Marcas

12 hinchas claman por su libertad

Desde hace tres meses, 12 hinchas del club Corinthians de Brasil, presuntos responsables de la muerte del joven aficionado de San José Kevin Beltrán Espada, son parte de los 608 internos (78 mujeres) del penal de San Pedro de Oruro.

La Razón (Edición impresa) / Jorge Asturizaga / Oruro

00:28 / 27 de mayo de 2013

Desde hace tres meses, 12 hinchas del club Corinthians de Brasil, presuntos responsables de la muerte del joven aficionado de San José Kevin Beltrán Espada, son parte de los 608 internos (78 mujeres) del penal de San Pedro de Oruro.

El caso tipificado como homicidio todavía está en fase de investigación, por tanto los ciudadanos brasileños permanecen detenidos preventivamente en un régimen cerrado. Viven juntos y a la vez aislados del resto.

Marcas Plus estuvo con ellos durante unos 45 minutos la tarde del viernes 17 de mayo. En cada una de las dos celdas de unos dos por dos metros se instalaron seis personas, además disponen de un espacio tipo patio.

Para mitigar el intenso frío, utilizan gorros y se abrigan bien.

Para superar la saudade (melancolía por estar lejos de los suyos) que los invade, consiguieron detalles que los acercan a su tierra. Por ejemplo, empapelaron con fotografías y símbolos de su club parte de las paredes de los espacios que ocupan.

Los Gaviões da Fiel, la barra del club paulista, les enviaron ediciones del periódico bimensual que publica. Frases como “12 inocentes” y “Forca 12”, además del hashtag de Twitter “#liberdade 12 inocentes” fueron pintadas en paredes y estampadas en varias de sus prendas.

Tadeu Macedo Andrade es uno de los dos “torcedores” que más y mejor habla el castellano. El cuenta cómo es el día a día mientras prepara un omelette en una pequeña hornilla de ladrillo y escucha la canción Camarón que se duerme se lo lleva la corriente, del cantante de samba y pagode Arlindo Cruz —el compositor de la canción oficial de la mascota del Mundial de Brasil 2014.

Sonríe y pregona la inocencia de todos. “Estamos bien, pero lo que nos falta es la libertad. Es muy duro estar en una cárcel, más cuando somos inocentes. Ninguno de nosotros hizo nada. Hay saudade por la tierra, la familia y los amigos”.

El teléfono es el principal aliado que tienen para estar en contacto con sus familiares que viven lejos. “En mi caso, mi esposa trabaja, también mis padres tienen cosas para cuidar en Brasil. Hablamos todos los días, eso nos conforma un poco”.

Son dos los aparatos instalados dentro del recinto para que los internos reciban llamadas. Un promedio de cuatro por día es para los “torcedores”.

“Los otros saben que nuestras familias están lejos y cuando nos llaman nos avisan rápido, tenemos muchos amigos taxis (en una cárcel es un reo que comunica a otro cuando tiene visitas o mensajes a cambio de una propina) que nos ayudan”.

Ni bien se despiertan, lo primero que hacen es apoyar contra una de las paredes de las celdas las colchonetas que utilizan para dormir, así hacen espacio.Lo que poseen es mínimo, pero cuentan con ciertas comodidades gracias a amigos que hicieron en Oruro y que van a visitarlos jueves y domingo.

En uno de los calabozos tienen bolsas de arroz  de  industria brasileña, un paquete de botellas grandes de agua mineral y otro de gaseosas. Cuando Tadeu Macedo preparaba el omelette, por lo menos tenía a disposición unas dos docenas de huevos.

Por supuesto no identifican a quienes les llevan esa ayuda: “Son amigos que tratan de hacernos sentir como en nuestro país”.

En cada celda hay televisión por cable. Según las autoridades del penal, es un beneficio del cual gozan todos los internos.

 Los brasileños se portan bien. El único incidente mínimo que protagonizaron fue dos semanas después de su aprehensión, cuando les descubrieron con teléfonos celulares, inmediatamente decomisados. “Tenemos muchos amigos tenientes y sargentos porque nos portamos bien y cumplimos todas las reglas”.

Los hechos más importantes

20 DE FEBRERO

5 MIN. del partido Paolo Guerrero anota el gol de corinthians. Desde el sector de la hinchada de ese club sale una bengala que impacta en kevin beltrán espada, ubicado en el ala sur del estadio.

20 DE FEBRERO

Beltrán muere por traumatismo craneofacial abierto y severo por el impacto.

21 DE FEBRERO

Las primeras investigaciones de la policía orureña determinan que el proyectil salió desde la barra del timao. El  Ministerio público orureño imputa a 12 brasileños sospechosos de homicidio.

22 DE FEBRERO

El juez cautelar 3, Julio Huarachi pozo, dispone detención preventiva de los hinchas en la cárcel de oruro.

 23 DE FEBRERO

El cuerpo de kevin Beltrán recibe sepultura en el cementerio Parque de las memorias de cochabamba.

24 DE FEBRERO

Aparece en brasil el joven H. A. M., quien dice ser autor material del hecho.

25 DE FEBRERO

Para el ministerio público orureño, esa persona no tiene “valor legal”.

12 de MARZO

se confirma en oruro la resolución de detención preventiva en el penal de san pedro de los 12 hinchas del corinthians.

17 de ABRIL

se realiza la inspección ocular en la que cinco hinchas declaran no haber estado en el estadio el momento del suceso.

1  de MAYO

viaja a sao paulo el fiscal alfredo santos canaviri, quien investiga el caso, para entrevistarse con H. a. M.

Los 12 hinchas en el penal Leandro Silva de Oliveira (21), Tadeu Macedo Andrade (30), Reinaldo Coelho (35), José Carlos   da Silva (20), Marco Aurelio Nefeire (31), Daniel Silva de Oliveira  (27), Hugo Nonato (27), Clever Souza Clous (21), Cleuter Barreto Barros (24), Fabio Neves Domingos (32), Rafael Machado Castilho Araújo (18) y Tiago Aurelio dos Santos Ferreira (27).

La familia de Kevin es la parte querellante

A tres meses de la muerte de Kevin Beltrán, la familia del menor se convirtió en parte querellante; la defensa observó esa figura y apeló al Tribunal Departamental de Justicia de Oruro.

Los documentos con los argumentos de ambas partes están en una sala penal y los dos vocales que conforman esa instancia resolverán este petitorio.

A ello se añade que hace un mes aproximadamente hubo una audiencia de inspección ocular en la tribuna de preferencia del estadio Jesús Bermúdez, donde se sucedieron los hechos el 20 de febrero durante el choque entre San José y Corinthians por Copa Libertadores de América. Hasta ahí se avanzó en la investigación.

Germán López Moya es juez de ejecución penal de Oruro. La mayor parte de su jornada laboral la pasa en audiencias con los internos en el penal de San Pedro y es quien se preocupa de que no se vulneren sus derechos. Él les consultó a los hinchas brasileños si querían recibir la visita de Marcas Plus de La Razón.

Contó que, de acuerdo con la ley del país, la fase de investigación se puede prolongar hasta por seis meses, pero que también puede acabar antes, por tanto el caso sigue un curso normal.

“Revisado el cuaderno procesal de control jurisdiccional, se estableció que se dispuso la aplicación de medidas cautelares en contra de los 12 hinchas de Corinthians después de que el juez valoró los elementos presentados por la investigación. Los imputados interpusieron una apelación incidental que está en conocimiento de la Sala 1ª Penal del Tribunal Departamental de  Justicia, donde en fecha 12 de marzo se confirmó la resolución de detención preventiva”.

López agregó que hasta ahora no se generó otra acción de la defensa para revertir esa medida por libertad condicional bajo medidas sustitutivas.

Informó que la familia de la víctima formalizó una querella cuando su padre (Limberth Beltrán) se presentó ante al Órgano Judicial y solicitó seguir con el proceso hasta el final.

Los imputados observaron esa figura y procedieron a apelar la misma por encontrar algunos defectos en los argumentos de la denuncia. Más de eso no se hizo.

En Brasil, autoridades políticas y del club paulista calificaron  como retardación de justicia. El abogado López rechazó por completo esa postura, que fue catalogada como injerencia a la norma nacional.

“En Brasil no pueden cuestionar nuestras leyes, pues las mismas se basan precisamente en nuestra realidad; se tienen que sujetar a esta disposición conforme dice nuestro ordenamiento jurídico penal, es decir, deben sujetarse a nuestras normas. Según mi criterio, el fiscal —en su calidad de encargado de investigar— puede terminar dentro los seis meses su trabajo, pero no debe exceder ese tiempo. Mientras tanto, todo transcurre dentro del plazo previsto por ley”.

El equipo ‘12 Inocentes’ jugó y llegó a cuartos de final

Después de dos semanas de permanecer aislados del resto por decisión propia, determinaron relacionarse con los otros internos y una de las primeras actividades que realizaron los aficionados fue inscribir su equipo para intervenir en el torneo interno de fútbol de salón.

Se hicieron confeccionar camisetas negras, donde en la parte del pecho está estampado el hashtag de Twitter en portugués  #liberdade 12 torcedores y el logo del Corinthians.

En la espalda se puede leer el nombre de Kevin Beltrán Espada, el joven hincha  por cuya muerte están acusados. “Dice: ‘Eternamente en nuestros corazones’. Es un homenaje que le hicimos porque sentimos mucho la partida del muchacho”.

Bautizaron a su equipo como “12 Inocentes”. Pasaron la primera fase sin problemas. Macedo, el único que se animó a declarar porque entiende algo de español, señaló que en cuartos de final fueron eliminados.

“No sé el nombre del otro equipo, pero juega bien. Vimos que aquí también le gusta el fútbol a la gente, como ocurre en Brasil, el país del fútbol”.

Macedo aseguró que un niño, hijo de uno de los internos bolivianos, dibujó para ellos el escudo del Corinthians y escribió la frase en portugués Força 12.

Siguieron a través de la televisión a su equipo, que fue eliminado por Boca Juniors en la Copa Libertadores de América.

“El árbitro (el paraguayo Carlos Amarilla) no condujo bien, cometió algunos errores y nos perjudicó. Pero es parte del fútbol, no todo es perfecto, uno gana y el otro pierde, sólo hay que tener paciencia porque la vida sigue”, comentó Macedo.

Aseguran que el culpable está en Brasil

La noche del domingo 24 de febrero la Tv Globo de Brasil presentó en el programa Fantástico, una emisión de alto rating de audiencia en fin de semana, a un joven identificado sólo con las siglas H. A. M., quien se declaró autor de haber lanzado la bengala que impactó y mató a Kevin Beltrán Espada.

El joven de 17 años sostuvo: “Estábamos celebrando el gol (del Corinthians). Traje un señalizador (bengala pirotécnica) en mi bolsa, lo fui a encender. Le saqué la tapa y estiré la cuerda, no pasó nada, no sabía muy bien cómo usarlo, estiré de nuevo, y fue a la hinchada boliviana”.

Casi de inmediato se pronunciaron las autoridades nacionales respecto de esa “aparición”. La primera fue Abigail Saba, fiscal de materia de la División de Homicidios de Oruro, quien comenzó la investigación, y señaló que no se podía “andar dando crédito a un comentario u otro si no tenemos una base sólida, un asidero legal. El Ministerio Público se basa en la documentación fáctica, en la recolección de las atestaciones de los testigos.

Días después, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, declaró que le parecía “cuando menos extraña” la aparición del hincha y que en su condición de menor de edad “se exime jurídicamente de muchas responsabilidades”.

Sus 12 compatriotas en la capital de Pagador aseguran que él es el culpable, aunque no lo conocen personalmente.

Tadeu Macedo dijo que la información que tienen es que en Sao Paulo lo están procesando y que un emisario de Bolivia viajó para entrevistarlo.

“Sabemos que es de la barra del club, pero nuestra ‘torcida’ tiene 100.000 personas registradas. No podemos conocer a todos, algunos por ahí lo han identificado de vista, pero no sabemos su nombre”.

El 1 de mayo, el fiscal Alfredo Santos Canaviri, que tiene a su cargo la investigación del caso, viajó a Brasil para tomar una declaración informativa del supuesto autor confeso, un menor de 17 años, quien está siendo investigado por la Justicia brasileña.

Según medios brasileños, la entrevista fue en el Consulado boliviano en Sao Paulo y se prolongó por casi tres horas.

Ayer, la agencia EFE citó al presidente del grupo de Relaciones Exteriores del Senado brasileño, Ricardo Ferraço, quien en una entrevista con la revista Istoe señaló que en este caso las autoridades de Bolivia no mostraron “buena voluntad”, pues la justicia negó el pedido de los detenidos de defenderse en libertad y que además el caso cobró dimensiones diplomáticas.

Ellos se portan bien

TRANQUILOS

Efectivos    de la Policía aseguraron que los hinchas se portan bien y cumplen con las normas internas.

CELULARES

Dos semanas después de haber ingresado al penal, lograron meter teléfonos móviles; cuando les descubrieron, les fueron decomisados.

Un hincha conoció por  foto a su hijo recién nacido

Pedro Henrique nació el 1 de este mes en Sao Paulo, mientras que su padre Marco Aurelio Nefeire pasaba un día más ingresado en el penal de San Pedro de Oruro.

La primera vez que lo vio fue mediante una fotografía.

Hasta la capital de Pagador llegó la madre de Daniel Silva de Oliveira, otro de los hinchas detenidos, y lo hizo con varios encargos de las otras familias que a la distancia siguen el caso.

Entre las cosas que incluyó en su equipaje estaba una foto del bebé que se la entregó a su progenitor ni bien lo identificó.

Sus compañeros aseguraron que se emocionó y lloró al ver el retrato del recién nacido.

Le dijeron que se parece a él y le auguraron una pronta vuelta a su tierra para que por fin lo conozca en persona.

Durante la visita de Marcas Plus al recinto penitenciario, el brasileño sólo saludó a los enviados y después de que sus compañeros de celda contaron la historia, accedió a que se le tomara una fotografía, se ubicó cerca de la de su pequeño, que está pegada en una de las paredes del calabozo que ocupa y posó con ella.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia