Marcas

‘Es el gol más importante’

Jaime Arrascaita festejó con todo el gol de la victoria. Corrió hasta un sector de la tribuna y se trepó, dirigiendo la dedicatoria  a sus familiares que estaban  en el estadio.

Jaime Arrascaita festejó con todo el gol de la victoria. Corrió hasta un sector de la tribuna y se trepó, dirigiendo la dedicatoria a sus familiares que estaban en el estadio. Ángel Illanes.

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

02:20 / 16 de diciembre de 2013

Jaime Arrascaita contó que cuando realizaba el calentamiento antes de ingresar a la cancha se imaginaba convirtiendo el gol del triunfo, pues quería dedicarlo a sus padres, Jaime y Cecilia, quienes junto con su tía Angélica y algunos de sus primos habían llegado desde Santa Rosa de Mapiri para verlo jugar.

Marcó el 2-1 a los 46 minutos del segundo tiempo, salió disparado hacia la tribuna de preferencia y se colgó de la malla para compartir la alegría del gol —calificado por él mismo como el más importante de su carrera— con sus familiares.  “Lo festejé con todo porque llegó mi familia. Mis padres hicieron ese esfuerzo y me acordé de ellos en ese momento”, dijo Arrascaita al final del partido.

Admitió que está ansioso, pues el título 19 de Bolívar en la Liga está cerca y si llega será el primero para él, quien apareció en el primer plantel este año.  “Con los compañeros estamos trabajando para dejar en la cancha todo nuestro esfuerzo. El equipo tiene mucha actitud y está unido, eso nos sirve mucho”.

Al salir de vestuarios fue el más requerido por los medios, atendió a todos gentilmente y también lo hizo con los hinchas que le pidieron fotografías y autógrafos. Cuando subió al bus del plantel, los asientos estaban ocupados y el héroe de la tarde de Bolívar no se hizo problema para hacer el trayecto rumbo al hotel de concentración parado.

Argüello cumplió su castigo

Puede jugar

Marcos Argüello cumplió ayer la sanción de cuatro partidos y está a disposición del técnico para el último choque.

Arquero

Romel Quiñónez, arquero de Bolívar, tuvo una tarde tranquila, en el segundo tiempo fue un espectador más del dominio de su equipo.

Mal

Gustavo Díaz, DT de Blooming,  cayó presa de los nervios y se fue expulsado por gritar algo demás.

La hinchada empujó al equipo hacia la victoria

Jorge Asturizaga

Bolívar quería reunir ayer en el estadio Hernando Siles a 40.000 personas; pero quizás el mal tiempo que reinó en las horas previas al partido acobardó a mucha gente de aceptar la invitación. Sin embargo, quienes dijeron presente “jugaron” un partido aparte en las tribunas, desde donde empujaron con su aliento al equipo a dar otro paso hacia la conquista del título.

Una y otra vez la gente se agarraba la cabeza tratando de encontrar una explicación a la manera cómo los celestes se perdían goles cantados. Las acciones del juego transcurrieron 99% en terreno de Blooming, pero fallaba la puntada final.

El hincha gritó y cantó, así trató de calmar la angustia que tenía desde que Dennis Pinto marcó el gol del empate para Blooming. El sufrimiento se prolongó por mucho tiempo y se hizo más intenso cuando los tiros de Sánchez Capdevila y Arce fueron devueltos por los postes.

El estadio explotó a los 46 minutos del complemento cuando Jaime Arrascaita —casi debajo del arco— conectó de derecha el centro de Damir Miranda para marcar el gol del triunfo cuando el encuentro agonizaba.

Entraron al estadio 22.463 personas, la mayoría se ubicó en la curva norte y en la general. El equipo tuvo un recibimiento pintado de celeste y blanco. BAISA SRL, la empresa que administra el club, contrató lanzadores de papel picado que fueron ubicados en la bandeja alta de la tribuna de preferencia .

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia