Internacional

Empieza la batalla en Europa

Ferrari tiene la esperanza de mejorar; Red Bull y McLaren continúan con su lucha aparte

Barcelona. La F-1 llegó esta semana a España, donde ayer se llevaron a cabo los ensayos libres con diversos resultados. Alonso (foto) correrá en su casa.

Barcelona. La F-1 llegó esta semana a España, donde ayer se llevaron a cabo los ensayos libres con diversos resultados. Alonso (foto) correrá en su casa.

AFP / Barcelona

00:08 / 12 de mayo de 2012

El Gran Premio de España de Fórmula 1, que se disputará mañana en el circuito de Montmeló, en Barcelona, es recibido con los brazos abiertos por los tres equipos más importantes del campeonato (Red Bull, McLaren y Ferrari), aunque por motivos bien distintos.

En el caso de Ferrari, la escudería italiana ha depositado todas sus esperanzas de la temporada en un posible resurgimiento en este circuito, donde estrenará algunas modificaciones en un F2012 que ha mostrado un rendimiento mediocre en las cuatro primeras carreras del mundial.

Si las mejoras sobre el monoplaza no surten el efecto esperado y las diferencias con los coches más rápidos de la parrilla persisten, la temporada habrá acabado para el equipo del español Fernando Alonso, quien, además, correrá en casa, ante su público, lo que siempre supone una motivación extra.

Por su parte, Red Bull y McLaren esperan que el trazado catalán dictamine sentencia sobre cuál de ellas es la escudería más potente en este tramo del campeonato, pues es un circuito muy completo, con sectores rápidos y otros más lentos y técnicos, algo ideal para medir el rendimiento.

Tradicionalmente se dice que un coche que funciona bien en Barcelona, funcionará bien en todos los circuitos del calendario, de modo que Red Bull y McLaren no piensan ceder terreno. Red Bull parte con ventaja, después de que uno de sus pilotos, el alemán Sebastian Vettel, vigente bicampeón del mundo, se adjudicara la victoria en el último Gran Premio, en Bahréin, que le permitió auparse al liderato de la clasificación del mundial.

Se trata de la primera cita del calendario en territorio europeo, después de la tradicional ronda asiática, en la que han ganado cuatro pilotos diferentes: el británico Jenson Button (McLaren), el español Fernando Alonso (Ferrari), el alemán Nico Rosberg (Mercedes) y el también alemán Sebastian Vettel (Red Bull).

Por si fuera poco, la elección de neumáticos que ha hecho la marca italiana Pirelli, suministrador oficial, añadirá más emoción a la batalla sobre el asfalto, ya que, por primera vez esta temporada, los equipos tendrán que elegir durante la carrera entre dos compuestos muy diferentes, el más duro o el más blando.

Los datos

Ensayos

El español Fernando Alonso (Ferrari) y el británico Jenson Button (McLaren) lograron ayer los mejores tiempos en la primera y segunda sesión de entrenamientos.

Segundo

Sebastian Vettel (Red Bull), líder del mundial, fue segundo en ambas sesiones, con el japonés Kamui Kobayashi (Sauber) y el alemán Nico Rosberg (Mercedes) como terceros inesperados.

Más incógnitas - Lorenzo Carri

Les confieso que ayer estuve interesado en los entrenamientos libres para ver si aparecía algún dato adicional sobre el Gran Premio de España que se volverá a correr mañana, a las ocho, y que marca el regreso de la F1 a los escenarios europeos.

Me quedé con las ganas porque las incógnitas siguen flotando. Como era de esperar, McLaren, Red Bull y Mercedes repitieron los mejores tiempos; Ferrari tuvo una primera parte buena y una segunda mala aparentemente porque no le cae bien cierto tipo de neumático; y Lotus y Sauber (espero más del mexicano Sergio Pérez) siguen asomando, pero sin sorprender.

A propósito de neumáticos: Schumacher hizo una declaración ruidosa esta semana al decir que “pilotar con ellos es como conducir sobre huevos crudos”, pero su disconformidad no encontró eco entre sus colegas (al parecer todos están muy conformes) y Vettel puso paños fríos al señalar que su famoso compatriota “ha sido un poco exagerado”.

Es probable que la clasificación de hoy haya clarificado las cosas, pero tengo la impresión (como en las cuatro carreras ya disputadas) que tratar de pronosticar algo es una tarea inútil, y que en la pista de Barcelona puede ganar cualquier piloto de los equipos grandes.

Habrá sol —según todos los pronósticos— y los españoles volverán a poner sus ojos esperanzados en el coche rojo de Alonso (que solamente ganó una vez esta carrera, en 2006, cuando manejaba un Renault); Red Bull podría reconfirmar su liderazgo si es que McLaren lo permite; y los nostálgicos pensarán que ya es la hora de Michael Schumacher, que triunfó seis veces en esta prueba.

Me gustaría ver una lucha como la del año pasado, cuando Hamilton y Button pelearon hasta el final con Vettel y perdieron por milésimas; y me gustaría también que Ferrari encontrase el soñado equilibrio sin hacer una cuestión de las llantas blandas o las semiduras. Comprendo que es mucho pedir, y me limito a desearles un buen espectáculo (sin incidentes desagradables) después de este largo paréntesis de varias semanas.

Lorenzo Carri es periodista y estadístico.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia