Internacional

Lio Messi abre la boca y Barcelona se pone a temblar

El astro argentino no está contento y en el club no saben a qué exactamente juega

Messi. El argentino se dirige a los asistentes en la gala del Balón de Oro en Zúrich.

Messi. El argentino se dirige a los asistentes en la gala del Balón de Oro en Zúrich. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / AFP / París

01:06 / 14 de enero de 2015

Un año sin títulos, una final perdida de Copa del Mundo, tensiones con su entrenador Luis Enrique y para terminar Cristiano Ronaldo Balón de Oro delante de él: Lionel Messi no está contento y tras algunas palabras suyas que desorientan, tiembla todo el Barcelona español, el club en el que juega.

Para los aficionados y dirigentes catalanes, la marcha del jugador es imposible, está prohibida. Y es que en el Barça “más que un club”, el argentino es “más que un jugador”. Estas certezas, ancladas en el corazón del Camp Nou chocan desde hace varios días con las recientes declaraciones de Lio en cuanto a su futuro en Cataluña, sobre todo cuando el argentino no es muy locuaz habitualmente.

El lunes, justo antes de la entrega del Balón de Oro, sorprendió: “No sé dónde estaré el año que viene”. Después trató de calmar los ánimos al ver la amplitud que habían tomado sus palabras.  El domingo ya tuvo que desmentir que se quisiera ir, tras la victoria contra el Atlético de Madrid (3-1), y calificó de “mentiras” las informaciones de algunos medios que hablaban de negociaciones de su padre con Chelsea o Manchester City.

Nadie sabe a qué juega exactamente Messi, pero cualquier gesto suyo levanta las más locas interpretaciones, como cuando decidió la semana pasada “seguir” la cuenta del Chelsea en Instagram o al designar a José Mourinho, técnico del equipo londinense, como tercer mejor entrenador del año, detrás de Alejandro Sabella (extécnico de Argentina) y de Pep Guardiola (hoy en el Bayern Múnich).

Estas dudas tienen que ver probablemente con su actual estado de ánimo en un duro 2014 en el plano personal, entre lesiones y problemas con la hacienda pública española, frustrante deportivamente, sin ningún título y la final perdida del Mundial.   Sin olvidar el contexto actualmente delicado en Barcelona, en el que sus relaciones con Luis Enrique son, según la prensa, tormentosas cuando no glaciales.

Impasible, Messi recibió los elgios de su entrenador el lunes en Zúrich, en su mensaje grabado antes de que se supiera que el Balón de Oro fue para Cristiano Ronaldo. Con más exasperación vivió el hecho de ser suplente en campo de la Real Sociedad hace unos días (derrota por 1-0) al punto de tener luego que desmentir que hubiera pedido el cese de Luis Enrique, un día después de su ausencia del entrenamiento abierto al público de las fechas de Reyes Magos, alegando una gastroenteritis sospechosa.

Para los dirigentes catalanes, con el presidente Josep María Bartomeu al frente de club, los estados de ánimo de la estrella argentina son una fuente de preocupaciones, sobre todo cuando se perfilan en unos meses las elecciones anticipadas a la presidencia de un club golpeado por una crisis interna.

Los datos

Sin fichajes

A la falta de títulos se añadió la sanción de prohibición al club Barcelona de traspasos hasta enero de 2016, de la FIFA.

Destitución

Esa situación condujo al cese de su director deportivo, Andoni Zubizarreta. Una destitución inmediatamente seguida de la dimisión de su adjunto, Carles Puyol.

Solo el United puede ficharle

El Manchester United es el único club de la Liga inglesa que tiene capacidad para afrontar un supuesto fichaje del argentino Lionel Messi, al tener un margen en las normas de Juego Limpio Financiero que haría viable la operación, aseguran medios británicos. Los 325 millones de dólares de la cláusula de rescisión del futbolista no serían ningún problema para los Diablos Rojos, según el diario The Guardian.

Este rotativo sostiene que el DT holandés del United y también exentrenador del Barça, Louis van Gaal, quiere una súper estrella en su equipo, después de haber fichado en el pasado mercado de verano al también jugador argentino Ángel Di María. La prensa británica se ha hecho eco de las palabras de Messi en la gala del Balón de Oro celebrada el lunes en Zúrich, cuando aseguró que: “No estoy seguro de dónde estaré el próximo año”.

Van Gaal aseguró que “no hay límite en el presupuesto de transferencia”, según el rotativo, y Ed Woodward, vicepresidente ejecutivo de los Red Devils, dijo en julio de 2014 que el holandés quiere a un “jugador de élite mundial para que se convierta en la estrella del Manchester United”. El Chelsea, también inglés, es otro club que está interesado en Messi, según los medios británicos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia