Internacional

Avanzan el Kashiwa y el Al Sadd

El equipo japonés será rival del Santos brasileño el miércoles, mientras el catarí retará al Barça el jueves.

Superior. El defensor del Monterrey de México (izq.) es superado por el mediocampista Junya Tanaka (18) de Kashiwa Reysol en Toyota.

Superior. El defensor del Monterrey de México (izq.) es superado por el mediocampista Junya Tanaka (18) de Kashiwa Reysol en Toyota. Foto: EFE

La Razón / AFP / Toyota (Japón)

03:30 / 12 de diciembre de 2011

El Monterrey mexicano vivió una nueva decepción para su país en el Mundial de Clubes, al quedar eliminado ayer en los cuartos de final ante el Kashiwa Reysol japonés (4-3 en penales tras 1-1), mientras que el Al Sadd catarí superó 2-1 al Esperance tunecino.

De esta forma, los dos cuartos de final se saldaron con victoria del representante asiático y el torneo conoce ya sus semifinales: el Kashiwa se enfrentará al Santos brasileño, mientras que el Al Sadd tendrá que medirse al FC Barcelona español.

El encuentro más emocionante del día fue el de la caída del Monterrey, que se hundió físicamente en la parte final del partido y que terminó cayendo en penales, tras un partido en el que el brasileño Leandro Domingues adelantó a los anfitriones en el 53 y que el chileno Humberto Suazo igualó en el 58.

En los penales de los Rayados fallaron sus lanzamientos Luis Pérez y el portero Jonathan Orozco. Los nipones sólo dejaron de anotar uno de sus tiros, el de Junyo Tanaka, y sellaron su pase en el partido de ayer en la ciudad de Toyota.

Como ocurrió el año pasado con el Pachuca, que cayó en cuartos ante el Mazembe congoleño (1-0), México fracasó en el Mundial de Clubes y continúa con su particular “maldición”: es el país con más participaciones —siete equipos en ocho ediciones—, pero nunca ha conseguido alcanzar la final del torneo.

Antes, el Al Sadd, entrenado por el uruguayo Jorge Fossati, había conseguido su clasificación para las semifinales, donde se verá con el Barcelona español, tras superar 2-1 al Esperance de Túnez.

A pesar de que los norafricanos fueron superiores y al final consiguieron dos tantos, anulados por fuera de juego (minutos 78 y 89), los campeones de Asia hicieron valer su efectividad con los tantos de Jalfan Al Jalfan (minuto 33) y el capitán Abdulla Koni (minuto 49).

Ousama Darragi (60 minutos) acortó distancias para el Esperance, pero su equipo no pudo evitar la derrota, a pesar de su superioridad en el juego y sus constantes llegadas al área rival.

Para el Al Sadd, vencedor por sorpresa de la Liga de Campeones asiática en noviembre, es ya un premio poder enfrentarse al Barcelona en semifinales. “Vamos a enfrentar al mejor equipo de la actualidad. El 90% de las personas que están en esto del fútbol piensa igual, pero como dice el lema de una conocida marca deportiva, nada es imposible”, dijo Fossati.

El Mundial de Clubes tiene dos días sin partidos, hoy y mañana, y el miércoles comenzarán las semifinales con el Kashiwa-Santos.

Los datos

Tristeza

El atacante Humberto Suazo, una de las estrellas del Monterrey, admitió estar “muy dolido” tras la eliminación. “Estoy muy triste”, dijo con apenas un hilo de voz y al borde de las lágrimas. 

¿Culpable?

Hinchas tunecinos del Esperance, eliminado ante el Al Sadd, terminaron muy enfadados con el árbitro chileno Enrique Osses, hasta el punto de protagonizar incidentes violentos en la grada.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos