Internacional

Barcelona es de otro mundo

El azulgrana español goleó al Santos y se consagró campeón del Mundial de Clubes

Arrollador. Con un juego aplastante y enormemente superior, Barcelona dejó al Santos sin dar pie a respuesta. El mejor club del mundo es bicampeón del Mundial en Japón.

Arrollador. Con un juego aplastante y enormemente superior, Barcelona dejó al Santos sin dar pie a respuesta. El mejor club del mundo es bicampeón del Mundial en Japón. Foto: EFE

La Razón / EFE / Yokohama, Japón

23:29 / 18 de diciembre de 2011

El Barcelona arrolló al Santos brasileño por 4-0 y se coronó campeón del mundo en Japón en una final en la que el equipo de Pep Guardiola ofreció un nuevo recital y logró su segundo título del Mundial de Clubes.

En el estadio se respiraba desde minutos antes del encuentro un ambiente de gran final, con las dos hinchadas de ambos equipos ocupando los fondos del campo y desplegando todo su repertorio de cánticos, pancartas y banderas.

Guardiola, obligado por la baja del lesionado David Villa y la duda de Alexis, apostó por fortalecer el centro del campo con Thiago y dejar solo en punta a Messi.

Por su parte, Ramalho, entrenador del Santos brasileño, sacrificó a un centrocampista de creación como Elano para apuntalar la defensa y sacar tres centrales y dos laterales con recorrido, Leo por la izquierda y Danilo por la derecha.

Desde el inicio, el Barcelona, con tres centrales, llevó la iniciativa con Alves por la derecha y Thiago por la izquierda abriendo mucho el campo, y acumulando hasta siete jugadores en el centro del campo.

En una de sus combinaciones, Xavi metió un pase al hueco desde la frontal, Durval falló en el despeje y Messi, solo ante Rafael, la picó por encima para el 1-0 en el minuto 17.

Con el resultado a favor, el Barça siguió con su juego de salón apoyado en un Messi omnipresente.

El equipo de Guardiola mareó a su rival, y el 2-0 no tardó en llegar. Después de un recital de pases, Xavi, con un sutil toque descolocó a Rodrigo y remachó el segundo a los 24’.

El Barça era un vendaval de juego, con el Santos “noqueado”, nervioso, sin saber qué hacer con el balón y sin noticias de su estrella, Neymar.Lentamente con base en toque se iba acercando el Barça al área de Rafael y tras varias carambolas ofensivas, vino el tercero a los 45’ mediante un toque a placer de Cesc.

El segundo tiempo comenzó como terminó el primero, con una cabalgada de Messi que, ante la pasividad del Santos, recortó al borde del área y cedió a Cesc.

Neymar, muy desasistido por la falta de juego de su equipo, dejó destellos de su tremenda calidad y rapidez cada vez que pudo.

Como aperitivo final quedaba el cuarto gol de la noche, obra de nuevo de Messi, que regateó con facilidad en el área chica a Rafael, y demostró porqué es el mejor jugador del mundo.

La figura. Todo el plantel de Barcelona

No sería justo solo destacar   a Messi, porque fue el equipo entero el que dio un golpe de autoridad. Decidido, valiente, voluntarioso y casi perfecto.

El árbitro. Ravshan Irmatov

Con un plantel de la calidad de Barcelona y un rival que apenas opuso resistencia, no hubo absoluto margen para alguna jugada polémica.

Los datos

Para Villa

Los jugadores de Barca lucieron una camiseta que decía: “Mucha fuerza Guaje”, en apoyo a David Villa, lesionado con fractura de tibia.

Sobresaliente

Lionel Messi abrió y cerró el espectáculo con dos goles. Luminoso y con sangre fría.

Perdido

Neymar se vio superado por un equipo compacto y que no tuvo fisuras, pareció un oyente.

Superado

Sin moral ni esperanza, el Santos se entregó y el Barça se dejó ir relajadamente hasta con algunos lujos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia