Internacional

El Grupo C, igualado para abajo

Perú llegará motivado ante Colombia porque salió del pozo

La Razón (Edición Impresa) / Julio Peñaloza Bretel / La Paz

00:52 / 19 de junio de 2015

El pisotón de Fernando Amorebieta sobre la rodilla de Paolo Guerrero le costó demasiado caro a Venezuela, porque irresponsabilidades de ese tamaño son las que a la larga terminan resintiendo una propuesta de juego sustentada en la fortaleza defensiva para disponer la calculada salida con dominio de balón, tal como Venezuela pudo hacer frente a Colombia para ganarle 1-0, resultado con el que llegaba  a tiro de clasificación, de no haber otorgado tan grande ventaja en el lance jugado ayer en Valparaíso, con la expulsión de este lungo lateral de la Vinotinto, que a partir del minuto 30 debió redoblar esfuerzos para resistir los embates peruanos que dilucidaron el resultado con un balón cedido por Tomás Rincón a Claudio Pizarro con el que los de la banda roja consiguieron la victoria. Justo en la zona donde los venezolanos fueron casi siempre impasables, fue un pase-gol al adversario el que motivó la definición al estilo de uno de esos delanteros que se sabe por qué fueron alguna vez importantes en equipos como el Bayern Munich.

Venezuela fue un calco de lo que produjo contra Colombia, pero esta vez con solo diez en el campo durante tres cuartas partes del juego, se encontró con que Ricardo Gareca había decidido plantear las cosas de la misma manera en que lo hacía su adversario, tomando muchísimos recaudos atrás e instruyendo movimientos medidos y pausados para progresar pacientemente hacia la portería de Pedro Gallese, lo que a la postre generaría uno de esos resultados típicos de partido exageradamente táctico para la paciencia de los aficionados que van siempre en busca de emociones en las porterías, y no una centralización de las acciones, producto de la disputa de dos formaciones muy disciplinadas, para nada dispuestas a ceder medio milímetro de ventaja al rival.

De esta manera la tabla de posiciones del Grupo C nos entrega números inusuales en un torneo corto luego de jugadas las dos primeras fechas de esta fase inicial con todos empatados en todo: Tres puntos, dos goles a favor, dos en contra, cero de gol diferencia, lo que significa que el domingo, Brasil contra Venezuela, y Colombia contra Perú, jugarán en lo numérico como si estuvieran comenzando su participación, firmando una igualación de rendimientos que tiene como denominador común la falta de un protagonista con capacidad de imponer superioridad por sobre los demás.

De los cuatro que se jugarán el pase a semifinales, Colombia llega en mejores condiciones anímicas por haber triunfado sobre la verdeamarilla que con la expulsión de Neymar pondrá a prueba a Dunga, que muy probablemente verá enormemente resentida sus posibilidades creativas y de ataque, dado el desequilibrio que significa tener en la cancha a uno de los que por hoy forma parte de la lista de los mejores cinco delanteros de Europa y debiendo cuidar cada detalle ante un equipo con el que terminó empatado a cero en Argentina 2011 y le dificultará los movimientos, debido, precisamente, a su mayor virtud, la de jugar ordenado y sin precipitaciones con márgenes de error mínimos.

Por su parte, el Perú que va edificando con laboriosidad Gareca con la colaboración de Nolberto Solano, llegará motivado por haber salido del pozo al vencer a los de Sanvicente, consciente de que su rival llega con la ventaja de ofrecer una propuesta con figuras que actúan con la misma base desde hace aproximadamente tres años, cuando perfilaban su consolidación en la parte superior de la tabla en eliminatorias para el mundial brasileño: Armero, Cuadrado, Zúñiga, James Rodríguez y Teo Gutiérrez son jugadores top por sus cualidades individuales, pero sobre todo por el ensamblado estilo de juego que practican.

La estadística, las individualidades y el peso de las camisetas en el último lustro dicen que Brasil y Colombia deberían terminar en el primer y segundo lugares del grupo, pero los cuatro partidos hasta ahora jugados indican más bien que se trata de confrontaciones que obligan al silencio en los pronósticos, debido a que todos exhiben cifras idem, y en los desempeños han ofrecido altibajos de magnitudes parecidas.

Chile 2015 se ha hecho tremendamente competitiva gracias, precisamente, a partidos en los que no ha emergido hasta ahora un ganador nítido, con selecciones invitadas a sumarse al carro sudamericano como México y Jamaica que de ninguna manera han sido convidadas de piedra, tal como podrá observarse hoy en el desafío que los aztecas se plantearán para vencer a Ecuador, lo mismo que Jamaica le puso las cosas cuesta arriba a Uruguay y Paraguay, que buscará complicarle la vida a una Argentina que hasta ahora ha quedado nuevamente frustrada en su intento de situar a Lionel Messi como la figura excluyente con la camiseta de su selección.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia