Internacional

Incansables Flores y Callejón

La Academia controló el juego frente a un rival que no metió miedo. La tranquilidad llegó a poco de haberse iniciado las acciones con un acierto de Ferreira

Técnica. El español Juan Miguel Callejón controla el balón, mientras tres jugadores del Emelec siguen de cerca su accionar. Su aporte fue clave.

Técnica. El español Juan Miguel Callejón controla el balón, mientras tres jugadores del Emelec siguen de cerca su accionar. Su aporte fue clave. Miguel Carrasco.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

03:22 / 10 de abril de 2014

Bolívar hizo que el partido que le entregó el pasaje a los octavos de final de la Copa Libertadores transcurriera con normalidad, se adueñó del control con un buen rendimiento de un equipo en el que destacaron Wálter Flores y Juan Miguel Callejón, anoche incansables.

Uno cumplió con la tarea de obrero, de destructor del juego adversario; y el otro se ocupó de la generación de ataque y selló su buena performance con un gol, el segundo del celeste, que lo convierte en el mayor anotador de la Academia en el torneo, con tres tantos.

A Flores casi toda la gente que estaba en el estadio le brindó una ovación cuando salió de la cancha a los 37’ del segundo tiempo. El técnico Xabier Azkargorta también reconoció su tarea y le dio un abrazo para premiar esa labor.

Un rato antes lo mismo había sucedido con el español, quien mostró sus dotes de goleador al meter un cabezazo con total libertad luego de un centro desde la derecha de Juan Carlos Arce.

A ellos hay que agregar al resto del equipo, a quienes comenzaron las acciones y a los que ingresaron después, pues no hubo uno que hubiera desentonado, del primero al último hombre cumplieron a cabalidad con la misión entregada.

A la Academia le bastaba con obtener el empate para clasificarse, y la tranquilidad le llegó gracias a un acierto de William Ferreira (2’), el goleador uruguayo pasó entre los centrales, quedó solo frente al arquero y no falló.

Emelec no fue un rival que metiera miedo sino hasta el minuto 42 del segundo tiempo, cuando Luis Miguel Escalada anotó un golazo para el descuento.  A partir de esa conquista trató de conseguir algo más, pero su mejor exposición de fútbol llegó muy tarde, sin tiempo para pensar en una acción heroica.

Sin embargo, a los 45 minutos, Jiménez silenció el estadio con un cabezazo que devolvió el travesaño; y acto seguido Escalada hizo impactar el balón en el poste, aunque esa acción fue anulada por posición adelantada.

Bolívar sueña en grande en la Libertadores por haber ganado el “grupo de la muerte” y dejar en el camino al campeón ecuatoriano y al poderoso Flamengo brasileño, todo un envión anímico. Con 11 puntos superó al mexicano León, que se quedó con diez y accedió como segundo.

Bolívar había comenzado mal su participación en la Copa, con una derrota —la única— en la casa de Emelec y un empate en el Siles ante León. Pero después empezó a subir, empató con Flamengo en Brasil, le ganó en La Paz, fue a México a superar al conjunto leonino y ayer derrotó al ecuatoriano. Van cinco partidos sin perder.

El festejo por la victoria y el pase

‘Todos somos figuras’: Juan Miguel Callejón, volante

“Todos somos figuras por haber clasificado, es mérito de todo el grupo recibir este premio. Es bueno para la moral del grupo ser primero, eso también ayuda para soñar”.

‘Un grupo homogéneo’: Ronald Eguino, defensor

“Todo el mundo corre, todo el mundo ayuda, éste es un grupo homogéneo y eso es importante. Alcanzamos el primer objetivo y ahora hay que esperar al rival de turno”.

‘Lo que venga está bien’: Luis Gutiérrez, zaguero de Bolívar

“No sabemos qué rival nos tocará en la próxima fase, se habla de un clásico, de argentinos o brasileños, lo que venga está bien, nos vamos a preparar para hacerlo bien”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia