Internacional

Una ISLA, la exclusiva diferencia

La Razón (Edición Impresa) / Óscar Dorado Vega / La Paz

03:12 / 25 de junio de 2015

Partido apretado. Bravo. Aspero y denso. Como era previsible. Chile propuso, es cierto, pero careció de verticalidad, pase entre líneas. Le costó muchísimo superar el frontón uruguayo, instalado en dos líneas de mitad de cancha hacia atrás. El cuadro “charrúa” privilegió marca y contención. Atacó poco —aunque algunos atisbos de peligro llevó— y dio la sensación de que su objetivo era el empate y la consecuente serie de lanzamientos penales.

El desnivel llegó a ocho minutos del epílogo (cuando Cavani ya no estaba a raíz de la expulsión), después de un rechazo muy frontal de Muslera con los puños. El balón le quedó sin marca a Isla, que encontró tiempo y espacio —factores de los que el local casi no gozó a lo largo del trámite— para despacharlo a un rincón bajo.

El ganador amenazó permanentemente, a ras de piso, pero chocó demasiado. Tuvo paciencia, es verdad, pero se repitió en sus expedientes, lo que le restó sorpresa. No cabe duda de que el conjunto celeste se aplicó en lo mejor que sabe hacer y estuvo a un paso de forzar la extrema definición. Cuestión de estilos. A los de Tabárez, en contrapartida, sabrá reprocharles, su mezquindad ofensiva: dos goles en cuatro cotejos lo dicen todo.

Después, en la recta final, el bochorno ganó protagonismo (Ricci mostró la roja a Fucile, doblemente amonestado, tal cual sucedió en el caso anterior) y Vidal despilfarró la opción del segundo.

En el “mata mata” —como se lo denomina en Brasil— cualquier ingrediente gana doble incidencia y anoche, en el Nacional, el descontrol de Edinson (con la cabeza puesta en el juego y en su situación familiar) desencadenó el desenlace. Isla consumó el resto.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia