Internacional

Campeones de barro

Frecuentemente en el fútbol se confunden las palabras regular y regularidad. Regular es aquel equipo que apenas califica como correcto, que no es malo, pero está lejos de ser bueno. En cambio la regularidad es un concepto que define actuaciones más o menos parejas de uno a otro partido, y en lo posible de uno a otro torneo.

GANADOR. Didier Drogba con el trofeo de la Liga de Campeones de Europa. Fue el principal artífice de la conquista del Chelsea.

GANADOR. Didier Drogba con el trofeo de la Liga de Campeones de Europa. Fue el principal artífice de la conquista del Chelsea. Foto: AFP

La Razón (Edición impresa)

00:00 / 24 de diciembre de 2012

La regularidad es, por lo tanto, el ítem más difícil de sostener en el apabullante mundo de la alta competencia internacional.

En esa línea, la obtención de la última Champions League por el Chelsea es una muestra ilustrativa de cómo un equipo puede lograr el mejor lugar del podio, sin haberse constituido en el mejor equipo de la competencia, si se compara lo que hizo en la final frente al Bayern con una soberbia e imborrable actuación del marfileño Didier Drogba y lo que le ha sucedido en el cojo inicio de la nueva temporada de la Premier inglesa, que ha dado lugar a la remoción del técnico Roberto di Matteo, sustituído por el español Rafael Benítez que acaba de entregar su primer importante resultado negativo con la derrota del club inglés frente al Corinthians en la final del  campeonato mundial de clubes jugado en Yokohama, Japón.

Ninguno de los grandes clubes europeos, campeones en sus respectivas ligas nacionales en la pasada temporada, están consiguiendo concretar la tan ansiada y necesaria regularidad para repetir logros y seguir acumulando trofeos. Miremos nada más dónde quedó el Manchester City de Roberto Mancini en la fase clasificatoria de Champions y en qué lugar de la tabla española se encuentra el Real Madrid de José Mourinho que deambula entre victorias demasiado esforzadas, empates y algunas derrotas que ya lo dejan prácticamente sin chance de buscar el bicampeonato.

El único equipo que sí puede jactarse de regularidad es el Barcelona, aunque haya perdido la última versión de su propia liga nacional, porque otra vez, y ahora más que nunca, con sólo dos puntos perdidos de todos los posibles jugados en 15 fechas del campeonato 2012-2013, reafirma porqué está a punto de coronar su decimoquinto título en cinco años. Así que no haber ganado la anterior liga no ha hecho mella en el equipo catalán, que con cambio de técnico incluido es el único de los únicos que mantiene una plantilla, un rendimiento que habitualmente merodea o sobrepasa la excelencia.

El Barcelona y los demás habría que decirlo sin vueltas. El resto son campeones de barro. Hoy en gran nivel, mañana quién sabe.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia