Marcas

Cinco al hilo, como en 1985

The Strongest volvió a ganar, gustar y golear en una lucha palmo a palmo con Royal Pari, ambos líderes. El equipo atigrado se impuso en su visita a Real Potosí.

Segundo. El notable salto de Cristian Novoa y su cabezazo habilitaron a Edison Carcelén para el segundo gol de The Strongest.

Segundo. El notable salto de Cristian Novoa y su cabezazo habilitaron a Edison Carcelén para el segundo gol de The Strongest. Foto: Álvaro Valero

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

07:05 / 07 de agosto de 2018

Con cinco triunfos seguidos, el quinto en la casa de Real Potosí (0-3), The Strongest igualó ayer su mejor inicio histórico de campeonato, como en 1985, en una lucha palmo a palmo con el sorprendente Royal Pari, ambos en la cima de las posiciones del torneo Clausura del fútbol boliviano.

El Tigre, que por ahora está intratable haciendo sentir a sus rivales su efectividad ofensiva, se aseguró los tres puntos para llegar a 15 con los goles de Cristian Novoa —de penal—, Edison Carcelén y su artillero Rolando Blackburn, aunque fueron muchas más las ocasiones creadas, como para que la goleada fuera mayor.

El entrenador atigrado César Farías apostó de nuevo por una rotación y como contra Guabirá, en Montero, hizo muchos cambios. El resultado fue el mismo, una alta producción que lo llevó a ser superior de principio a fin, esta vez ante un adversario más débil a pesar de su localía.

Otra vez se vio a un The Strongest fuerte, bien parado, seguro de sí mismo, ordenado a la hora de defender y recuperar la pelota, y además con muchas variantes en su juego ofensivo, lo que le llevó a tener chances una y otra vez en la cancha del Víctor Agustín Ugarte de la Villa Imperial.

  • DEFINICIÓN. El ecuatoriano Carcelén estira la pierna y convierte en la puerta del arco el 2-0. Foto: Álvaro Valero

Después de una media hora en la que su dominio fue absoluto con varias ocasiones para convertir, entre ellas un tanto anulado por posición adelantada, el primer gol llegó mediante penal a los 32 minutos, definido por Cristian Novoa. En la jugada previa, Henry Vaca había disparado y la pelota fue tocada con la mano por Darwin Peña por cubrirse el rostro.

No hubo reacción de Real, el Tigre bien dispuesto en todo el campo no se lo permitió, le ganó siempre la posesión de la pelota y el dominio territorial, y lo siguió atosigando.

Fue así que también comenzó la segunda parte, en la que el chico Vaca hizo más de las suyas con sus jugadas, aunque encontró resistencia un par de veces en unos mano a manos con el arquero Rafael Santillán.

El segundo tanto fue de Edison Carcelén a los 14 minutos, luego de un centro de tiro de esquina que Novoa pivoteó hacia el segundo palo, donde estaba parado el zaguero.

Alcides Peña, quien por fin pudo debutar al ingresar para el último cuarto de hora, casi hace el tercero, se elevó y golpeó de cabeza a centro de Jhasmani Campos, pero el arquero impidió la conquista.

Rato después, la goleada se consumó con otra endiablada entrada de Vaca, cuyo centro desde la izquierda fue cabal para Blackburn a los 49’.

Encuentre la información completa en la edición impresa del suplemento Marcas de La Razón. (07/08/2018)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia