Internacional

Conmebol mide su fuerza en la FIFA: conservar cuatro cupos y medio para Rusia-2018

Reunión del Comité Ejecutivo de la Confederación Sudamericana de Fútbol

Comité Ejecutivo de la Confederación Sudamericana de Fútbol Foto: Conmebol

La Razón Digital / AFP / Asunción

17:26 / 26 de mayo de 2015

Tras el deceso el año pasado del influyente Julio Grondona, la nueva dirigencia de la Conmebol pulsará el nivel de su fuerza actual durante el Congreso de la FIFA este fin de semana en Zurich, una cita clave en la meta de Sudamérica por mantener los cuatro cupos y medio para el Mundial de Rusia-2018.

Con Juan Angel Napout al frente (57 años), secundado por el brasileño Marco Polo del Nero (74), el colombiano Luis Bedoya (56) y el uruguayo Eugenio Figueredo (83) la comitiva de la Conmebol se encuentra en la capital del fútbol mundial antes de participar en el Congreso que elegirá a un nuevo presidente o --lo más probable-- que reelegirá al suizo Joseph Blatter.

Con su nuevo titular, la Conmebol presentará su nueva cara que da vuelta la página a la vieja guardia tras el fallecimiento del argentino Julio Grondona, también exvicepresidente de la FIFA, que lideró una generación integrada por el brasileño Ricardo Teixeira y el extitular de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF), el paraguayo Nicolás Leoz, y cuyo pionero fue Joao Havelange, expresidente de la FIFA.

Ante la ausencia de los "viejos lobos" que cimentaron la actual poderosa Conmebol, desde extrazona comenzaron a hacer correr rumores y conjeturas sobre la existencia de un plan para quitarle a Sudamérica un codicioso bocado en su poder, el quinto cupo que dirimen en repesca una selección sudamericana con un representativo de otra federación.

En función a sus intereses, la dirigencia continental ha apoyado al suizo Joseph Blatter desde 1998 y en el Congreso de esta semana no hay ningún atisbo de que fuera a cambiar de bando.

El hábil sucesor de Havelange en la FIFA ha soportado un cúmulo de tempestades incluida la frontal oposición de los popes de la Unión Europea de Fútbol (UEFA) para mantenerse al frente de la FIFA, en gran parte debido a la granítica unidad de los sudamericanos para avalarlo.

El crecimiento exponencial del fútbol y los grandes negocios que se suscitan en su órbita meten presión a la FIFA, en cuyo foro se escucha con cada vez más fuerza la pregunta de por qué 10 asociaciones de países del tercer mundo tienen derecho a cuatro plazas y media, que en la práctica son cinco.

"Somos 10 países y nos miran porque somos la tierra del fútbol. Hace más de 15 años que nos quieren quitar la media plaza", dijo el paraguayo Napout antes de partir para Zurich.

"De las cinco naciones sudamericanas que clasificaron al Mundial, cuatro llegaron a octavos de final, más Brasil (en Brasil 2014)", entre 32 participantes, refrescó el dirigente al remarcar que "por sus méritos" los países de la Conmebol tienen derecho a tantas plazas.

Aparte, a este continente pertenecen nueve copas mundiales: Brasil con cinco (1958, 1962, 1970, 1994 y 2002); Argentina con dos (1978 y 1986) y Uruguay con dos (1930 y 1950).

Otro ingrediente más es que las eliminatorias sudamericanas "todos contra todos" son consideradas como las más exigentes del mundo, no solo por la categoría de los equipos sino porque los jugadores deben sortear condiciones climáticas y geográficas y mucha pasión de los aficionados.

- "Final de la Champions: Messi y Tevez"

Además hay otro factor determinante que hace que la Conmebol tenga la sartén por el mango en cualquier negociación. Los preciados diamantes que produce y que surten al balompié mundial.

Se trata de sus estrellas que sientan plaza en los más poderosos equipos del mundo.

"Quiere un ejemplo", dijo a un periodista de la AFP un veterano exdirigente de la Conmebol.

"¿Acaso se promociona la final de la Champions League Juventus-Barcelona?", se preguntó y contestó que no. "Se promociona el choque Messi-Tévez. Eso es lo que atrae al gran público. Se vende la destreza de los jugadores y Sudamérica los tiene y no ha sido igualada hasta hoy", enfatizó.

Y detrás de ellos van sus técnicos y hasta sus árbitros. Ellos, si no militan o asesoran a algún club o federación, se desperdigan por el mundo para transmitir sus experiencias, consideradas valiosas por los incipientes escenarios donde desean perfeccionar su fútbol.

El exjugador portugués Luis Figo, que retiró hace poco su candidatura para enfrentar a Blatter, trató de ganarse la simpatía de las confederaciones afiliadas a la FIFA al proponer entre 40 y 48 participantes en los mundiales.

La idea de Figo es la que marcará la tendencia en la política de expansión de la matriz del fútbol mundial, aseguraron dirigentes sudamericanos consultados por la AFP.

La única incógnita según ellos es cuántos países más ingresarán a la competencia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia