Internacional

Fuerte contingente militar vigila el Parque Olímpico

En total, 40 mil personas están movilizadas para garantizar la seguridad

Militares. La custodia del Parque Olímpico está a cargo de soldados de distintas fuerzas.

Militares. La custodia del Parque Olímpico está a cargo de soldados de distintas fuerzas.

AFP / Londres

02:02 / 24 de julio de 2012

El dispositivo de seguridad en la entrada del Parque Olímpico se asemeja al de un aeropuerto militar: soldados uniformados escanean minuciosamente bolsas y chaquetas, confiscan líquidos y llevan a cabo cacheos si el pórtico detector de metales parpadea. El tono es firme y los rostros permanecen concentrados durante la inspección. Pero algunos soldados ayudan a distender el ambiente.

“Retiren todos los objetos metálicos de sus bolsillos. Sino este tipo les va a querer tocar”, advierte un militar con fuerte acento escocés, señalando con el dedo a su compañero del otro lado del pórtico. “Francamente, incluso si obedecen, les querrá tocar”, agrega bromeando.

En la entrada principal del parque, soldados del Ejército de Tierra con su traje de faena y el escudo fucsia de los Juegos de Londres, militares de la Royal Air Force con camisa blanca y marinos de la Royal Navy con uniforme gris azulado se relevan para cachear a los visitantes. Igual que si fueran a embarcar en un avión.

Las consignas son drásticas: no se aceptan bolsas de un volumen superior a 25 litros, ni botellas con más de 100 ml de líquido, con excepción de cremas solares y de alimento para bebés.

En total, 40 mil personas están movilizadas para garantizar la seguridad durante los Juegos, que comienzan el viernes. Entre ellas, 17 mil militares, algunos de los cuales regresaron recientemente de Afganistán, según el Ministerio de Defensa.

Hace dos semanas, el ejército tuvo que movilizar in extremis a otros 3.500 hombres, debido a la incapacidad de la empresa de seguridad privada G4S para facilitar los 10.400 guardias a los que se había comprometido por contrato. “Empiezo hoy”, se excusa un militar cuando se le pregunta cómo llegar a un lugar. “Sustituyo a unos de los guardias de G4S, no sé dónde es”.

Para completar este impresionante dispositivo humano, el más importante en el Reino Unido desde la Segunda Guerra Mundial, se desplegaron misiles tierra-aire en las azoteas de dos edificios de viviendas y otros lugares cercanos al Parque Olímpico, y un portahelicópteros en el Támesis.

El mayor temor de las autoridades es un atentado. Sobre todo, después de que el 7 de julio de 2005, al día siguiente de la obtención de la ciudad sede, una serie de ataques suicidas casi simultáneos en la red de transporte público causó 52 muertos en la capital británica.

El apunte

Distendidos

Algunos soldados, sin armas aparentes, toman fotos del estadio olímpico. Policías pertrechados con chalecos antibalas y ametralladoras posan para los fotógrafos aficionados.

Transporte acusa graves problemas

Los graves problemas que se registraron ayer en Londres en los trenes para acceder al Parque Olímpico, en las líneas de metro y los atascos en las carreteras, han alimentado la preocupación por la red de transportes de la ciudad a sólo cuatro días de los Juegos Olímpicos.

Ayer se registraron varios atascos en las carreteras de acceso a Londres, ciudad en la que en estos días se trabaja para preparar rutas especiales destinadas a servir únicamente para los desplazamientos de la familia olímpica. Algunas ya se han abierto en la autopista M4 que sale desde el aeropuerto.

Durante los retrasos en las carreteras, en la hora punta, dos líneas del metro sufrieron problemas, además de la exterior de Docklands. Las cuatro líneas que van a Stratford, estación situada en el este, donde se encuentra el Parque Olímpico, se espera que cientos de miles de pasajeros los utilicen en los próximos días.

La red de transportes de Londres espera 3 millones de pasajeros adicionales en los días de mayor asistencia a los Juegos, lo que supone un incremento notable de los habituales 12 millones que registra el consorcio cada jornada.

La otra mirada a los Juegos

Un recuerdo

Todos los miembros de la delegación olímpica de Japón recibieron una medalla, fabricada en madera y hecha con material arrastrado por el tsunami de 2011.

Por su bebé

La tiradora venezolana Maribel Pineda espera terminar “entre las 20 mejores” y está en Londres para que en el futuro su bebé diga “mi mamá estuvo en unos Juegos”.

700 mil euros prometen el Gobierno de Armenia, el Comité Olímpico y un adinerado empresario, al deportista de ese pequeño país que consiga oro en los Juegos.

Hincha de Bolt

El músico británico Paul McCartney se ha confesado un “gran seguidor” del atletismo y, en particular, del velocista jamaicano Usain Bolt, a quien seguirá atentamente.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia