucedo también retrocede a través de los años y cuenta que equipos de mayores los convocaban como “refuerzos” para visitar otras zonas. “Era de jugar todos los días sin descanso, los dos siempre fuimos delanteros”.

La amistad que han construido los ayuda para estar en San José. “Nos entendemos muy bien,  fuimos los dos únicos refuerzos para el equipo. Entre nosotros no hay envidia ni egoísmos dentro de la cancha”, señala el goleador  del torneo Clausura. Cuando llega el momento de hablar del presente, Pablo dice que están pasando por una buena racha, los goles lo certifican y ayudan para que San José esté arriba. Además destaca  el trabajo de cuerpo técnico y jugadores.

“Una lesión nadie la espera, me llegó cuando estaba en mi mejor momento en Colombia. La disciplina en la recuperación me ayudó para volver a jugar, aprendí bastante, trabajé el doble. Regresé  antes de lo previsto, por obvias razones no renové contrato en Colombia y apareció lo de San José, donde me siento a gusto”.

Carlos, por su parte, se mantiene en lo suyo aportando con goles, los hizo en donde jugó. “Me ha ido bien, en los equipos que jugué hice goles, en San José sigo igual, como antes. Sabía la historia de que hubo jugadores que estaban perdidos y venían al equipo y se recuperaban. No es mi caso porque en Aurora hice goles, también en otros clubes, sigo como siempre. Debo destacar el apoyo de la hinchada, eso es muy bueno para nosotros”.

Al momento de hablar de las condiciones del otro no hay ahorro en los elogios. Se destacan y valoran las condiciones. “Carlos es un goleador nato, sabe pararse bien en los lugares por donde pasa el balón, tiene al arco entre ceja y ceja. También es compañero, hace pases gol, hice muchos con su ayuda”.

“Pablo es goleador, uno nace y se hace para esto. Tiene el instinto de hacer goles, a diario trabaja en mejorar sus técnicas y en la cancha se ve la actitud y las ganas que pone. Destaco su velocidad y el juego que tiene para encarar, me ayuda mucho a hacer goles y él también los hace, nos beneficiamos todos porque San José es protagonista de primer orden en el campeonato”.

El título es el gran objetivo del crédito orureño para este certamen. La recta final encuentra al Santo peleando los primeros lugares. Los dos confían en la capacidad del grupo para llegar a la meta y darle a Oruro la clasificación a un torneo internacional. “Lo nuestro es luchar por el título, no hay más. El equipo está muy comprometido, hay mucha unidad, fuerza, compañerismo entre todos. Debemos seguir así para conseguirlo, no podemos caernos en la parte más importante”, manifiesta Salinas.

Saucedo coincide con su amigo y compañero de trabajo. “Pensamos en el título, un premio internacional caería bien, estamos muy apretados en la parte alta y dependerá de nosotros para conseguirlo. Eso es lo que pienso, también quiero ser goleador, pero primero es lo primero”. El futuro futbolístico también es motivo de conversación. Tienen contrato hasta el final del torneo, le agarraron cariño al Santo, aunque una oferta internacional podría hacerles cambiar los planes.

“En este momento no tengo intenciones de irme, quiero seguir en San José, descartaría alguna oferta en el fútbol boliviano. En Oruro hay buenas posibilidades de jugar una copa internacional”, señala Saucedo. Salinas también quiere seguir. “Mi contrato acaba al final del torneo, pero la prioridad tiene San José, fue el club que confió en mí”.

Perfil

Nombre: Carlos Enrique Saucedo Urgel

Fecha de nacimiento: Santa Cruz, el 11 de septiembre de 1979

Ocupación: Futbolista

Posición: Delantero

Convirtió goles en la Liga para los siguientes equipos:

Oriente: 6 (Su primer gol fue logrado el 24 de mayo de 2006 ante Aurora).

Bolívar: 18

Blooming: 7

The Strongest: 11

Aurora: 15

San José: 13 TOTAL: 72 (hasta la jornada 18 del actual torneo liguero).

Perfil

Nombre: Pablo Antonio Salinas Menacho

Fecha de nacimiento:Santa Cruz, el 7 de agosto de 1979

Ocupación: Futbolista

Posición: Delantero

Convirtió goles en la Liga para los siguientes equipos:

Real Potosí 13 (allí anotó su primer gol, el 9 de marzo de 2003 ante Aurora).

Blooming: 4

Wilstermann: 15

The Strongest: 12

Bolívar: 8

Oriente: 6

San José: 8

TOTAL: 66 (hasta la jornada 18 del actual torneo liguero).

Con sus goles piden un lugar en la selección

La selección nacional está en la mira de ambos. Piensan que por la campaña de San José y por lo que hicieron en la cancha para el cuadro orureño se merecen un lugar. “Los partidos que hemos hecho en San José nos dan la razón, jugamos juntos, hicimos  varios goles. Muchos llegaron de jugadas elaboradas entre los dos, se nota que somos  una buena opción para la selección. Gracias a Dios nos citaron a los dos. Ojalá podamos seguir en este camino”, piensa Salinas. “Seguro que podemos ser pareja para la Verde. Los dos estamos haciendo bien las cosas, tendremos chances si seguimos así, considero que tenemos la ventaja de que estamos ambientados a la altura, trabajamos y residimos en Oruro y podemos estar en el equipo”, destaca Saucedo.

Marchan parejos en materia de goles

En el fútbol profesional. Carlos Saucedo ha marcado (hasta la fecha 17 del Clausura) 70 goles, mientras que Pablo Salinas hizo cuatro menos, su registro es de 66. El primero cuenta que una de las técnicas que debe corregir es el juego por las bandas. “Muchas veces, en procura de abrir la cancha, debo salir del centro del área y me cuesta desempeñarme por los costados, es ahí donde debo trabajar más”. Salinas, en cambio, tiene la virtud de jugar por ese sector y no es mucho de quedarse como punto de referencia frente al arco. “Soy más de punta, voy al frente, encaro con velocidad. Para mí esa es mi principal virtud futbolística, también el compañerismo, pues en el fútbol uno aprende que todos debemos empujar el carro hacia adelante”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia