Internacional

Gesto de Alves se vuelve un símbolo antirracista

En el cotejo contra el Villarreal se comió un plátano que le lanzaron

Futbolista. El brasileño Alves en un entrenamiento del Barcelona.

Futbolista. El brasileño Alves en un entrenamiento del Barcelona. EFE.

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Río de Janeiro

00:02 / 29 de abril de 2014

Fue un “gesto osado” el de Dani Alves, según estimó la propia presidenta de Brasil Dilma Rousseff: comer una banana, como hizo el lateral del Barcelona el domingo, se convirtió en un nuevo símbolo antirracista, tendencia en su país.

El plátano al campo forma parte del repertorio de ofensas de los aficionados racistas contra jugadores negros o mestizos. En Europa se ve con regularidad en estadios de España e Italia. Antes de cobrar un lanzamiento de esquina en un partido por la Liga española, Dani Alves tomó un plátano del gramado, lo peló y le dio un mordisco.

“Llevo en España 11 años y 11 años igual. Hay que reírse de estos retrasados”, afirmó el jugador tras el duelo. “No vamos a cambiar esto, hay que tomárselo casi en broma y reírse de ellos”, añadió.

Comiendo la fruta, el brasileño envió un mensaje, pero también tomó energía... Dos centros que llevaron a goles del Barcelona, que venció por 3-2 al Villarreal. Ya lo decía su padre, recordó el lateral ayer en las redes sociales: “hijo mío, coma plátano para evitar calambres, jaja. ¿Cómo adivinaron?”.

El Villarreal condenó el acto de racismo e informó que a su autor se le prohibirá el acceso al estadio de “por vida”. Mientras, el padre del jugador, el agricultor Domingos Alves, dijo que hubiera recomendado a su hijo no comer la fruta porque podía estar “envenenada”, y además anunció que plantaría a partir de ahora... plátanos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia