Internacional

Drogba corona al Chelsea

Con el delantero marfileño como máxima figura del partido, el cuadro inglés obtuvo su primera Liga de Campeones, en casa del Bayern de Múnich.

La Razón / AFP / Múnich

01:06 / 20 de mayo de 2012

El Chelsea fue el vencedor de la Liga de Campeones 2011-2012, tras una equilibrada y emocionante final ante el Bayern en Múnich, que se resolvió en la tanda de penales (4-3 tras empate 1-1), dando a los ingleses su primer título en la máxima competición europea.

El español Juan Mata comenzó los lanzamientos de su equipo fallando, pero el resto de sus compañeros (David Luiz, Frank Lampard, Ashley Cole y Didier Drogba) marcaron, mientras que para el Bayern no consiguieron convertir el croata Ivica Olic y Bastian Schweinsteiger.

Dos tantos de cabeza en la emocionante recta final de los primeros 90 minutos, de Thomas Müller (83) para los alemanes y del marfileño Drogba (88) para el rival, habían forzado la prolongación, durante la cual el holandés Arjen Robben (94) llegó a fallar un penal.

El gran sueño del Chelsea y de su propietario ruso Roman Abramovich se hizo realidad, cuatro años después de la derrota sufrida en su anterior final, en la que los penales sí que lo habían condenado, ante el Manchester United en Moscú (6-5 también tras un 1-1).

Este resultado supone el segundo título de la temporada, tras la Copa de Inglaterra de hace dos semanas, y la salva, después de quedar apenas sexto en la Premier League, un resultado que lo obligaba además a conquistar la Champions si quería estar en la próxima edición del principal torneo europeo de clubes.

El Bayern, por su parte, tendrá que seguir esperando para lograr su quinto título, después de los sumados en 1974, 1975, 1976 y 2001, y apenas dos años después de la decepción de la caída ante el Inter de Milán italiano en 2010.

Esta vez la derrota en el partido decisivo fue todavía más dolorosa, ya que tuvo lugar en su propio estadio.

Desde el minuto uno, el Bayern fue el dueño del balón ante un Chelsea atrincherado, una fórmula que a los ingleses les sirvió para eliminar al campeón Barcelona en semifinales, y las ocasiones locales no tardaron.

Toni Kroos, con un disparo desde la frontal ligeramente desviado (minuto 5), y el holandés Arjen Robben (9), enviando alto, lanzaron los primeros avisos, pero fue Robben quien tuvo la primera ocasión clara, con un remate que el arquero Petr Cech sacó con el pie, con modos de portero de balonmano.

El gol de cabeza de Müller (82) hizo justicia a los méritos del Bayern y parecía darle el título, pero en el 88 Drogba, también con un remate de cabeza, consiguió el 1-1 y forzar el tiempo añadido, para desolación de los hinchas locales, que ya habían comenzado a celebrar la consagración.

La prolongación comenzó con un penal de Drogba a Ribery, que sin embargo Cech paró ante Robben (94), desatando todavía más el nerviosismo en el Bayern, que vio además cómo su estrella francesa se retiraba lesionado.

En la segunda parte de la prórroga, el belga Daniel Van Buyten (108), a centro del croata Olic, y Mario Gómez (112) tras un buen papel de Lahm, no lograron el objetivo, con lo que el partido acabó en la tanda de penales, en la que la fortuna, y los fallos de Olic y Schweinsteiger, sonrieron a los londinenses.

El título europeo permite al Chelsea jugar la Supercopa de Europa, el 31 de agosto contra el Atlético de Madrid en Mónaco, y luego, en diciembre, el Mundial de Clubes.

Décima final en la que se lanzan penales

Drogba anotó el penal decisivo en la final de ayer en el estadio Allianz Arena

AS Múnich

El Bayern-Chelsea de ayer ha sido la décima final de la Liga de Campeones que se decide por penales. El Bayern se la había jugado de esta forma en cuatro ocasiones y en todas sus eliminatorias (en cualquier ronda) desde los 11 metros había salido victorioso. A la quinta, cayó. El Chelsea, por su parte, se la había jugado dos veces hasta esta final. Y a la tercera fue la vencida.

La primera vez que la Champions se resolvió por penales fue en 1984, cuando la competición se llamaba Copa de Europa. Ganó el Liverpool al Roma en su casa (4-2 en los penaltis) tras el empate a uno final. En 1986 el Steaua eliminó al Barcelona de esta forma en Sevilla recordada por ser repleta de fallos en los lanzamientos (2-0). El partido había acabado a cero.

Como a cero acabó la final dos años después, en la que el PSV derrotó en esa tanda al Benfica (6-5). En 1991 el Estrella Roja fue campeón a costa del Marsella con un resultado final de 5-3 tras el empate sin goles durante el tiempo reglamentario. En 1996 la Juve batió al Ajax (4-2). El partido había finalizado con 1-1.

Ya en el nuevo siglo, Bayern ganó a Valencia de Héctor Cúper. Empate a uno y 5-4 en penales.

En 2003 el Milán superó a la Juve (2-3 tras el 0-0), en 2005 el Liverpool culminó su gran remontada ante el Milán y en 2008 el United pudo con el Chelsea (6-5). Esta vez, la última, el equipo de Di Matteo se tomó la revancha de aquella aciaga noche.

Abramovich por fin pudo celebrar

Susueño cumplido

El Chelsea ha cumplido por fin el gran sueño de su propietario, el ruso Roman Abramovich, al conquistar la Liga de Campeones en Múnich, en la que paradójicamente hubiera sido, en caso de derrota ante el Bayern, la peor temporada desde la llegada del magnate.

Messi es goleador

Por segundo año consecutivo el argentino Lionel Messi, del Barcelona de España, terminó en la cabeza de la tabla de goleadores de la Liga de Campeones, con un récord de 14 dianas.

Supercopa Europea

El Chelsea inglés, flamante campeón de la Liga de Campeones europea, será el rival del Atlético de Madrid, que el miércoles 9 reconquistó la Europa League, en la Supercopa europea del 31 de agosto. El partido se jugará en Mónaco, confirmó ayer la Unión Europea de Fútbol (UEFA)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia