Internacional

Bolivia no estuvo a la altura

Al caer con Perú (3-1) en cuartos, dejó la sensación de que no merecía haber llegado

Gol. Guerrero (9) marca el tercero de Perú. El golero Quiñónez no puede evitarlo, tras un grueso error de Bejarano (6).

Gol. Guerrero (9) marca el tercero de Perú. El golero Quiñónez no puede evitarlo, tras un grueso error de Bejarano (6). AFP.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

02:05 / 26 de junio de 2015

La selección de Bolivia terminó ayer su expedición en la Copa América 2015 derrotada por Perú (3-1) y habiendo sembrado la duda sobre si realmente merecía llegar a cuartos de final, porque no estuvo a la altura de un partido de la importancia de éste, y confirmó que el haber superado la fase de grupos fue una verdadera sorpresa.

Perú es semifinalista de la Copa sin haber mostrado gran cosa anoche, aunque fue suficiente ante un rival débil, y si las previsiones no fallan, Chile no debería tener mayores problemas para vencerla y anotarse en la gran final del certamen.

Por obra y gracia del fútbol a la Verde no le fue peor, porque tal como jugó —en el primer tiempo desubicada por el sorpresivo cambio de sistema que introdujo el técnico, Mauricio Soria, y en el segundo abocada en pos de un milagro— pudo haber cobrado tantos goles como días antes le metió Chile (5-0).

Bolivia saltó a la cancha con un sistema inesperado para todos. Quién sabe, hasta para los jugadores. De línea de cuatro en el fondo con la que jugó sus anteriores encuentros pasó a la de tres. Ni defendió bien (porque tuvo inmensos problemas) ni atacó. La iniciativa fue siempre peruana, y por eso no tardó en llegar el primer gol y luego al segundo que temprano sentenciaron el juego.

Aprovechando los espacios que dejó la selección nacional en cada sector de la cancha, el peruano Paolo Guerrero se hizo un festín con tres goles: el primero a los 20 minutos con un cabezazo cómodo y sin nadie que lo incomodara, y el segundo a los 22, rubricando un contragolpe en el que quedó solo frente al arquero Rómel Quiñónez, y mientras éste se resbalaba, lo superó sin problemas.

El tercero de Guerrero llegaría después, en la segunda parte del compromiso, que sirvió solo para liquidar el pleito. Lo pudo anotar antes, sin embargo, Quiñónez se lo impidió a los 25 de juego. Estaba claro. La diferencia futbolística era grande. Además, notoria entre un técnico con trayectoria internacional como Ricardo Gareca, y Mauricio Soria, que en vez de fortalecer las líneas, las debilitó.

Bolivia atacó por primera vez a los 26 con un disparo de Leonel Morales apenas alto. Pero esperar que tuviera un juego colectivo era como pedirle peras al olmo. Jefferson Farfán se perdió a los 45 otro gol, después de que su disparo de tiro libre pegó en el travesaño y la pelota se fue de la cancha.

Con los arriesgados cambios que hizo Soria en la segunda mitad, sacando a los laterales Miguel Hurtado y Morales, y poniendo en vez de ellos a los volantes ofensivos Pablo Escobar y Damián Lizio, dio la sensación de que Bolivia mejoró en el segundo tiempo y efectivamente tuvo más presencia ofensiva.

Pero iluso sería pensar que Perú no bajó revoluciones y le dejó jugar porque su cabeza ya estaba en el lance de semifinales con Chile. En ese trajín, Bolivia volvió a tener poco poder ofensivo. Algo de llegada, pero no definición. Reclamó como penal una supuesta falta a Pedriel, que dio la impresión de que no hubo.

Danny Bejarano regaló la pelota a los 29 minutos, y Guerrero puso el tercero de su cuenta antes que Martins, a los 38, cobrara una pena máxima —que sí existió esta vez por una falta contra Lizio— para anotar el descuento y poner el 3-1 definitivo.

¿Qué imagen dejó Bolivia? La letal y luego luchadora del juego contra Ecuador. Pero se desdibujó después, en los partidos contra Chile y en el de anoche frente a Perú. Por obra y gracia de alguien que todavía no tiene claro qué quiere hacer con ella.

Los datos

Van 14

Con el gol que anotó anoche de penal, Marcelo Martins llegó a 14 conquistas con la camiseta de la selección nacional y superó a Marco Antonio Echegaray, quien se retiró con 13.

Aliento

Los espectadores chilenos en el partido alentaron a Bolivia, pues querían un rival más accesible en las semifinales de la Copa. Estaba como antecedente el 5-0.

Debutante

Alcides Peña, que no jugó en los tres primeros partidos de la selección, debutó en la Copa América.

La despedida

Esta Copa América fue la quinta que jugó Ronald Raldes: Colombia 2001, Perú 2004, Venezuela 2007, Argentina 2011 y Chile 2015. Y fue la última del capitán boliviano, pues por edad ya no estará en la que se dispute dentro de cuatro años. De todas, fue la de mejores resultados, por ser cuartofinalista.

No hubo penal

Cuando el arquero peruano llegó a impactar contra Ricardo Pedriel, el jugador boliviano ya se había lanzado y tenía virtualmente las rodillas sobre el césped. La selección nacional reclamó penal, sin embargo, el árbitro que estaba cerca no lo cobró y estuvo acertado en su decisión. 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia