Fútbol

Se usarán 2.000 m lineales de tuberías

Desde Estados Unidos llegarán los nuevos aspersores para el riego

Trabajo. Una de las retroexcavadoras retira una parte del pasto del estadio Hernando Siles.

Trabajo. Una de las retroexcavadoras retira una parte del pasto del estadio Hernando Siles. Wara Vargas.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

02:52 / 01 de agosto de 2014

El cambio del piso del terreno de juego del estadio Hernando Siles también implica la renovación total del sistema de drenaje y riego de la cancha. Para la construcción se utilizará unos 2.000 metros lineales de tuberías. Juan Méndez, quien tiene a su cargo la dirección de la obra, informó que desde Estados Unidos llegarán en los próximos días 54 aspersores para su instalación.

La especificación técnica del material a comprar son tubos PVC esquema 40 que son de policloruro de vinilo, diseñados exclusivamente para conducción de agua a presión. “Tienen la resistencia necesaria para el uso diario, aguantará sin problemas la presión de una bomba de 20 caballos de fuerza. El material se fabrica en el país”, comentó Méndez.

De los aspersores indicó que tienen un émbolo que con la presión del agua sale a la superficie, empieza a girar y distribuye el agua en un chorro que simula una  lluvia. Cuando acaba el riego, se procede al apagado de la bomba y automáticamente se pierde en el terreno. “Es imposible que una persona que no conoce dónde está instalado lo pueda ubicar”.

Para el regado, el escenario cuenta con un tanque con capacidad para 34.000 litros instalado cerca de la puerta de administración, tiene dos bombas sumergibles de 20 caballos de fuerza.

Para cada riego se utilizan unos 5.000 litros de agua, pero en época de invierno, cuando el clima es más seco en la Paz, se riega de dos a tres veces, según los requerimientos. “Vamos a instalar los aspersores en procura de que el riego sea uniforme, el único inconveniente es que el sistema que manda el agua es circular, mientras que la cancha tiene forma rectangular; por tanto, hay zonas que reciben más o menos agua. En los lugares donde se requiera el líquido elemento lo haremos manualmente con mangueras”, agregó Méndez.

Antes de comenzar la tarea de excavaciones, los encargados del cuidado de la cancha ya detectaron que había anormalidades en el riego y en el drenaje.  La aparición de charcos y zonas blandas fueron los síntomas de que las tuberías cumplieron su ciclo útil y empezaron a romperse. Se tuvo que hacer huecos en el terreno para que el agua filtre.

Agrint, con larga experiencia

Hace 25 años

Juan Méndez es el principal encargado del mantenimiento de la cancha del estadio, contó que en 1989 se acercó al escenario después de enterarse por los medios de que se iban a realizar labores de revitalización del césped.

Cariño

Recordó que su primera labor fue para las eliminatorias del Mundial de Italia 90. “Vine como un curioso y después realicé la labor encomendada y vieron que el trabajo fue bueno y desde esa vez me quedé”. Agrint es el acrónimo de Agricultura Intensiva.

Pista atlética

La segunda fase es el cambio de la pista atlética, la anterior membrana fue retirada y ayer comenzaron a mover el piso donde estaba instalada, queda una buena cantidad de piedras por retirar.

Otras obras

Hay sectores del hormigón y del acero de la estructura que están dañados y también serán reparados, pero las obras no pueden hacerse en simultáneo y esas refacciones se harán al final.

Espera

En Alto Irpavi se ha sembrado el nuevo pasto del escenario de Miraflores, allí espera para su traslado. Obreros entrenados en el manejo y cuidado de la hierba se preparan para el corte de los tepes.

Primer ensayo

Para el 5 de octubre está previsto que se juegue un partido de Liga sobre la nueva alfombra verde. Los jugadores harán la evaluación y de acuerdo con sus criterios se procederá a realizar los últimos detalles para su puesta a punto. El 1 de noviembre será la entrega oficial.

Una fuerte inversión,  pero es necesaria

La primera fase de las obras de refacción del estadio Hernando Siles tiene un costo de  6.401.261 bolivianos y se la adjudicó el 11 de diciembre del año pasado. El gobernador del departamento de La Paz, César Cocarico, señaló que es mucho dinero, pero que era necesario hacer la inversión porque se trata del principal estadio del país y allí juega sus partidos la selección nacional.

Jaime Méndez, el director de la obra, dijo que “tener un estadio con un campo de juego en buenas condiciones es un gustito aparte y hay que hacer la inversión necesaria y también destinar recursos para su cuidado”.

Las semillas para el nuevo pasto del escenario fueron traídas desde Holanda, soportan climas extremos y, en el caso paceño, no perderá el verde ni en la época de invierno. Garantizó que la vida de la nueva alfombra del escenario durará al menos 30 años; pero si se hace el mantenimiento adecuado y se brinda el descanso merecido por temporada, su ciclo puede ampliarse.

Explicó que una vez retirado el material de la cancha, el paso siguiente es la excavación de zanjas de drenaje, allí se pondrán los tubos y se procederá con la cubierta de tierra. “El material que vamos a utilizar es granular, con gravilla y capas de arena de diferentes espesores”. Después viene el instalado del sistema de riego, luego otra capa de arena de 15 centímetros y finalmente la mezcla especial de tierra donde se instalarán los nuevos tepes.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia