Internacional

Jugo de primera fase

Claro que viene la parte más sustanciosa, pero ¿qué fue lo más sobresaliente hasta aquí, lo bueno, lo malo, lo lindo, lo raro, la nota de color de esta primera fase?.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Barraza / La Paz

02:44 / 23 de junio de 2015

Parece increíble, pero ya se fue el 70% de Copa, 18 de los 26 partidos. Claro que viene la parte más sustanciosa, pero ¿qué fue lo más sobresaliente hasta aquí, lo bueno, lo malo, lo lindo, lo raro, la nota de color de esta primera fase?. Intentémoslo…

EL MEJOR EQUIPO. Chile, sin duda alguna. Ganó con autoridad su zona, marcó 10 goles (uno más que todo el Grupo C junto), mostró varias figuras excelentes como Vidal, Eduardo Vargas, Gary Medel, el siempre eficiente arquero Bravo. Y juega buen fútbol, por abajo, tiene varios que pueden tocar, es ofensivo… Si fuera por la primera fase, debería poner una mano en la Copa.

LA FÓRMULA. El cabezazo. Es “la tendencia” de la Copa: 11 de los 37 goles hasta el momento (30%) fueron de cabeza, un recurso magnífico cuando por abajo no hay lugar para el pase entre líneas o para la gambeta que desequilibra. ¿Los más lindos…? El de Rondón (Venezuela) a Colombia, el del Kun Agüero a Uruguay y los de Vidal y Vargas a México.

LO POSITIVO. Que las selecciones vengan a la Copa América con todas sus figuras. En copas anteriores los técnicos daban vacaciones a sus estrellas, sobre todo cuando la Copa se jugaba cada dos años y una edición se encimaba con la Eliminatoria. Ahora vienen todos, así da gusto. México es un caso aparte porque la Concacaf le pone límites de participación y está obligado a venir con un segundo equipo, que de todos modos no es malo. Mostró tres jugadores como Gerry Flores, Tecatito Corona y Matías Vuoso que muchos quisieran tener.

LA PENA. La partida de Neymar. Apena porque es un exquisito jugador que enriquece el torneo y un chico alegre, pero la sanción es justa y le debe servir para aprender a respetar a los rivales, a serenarse. Brasil no apeló los cuatro partidos porque al parecer Neymar habría puesto una mano en el cuello del árbitro en la manga que conduce al túnel y lo vio un comisario deportivo uruguayo. Le pudo haber ido peor. Si Brasil llega a la final, podrá jugar la Eliminatoria desde la primera fecha.

EL PIONERO. Martin Smedberg-Dalence es el primer futbolista sueco que marca un gol en la Copa América. Smedberg estaba emocionado casi hasta las lágrimas por ese gol a Ecuador. Por su historia tan particular aquí en Chile ha sido uno de los futbolistas más requeridos por la prensa de todos los países. Un volante de técnica normal, pero muy positivo, hace todo simple y útil.

LO EXTRAÑO. La bajísima cantidad de goles (37 en 18 juegos, a 2,05 de promedio) pese a que fue una primera fase atractiva, con partidos espectaculares y de tremenda intensidad como Bolivia 3 - Ecuador 2, Chile 3 - México 3, Argentina 2 - Paraguay 2, Argentina 1 - Uruguay 0, Colombia 1 - Brasil 0, Venezuela 1 - Colombia 0 y hasta el mismo 0 a 0 entre Perú y Colombia. No hubo especulación, simplemente “las defensas superaron a los ataques”, como se decía antes.

EL ESCÁNDALO. El del accidente de Arturo Vidal con su Ferrari, 22 horas después de haber marcado dos goles a México. En medio de la competencia, nadie entendió qué hacía el jugador en un casino, tomando copas y manejando un Ferrari en la noche santiaguina en vez de estar concentrado y mirando el partido Argentina-Uruguay, un Uruguay que justamente es el próximo rival de Chile mañana. Provocó un sismo en la sociedad chilena y se habló mañana, tarde y noche. Los canales se ocuparon dos días enteros del tema.

LA SORPRESA. Grata por cierto: Perú. Por el poco tiempo de trabajo de Ricardo Gareca y la conformación de un plantel discreto, nadie esperaba mucho. Pero jugó un fútbol refrescante, se paró bien, corrigió las fallas de marca del partido inicial y se clasificó con justicia. Y mostró cuatro caras nuevas interesantes: Cueva, Joel Sánchez, Ascues y Advíncula.

EL DÚO. Pasó inadvertido para muchos porque Ecuador quedó eliminado, pero atención con el binomio de ataque en la próxima Eliminatoria: Miler Bolaños-Enner Valencia. Son jóvenes, tienen clase, gol, agresividad y comulgaron futbolísticamente.

LA CHAMBONADA. Del arquero jamaiquino Duwayne Kerr que le costó a su equipo la derrota ante Paraguay. Salió del área y quiso rechazar de cabeza al estilo Higuita o Gatti, pero le salió justo por donde lo presionaba Édgar Benítez, le rebotó en el muslo izquierdo al atacante paraguayo y se metió mansamente al arco desde 25 metros. Un gol de otra época.

EL ÍDOLO. Messi sigue siendo el máximo referente entre sus colegas de todo el mundo. “Messi está en otro mundo, es un jugador único, no es justo que me comparen con él”, dijo ayer James Rodríguez con ponderable humildad. Pero los jugadores jamaiquinos demostraron en los hechos su admiración. Segundos después de terminar el partido con Argentina, Deshorn Brown, de Jamaica, le pidió a Lio una foto en el mismo campo de juego. “Me fui corriendo al vestuario y traje mi celular, no quería perderme esta foto, Messi es un genio”, dijo Brown. Lo insólito vino después. Estaba Messi en la zona mixta atendiendo a los periodistas cuando se le acercaron otros cinco jugadores jamaiquinos y le pidieron más fotos. Lio accedió y luego lo abrazaron efusivamente.

EL CRACK. Dani Alves. Llegó en el estribo del avión y está haciendo una Copa magnífica, le sobra paño.

LA DECEPCIÓN. Al menos hasta ahora: el fútbol de Argentina. Se esperaba mucho más por los jugadores que tiene. Ya hay fuertes dudas sobre el técnico Martino. Roberto Perfumo, el gran zaguero los ’60 y ’70 dijo en ESPN: “Argentina no tiene sistema de juego”. Coincidimos. Al menos no se le ve.

EL EQUIPO IDEAL. Puede ser que de aquí a la final cambie por completo, pero hoy se nos ocurre éste: Rómel Quiñónez (Bolivia); Luis Advíncula (Perú), Gary Medel (Chile), Oswaldo Vizcarrondo (Venezuela), Leonel Morales (Bolivia); Gerry Flores (México), Carlos Sánchez (Colombia), Arturo Vidal (Chile), Christian Cueva (Perú); Sergio Agüero (Argentina), Eduardo Vargas (Chile).

LA AUSENCIA. Del presidente de la Conmebol en el partido inaugural de la Copa. Y en la Copa. Porque está desaparecido, como dijo un cable de Associated Press o porque está en Asunción viendo de dónde sacan el dinero para pagarles a las selecciones su participación en el torneo, dado que los presidentes de las empresas comercializadoras, que debían poner $us 75 millones por los derechos, están todos presos. Lo mismo que varios directivos de Conmebol. Es una máquina de recaudar la Confederación, y ahora no tiene para pagarles a los equipos. Preocupante, triste y vergonzoso.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia