Fútbol

El único camino fue Campos

Los dos zurdazos de Jhasmani Campos fueron salvadores —el primero para hacer soñar con algo grande—, sobre todo el segundo, porque gracias a él Bolívar derrotó anoche al Santos (2-1) logrando una parte de las metas que se había propuesto, la victoria, porque la otra, que era ganar por más goles de diferencia, quedó en intención y por eso complicó su situación en la llave.

Vencido. Había comenzado el partido, Campos metió un bombazo que superó a Rafael, la pelota pegó en la espalda del golero y se metió en su arco.

Vencido. Había comenzado el partido, Campos metió un bombazo que superó a Rafael, la pelota pegó en la espalda del golero y se metió en su arco.

La Razón / Ramiro Siles / La Paz

04:35 / 26 de abril de 2012

Hay que admitir que tan escasa diferencia, más allá del triunfo, hace pensar en que es poca, tomando en cuenta además la envergadura futbolística del rival, un Santos que aquí vino a defenderse, pero que en su casa será todo lo contrario.

El esfuerzo que Bolívar hizo por superar las barreras propuestas por la doble línea de cuatro brasileña no fue suficiente, y es que el equipo celeste no tuvo manera de entrar en el área, lo intentó de diferente manera y siempre se topó con la resistencia de los albos; por eso tuvo que apelar a los disparos desde afuera que no prosperaron salvo en los dos goles.

Quizás Hoyos y compañía creyeron que Santos no iba a ser tan defensivo, y tal vez pensaron —y se equivocaron— que luego del gol de ‘camarín’ logrado por Jhasmani, el brasileño iba a salir un poco más a buscar el empate. No sucedió nada de ello.

El acierto —el bombazo— de Campos a los 2 minutos fue el inicio soñado, comenzar ganando era una parte del plan, la otra tenía que ver con sacudir más la red contraria, pero cada vez se hizo más difícil poner en apuros al arquero Rafael, que tuvo pocas atajadas porque el peligro no fue mayor.

Bolívar perdió fuerza —sobre todo en lo anímico— por la salida de Ferreira, otra vez lesionado, y no tuvo presencia en el área por más que Cantero se metía, y es que la pelota nunca le llegaba al paraguayo, siempre terminaba en los zagueros de Santos.

El campeón copero generó por primera vez una acción de peligro a los 24’, y diez minutos después (34’) dispuso de un tiro libre que sirvió para el empate: el disparo de Elano fue atajado por Argüello, la pelota pegó en el palo y le quedó a Maranhao. Disparar de lejos era lo que le quedaba a Bolívar. Insuficiente.

En el segundo período se movió un poco más, pero en las pocas opciones reales faltó la definición. Bolívar se salvó un minuto antes de que Campos dispusiera —a los 74’— de otro tiro libre, con esa zurda de oro colocó la pelota por encima de la barrera, la hizo bajar y picar antes que se metiera en el arco de Santos. Fue el gol del triunfo. Y de nada más.

Los datos

Gol 300

Bolívar llegó a 300 goles en sus 202 partidos disputados en la Copa Libertadores de América (en sus 18 participaciones).

Tarde

Los horarios fueron una burla hacia el público y los telespectadores. Los dos equipos entraron tarde, peor Santos, y el cotejo empezó con diez minutos de retraso. Todo por un pedido  de la Tv brasileña.

Más retraso

En el intermedio hubo otro tanto, Santos hizo lo que quiso, tardó en volver, y el paréntesis duró más de 20 minutos.

La figura - Jhasmani Campos

Esos dos impecables tiros fueron determinantes para la victoria. Además, trabajó de manera incesante buscando abrir espacios en ataque.

El árbitro - bien

El chileno Ossés estuvo preciso, cobró bien. Al comienzo no midió las faltas cometidas por el Santos, algunas de ellas ameritaban amonestación.

A Santos le bastará con ganar 1-0 el 10 de mayo

La victoria sirve, pero parece insuficiente. Bolívar ganó por un apretado 2-1 que no le garantiza nada. Es más, Santos le hizo un gol y esa es una ventaja para el brasileño, al que le bastaría con vencer 1-0 en su casa para clasificarse a la próxima fase de la Copa Libertadores de América.

Eso significa que la Academia está obligada a buscar, dentro de dos semanas, mínimo un empate cuando devuelva la visita al campeón defensor del certamen. Para ir a una definición por la vía de los penales tendría que darse un resultado como el de anoche, pero a favor de Santos.

La revancha está programada para el jueves 10 de mayo, a las 18.30 (hora boliviana). Según anticipó la dirigencia del equipo brasileño, está haciendo la solicitud para jugar en el estadio Pacaembú de Sao Paulo y no en el suyo, el Vila Belmiro, en Santos, porque éste tiene capacidad sólo para 18 mil espectadores. Bolívar, en principio, ha dicho que no se hace problema.

Campos lleva tres goles

Goleador

Jhasmani Campos se convirtió en el goleador de Bolívar —y de los equipos nacionales— en esta Copa Libertadores de América. Lleva tres (con los dos de anoche), a los que se suman dos de campañas anteriores.

En planilla

A propósito. En la mesa de control el primer gol se le otorgó a Campos por más que ‘por accidente’ el balón —que rebotó en un palo— hubiera pegado en la espalda del arquero brasileño y se metiera luego en su arco. Se juzgó la intención que tuvo el jugador boliviano para buscar introducir el esférico en el arco de Santos.

Otra vez 2-1

El brasileño Santos ha perdido, por el mismo marcador (1-2), en los tres últimos encuentros que disputó en Bolivia: ante San José en 2008, y ante los atigrados —hace algunas semanas, en la fase de grupos— y frente a los celestes en esta temporada.

Historia repetida - Lorenzo Carri

Fue insufrible. Pero ganó Bolívar —repitiendo la dosis que había logrado The Strongest ante los santistas— y eso es lo que se anotará  y lo que vale por ahora. Ganó un Bolívar cuyo desempeño fue y será explicado en términos técnicos, pero eso no convencerá a nadie. Perdió un Santos que repitió, casi calcado, su desempeño de la visita anterior.

Tal vez porque “esto es fútbol”, como dicen los que saben, vimos lo que vimos. Primer tiempo olvidable. Empezó con una torpe falta de Edu Dracena y un tiro libre precioso de Jhasmani Campos. Poste, carambola en el arquero y gol al minuto y segundos.

Siguió con “el final del experimento-Ferreira” (21 minutos) que seguramente será explicado en términos médicos pero… Prosiguió con el árbitro Osses, que después de 25 minutos y golpes por ambas partes comprendió que era tiempo de mostrar una amarilla al visitante Dorval. Hubo varias incursiones de Neymar que quiso eludir a medio Bolívar. Hasta que a los 32 minutos Frontini intentó pararlo en seco y le dejó a Santos un tiro libre de película.

Cuatro minutos después —sí, cuatro minutos— remató Elano, Argüello salvó con gran esfuerzo pero la pelota rebotó en el poste y llegó Maranhao para meterla con alma y vida. Y eso es todo en un campo donde la pelota sufrió de hipo. La segunda etapa fue peor.

Santos le entregó el terreno a Bolívar que pretendía atacar, e insistió en los remates de media y larga distancia. Los celestes no tuvieron orden y los de Santos reventaban toda pelota que andaba cerca. A los 29 Adriano golpeó a Campos, y el zurdo volvió a tener un tiro libre ejecutado a la perfección. Dos a uno.

Santos comprendió que el partido era en serio y entonces decidió buscar el empate. Neymar volvió a la circulación y a recibir golpes. A los 40, Argüello salvó perfectamente un remate del astro visitante. A los 45, el técnico de Bolívar hizo un cambio sonoro: Eguino por Campos para que éste recibiera la ovación. Y a punto estuvo de hacer ingresar a Damir Miranda, pero no todo se puede conseguir en esta vida.

Lorenzo Carri es periodista y estadístico.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia