Internacional

Europa corona al nuevo rey

Bayern de Múnich y Chelsea  juegan hoy la final de la Liga de Campeones de Europa. El partido comenzará a las 14.45 (hora boliviana) en el estadio Allianz Arena

Local. Cierre de entrenamientos del Bayer Múnich en el día previo al gran choque.

Local. Cierre de entrenamientos del Bayer Múnich en el día previo al gran choque.

AFP / Múnich

00:19 / 19 de mayo de 2012

Bayern de Múnich y Chelsea  disputan el título de la Liga de Campeones, la principal competición del fútbol europeo, con el objetivo de salvar la temporada ocupando el trono vacante del Barcelona. El partido tendrá lugar en el estadio Allianz Arena de Múnich, donde juega habitualmente sus partidos el Bayern, con lo que la ocasión parece más que perfecta para que los bávaros reconquisten la Champions y sumen en casa su quinto título europeo, tras los de 1974, 1975, 1976 y 2001.

Para el Chelsea, en cambio, esta final podría suponer su primera corona europea, cumpliendo un sueño que ha estado persiguiendo como una auténtica obsesión en los últimos años y que estuvo a punto de lograr en 2008, cuando cayó en la tanda de penales de la final ante el Manchester United (6-5 tras 1-1).  En la final de 2010, la decepción fue para el Bayern, que perdió 2-0 en Madrid por un doblete del argentino Diego Milito, que dio el título al Inter de Milán.

 Ninguno de los dos llega a este partido con el aval de una gran temporada, ya que los alemanes sólo pudieron ser subcampeones en la Bundesliga y la Copa, en ambos casos por detrás del Borussia Dortmund, y el Chelsea, que sí pudo conquistar la Copa inglesa, y fue sexto en la Premier League.  Esa mala posición en el campeonato inglés hace que el partido sea especialmente dramático para los Blues, ya que sólo levantar el trofeo le permitirá estar en la próxima edición de la Liga de Campeones; una derrota le relegaría a la Europa League.

Ausentes. El partido está marcado por las bajas en ambas formaciones con jugadores importantes suspendidos. Además del defensa inglés John Terry, se perderán el partido seis jugadores por acumulación de tarjetas amarillas, el brasileño Ramires, el portugués Raul Meireles y el serbio Branislav Ivanovic en el Chelsea, y el austriaco David Alaba, Holger Badstuber y el también brasileño Luiz Gustavo en el Bayern de Múnich. El escenario del partido será el ultramoderno Allianz Arena de Múnich, uno de los recintos estrella construidos para el Mundial 2006, que acoge su primera final de la Liga de Campeones.

Ganaron a los favoritos

El Bayern y el Chelsea llegaron a la final después de un torneo largo en el que han dejado fuera a varios equipos importantes, especialmente a los favoritos españoles en semifinales. Muchos parecían pensar en una final de la Champions en forma de Clásico español Real Madrid-Barcelona, pero las semifinales fueron muy distintas a lo esperado en Europa.

 El Barça, vigente campeón, cayó ante el Chelsea inglés y el Bayern de Múnich derribó al Real Madrid, sellando el pase a la final de hoy.  Antes, los alemanes habían derrotado en los cuartos de final al Marsella francés y en octavos de final al Basilea suizo.  Por su parte, el Chelsea eliminó al Nápoles italiano en octavos de final, mientras que en cuartos superó al Benfica portugués.

La opinión de:

Jupp Heynckes: ‘Tenemos ganas de este título’

Creo que va a ser una gran final. Somos dos equipos que queremos ganar y que tenemos especiales ganas de conseguir este título, así que es impredecible, no será fácil para ninguno de los protagonistas.

R. di Matteo: ‘Merecemos estar en la final’

Tenemos que salir al campo pensando que sí que podemos ganar. No puedo adivinar el futuro, pero tenemos que tener confianza. Merecemos estar en esta final. Este equipo sabe lo que es irse a casa sin un trofeo.

Bayern juega en casa; Chelsea no se siente visitante

Dos de los jugadores más emblemáticos del Bayern de Múnich, Bastian Schweinsteiger y Philipp Lahm, afirmaron que la circunstancia de jugar como local, ilusiona especialmente a su equipo.

El Bayern será oficialmente el equipo local en la final, pero sólo por sorteo, y ambos clubes recibieron el mismo número de entradas para repartir entre sus hinchadas, pero nada hace olvidar a los futbolistas alemanes que ese es su estadio habitual y que están ante una oportunidad única de hacer historia.

 “Es fantástico ver a la gente tan ilusionada. Sabemos que podemos ser campeones en Múnich, en nuestro estadio, y queremos conseguirlo”, afirmó Schweinsteiger, quien además dijo estar recuperado de sus problemas de tobillo y en plena forma para afrontar el partido.  “Vamos a echar de menos a los jugadores que están suspendidos, pero creo que tenemos alternativas y que saldremos con mucha ilusión para conseguir la victoria”, afirmó en una rueda de prensa en el estadio de la final.

  Didier Drogba, figura y uno de los peso pesados del Chelsea, señaló que después de haber dejado en el camino al poderoso Barcelona, su equipo es capaz de conseguir el título frente a un grande como el Bayern.  “Hemos venido aquí a ganar, poco importa que el partido se juegue aquí, en Stamford Bridge o donde sea. Siempre hicimos lo necesario para ganar”, señaló.

En directo por la red Bolivisión

Transmisión

El partido de esta tarde irá en señal abierta para todo el país por la red Bolivisión. El relato estará a cargo de Richard Pereira; el comentario y apuntes serán de Pablo Javier Bustillo. También apoyará todo el equipo de deportes de ese canal.

El árbitro

El portugués Pedro Proença, de 41 años, nacido en Pinhal Novo, dirigirá la final de esta tarde en el que se convierte en su decimosexto partido de la UEFA Champions League.

‘Orejona’ codiciada

El trofeo de la Liga de Campeones es el más codiciado para los clubes europeos. Sus enormes asas, que le confieren una forma muy característica simulando dos grandes orejas, le han hecho ganarse el sobrenombre  coloquial de “Orejona”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia