Internacional

La Copa, bajo la sombra del pecado

Sí se palpa un extraordinario entusiasmo por el equipo local

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Barraza / La Paz

02:51 / 11 de junio de 2015

Aquellos caballeros de cuello alto y sombrero elegante que crearon la Copa América en 1916 están tan lejos de éstos…! Tan distantes en el tiempo, pero sobre todo en el espíritu... Si pudieran otear desde el más allá y aspirar el fétido olor de las coimas que envuelven a la Copa América, se espantarían. Y hasta morirían de nuevo al saber que la Conmebol que ellos fundaron con visionario afán es coorganizadora del torneo junto a Datisa, la empresa cuyos ejecutivos están presos o prófugos acusados de sobornar a dirigentes para quedarse justamente con los derechos comerciales de esta Copa (y de otras tres más). Pero es todo tan simpático, tan desenfadado que,  pese al destape, Datisa sigue al frente de las transmisiones, las vallas de publicidad, los patrocinios, etcétera. Una gruesa porción del escándalo de corrupción que sacudió al mundo en días pasados y hasta tumbó al presidente de la FIFA es, según las pesquisas del FBI y la confesión de los “arrepentidos”, por la entrega bajo cuerda de los derechos de este torneo. La bomba explotó tan recientemente, con la Copa encima, que de seguro la Conmebol no ha podido cortar con dicha empresa. No ha tenido cómo reemplazarla. Hubiese sido necesario anular la competencia. Por eso sigue Datisa, que además adelantó los dineros para pagarles a las selecciones. Míseros dineros, por cierto. Un torneo que llegará por Tv a cerca de 200 países, que cuenta con Messi, Neymar, James Rodríguez, Falcao, Cavani, Alexis Sánchez, Vidal, Agüero y tantas figuras más, pagará a cada selección 500.000 dólares por partido en primera fase. Menos de un tercio de lo que cobran Brasil o Argentina por un amistoso en Hong Kong o en Japón.

     Conmebol sigue enrolada en el oscurantismo, sin informar ni aclarar nada. Una pena. La Copa, de todos modos, se jugará, empieza hoy. Sin embargo, ya está opacada por la sombra del pecado. Esperamos, no obstante, que un fútbol espectacular logre devolver al público la fe, la credibilidad en el fútbol, el entusiasmo que éste genera. Pero eso será, si acontece, desde el rectángulo verde, no desde el palco de “honor”.

     ¿Qué fútbol veremos…? Imposible predecirlo. Siete de las diez selecciones sudamericanas comienzan aquí oficialmente un nuevo proceso estrenando técnicos. Son Argentina (Gerardo Martino), Bolivia (Mauricio Soria), Brasil (Dunga), Ecuador (Gustavo Quinteros), Paraguay (Ramón Díaz), Perú (Ricardo Gareca) y Venezuela (Noel Sanvicente). Aunque algunos llevan ya unos meses en funciones, por los puntos arrancan acá. A ello hay que sumarle el escasísimo tiempo de preparación de los equipos, pues el inicio de la Copa llega una semana después de finalizar la extenuante temporada europea. En el caso de Argentina, cuatro de sus jugadores (Messi, Mascherano, Tévez y Roberto Pereyra), se sumaron cuatro días antes del debut, tendrán dos entrenamientos. Parece poco serio. Una normativa de la FIFA dice que al 31 de mayo de cada año deben culminar todos los torneos de la temporada europea. La final de la Champions se disputó el 6 de junio. Messi jugó 57 partidos y 5.085 minutos en los últimos 11 meses. Después de la final con Juventus tuvo 36 horas de descanso, tomó el avión y un día más tarde llegó a La Serena. Desde luego tiene que ser campeón, hacer todos los goles y ser la figura en los seis partidos, sino lo espera el pelotón de fusilamiento. Está obligado a cambiarse el chip y ser exitoso también aquí. El suyo es un caso extremo, pero ahora la mayoría enfrenta la misma responsabilidad.

     ¿Si hay clima de Copa…? En la calle se percibe en algunos carteles y puestos que venden gorros, banderas y cornetas alusivas a la selección de Chile. Sí, se palpa un extraordinario entusiasmo por el equipo local. Lo ven campeón. “Esta vez no se escapa”, dicen todos.

     El tradicional estadio Nacional, inaugurado para la Copa América de 1941 —entonces un coliseo fantástico— recibirá por quinta vez la competencia. Luce digno aún, magnificente, aunque no presenta ninguna obra especial para la ocasión. Contiguo a él está el Centro de Prensa de la Copa. La pregunta de todos los colegas era la misma: ¿quiénes son los candidatos al título…? Sobresalen cuatro, en este orden: Chile, Colombia, Argentina y Brasil. Un pasito detrás, Uruguay.

     La Roja de Sampaoli anuncia un once ultraofensivo y pleno de buenos jugadores: Alexis Sánchez, Valdivia, Marcelo Díaz, David Pizarro, Eduardo Vargas, los gladiadores Arturo Vidal y Gary Medel, el arquerazo Claudio Bravo, el excelente lateral Eugenio Mena, un zaguero de clase como Gonzalo Jara… La mejor selección de su historia. Sampaoli, que manda a la tropa con todo al frente, la localía… Si no se le da esta vez…

Menos la condición de local, Colombia tiene argumentos similares: muchos buenos, gran entrenador, abundancia de gol… Las dos selecciones llevan una ventaja al resto: no empiezan de cero. Arrancarán otra etapa dentro de un mismo proceso ambicioso. Y ambos tienen un hambre feroz de coronar. Porque no se puede vivir del cacareo, para recibirse de grande hay que ganar torneos, muchos e importantes. Pero Chile y Colombia están armados, saben a qué juegan, funcionan armónicamente.

     Luego viene Argentina, con Messi y sus amigos. Y el Brasil de Neymar, pero éstos deberán dar sus primeras pruebas de alto riesgo con sus nuevos técnicos. Aún son incógnitas. El mérito de ambos es tener la obligación de ir siempre por la corona, e intentarlo. No es poco. Hace cien años llevan a cuestas esa exigencia. Y Uruguay sin Suárez… pero con Tabárez. Nueve años lleva el Maestro como timonel de la Celeste, años buenos que revirtieron la declinación de las décadas anteriores. Desde 1970 ninguna selección uruguaya había logrado tal nivel de respeto. Está la pregunta de siempre: ¿quién quiere enfrentar a Uruguay…?

Esta noche se levanta el telón. La euforia chilena augura un estadio repleto hasta la bandera. Enfrente habrá un Ecuador animoso, pero con muchas bajas (Antonio Valencia, Felipe Caicedo, Mena, Jaime Ayoví, Michael Arroyo, Renato Ibarra). Justo le toca debutar frente al rugiente anfitrión. Veremos de qué madera está hecho.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia