Internacional

España no tiene límite y protagoniza una gesta

Campeona. Goleó ayer a Italia y lleva tres grandes títulos consecutivos al hilo: Eurocopa, Mundial y Eurocopa

La selección española celebra su corona europea, conseguida en condición de invicta.

La selección española celebra su corona europea, conseguida en condición de invicta. Foto: EFE

AFP y EFE / Kiev

01:29 / 02 de julio de 2012

España, selección a la que se le había criticado por su juego aburrido, despertó en el momento oportuno y goleó a Italia (4-0) en la final de la Eurocopa 2012, entrando en la historia con su tercer título consecutivo, tras haber ganado el torneo continental en 2008 y el Mundial en 2010.

Los tantos de David Silva (14 minutos), que se reivindicó después de haber pasado casi desapercibido en el Mundial 2010, y del lateral izquierdo Jordi Alba (41’), la gran revelación de la Roja en esta Eurocopa, hicieron que el partido llegara casi sentenciado al descanso.

Con el título asegurado, España marcó el tercero en el minuto 84 a través de Fernando Torres, luego de una asistencia magistral de Xavi Hernández, que tras un torneo gris, despertó en la final al haber dado también el pase de gol a Jordi Alba en el segundo tanto.

Juan Mata, que había entrado en el minuto 86 en su debut en la Eurocopa, cerró la cuenta (88’), tras recibir un centro en el área de Torres.

España se convierte en el primer equipo en la historia en lograr el triplete Eurocopa-Mundial-Eurocopa de forma seguida, consiguiendo además su tercer trofeo continental (1964, 2008 y 2012), igualando a Alemania como los dos equipos con más títulos en el continente.

Además, España acabó con la maldición que le perseguía contra Italia, a la que no había derrotado en un partido oficial desde los Juegos Olímpicos de 1920. En la anterior Eurocopa 2008, la Roja eliminó a la azzurra en cuartos de final en los penales  (4-2), pero el resultado del partido había sido empate (0-0).

En el segundo tiempo, España se dedicó a administrar la ventaja ante una Italia impotente que se quedó con diez jugadores por lesión de Thiago Motta en el 61, que sufrió un tirón cinco minutos después de haber entrado al terreno. Era el tercer cambio que hacía Cesare Prandelli.

España explotó su brillantez en la final para revalidar el título. Su dominio en el viejo continente es tan abrumador que antes no hizo falta. Más estudiada que nunca por sus rivales, mostró su alto nivel competitivo, la culminación del aprendizaje iniciado hace cuatro años, cuando precisamente ante Italia desterró todos los fantasmas del pasado en aquella tanda de penales de cuartos de final.

Su idea futbolística ha doblegado en las tres últimas grandes competiciones (Eurocopa-Mundial-Eurocopa) a 13 oponentes distintos y ayer conquistó con autoridad una gran final que completa una gesta histórica.

Tres títulos de manera seguida

Sus éxitos

En Austria y Suiza 2008 venció  a Alemania por 1-0 en la final con un gol de Fernando Torres; en Sudáfrica 2010 ganó la Copa del Mundo con un tanto de Andrés Iniesta ante Holanda; y en Polonia y Ucrania 2012 goleó 4-0 a Italia.

Es una proeza

Nadie lo consiguió antes. Ni conquistar tres grandes competiciones de forma consecutiva ni lograr dos trofeos europeos en dos ediciones seguidas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia