Internacional

El Liverpool le pone color a la Premier

Certeros. Los ‘Red’ ingleses son los más efectivos y marcan diferencia con un juego mediante envíos largos por las bandas.

Los jugadores del Liverpool celebran un gol de Luis Suárez, quien de rodillas lo grita a todo pulmón. Foto: EFE

Los jugadores del Liverpool celebran un gol de Luis Suárez, quien de rodillas lo grita a todo pulmón. Foto: EFE

La Razón (Edición Impresa) / Julio Peñaloza Bretel / La Paz

01:20 / 17 de marzo de 2014

Los goleadores de pura sepa son porfiados por su naturaleza productiva. Insisten hasta que lo consiguen tal como le ha sucedido a Luis Suárez, que anotó el tercero del Liverpool para ganarle con claridad en Old Trafford al Manchester United, luego de cinco años continuos de no poder hacerlo. Durante casi todo el encuentro, el goleador uruguayo siempre encarador, con enorme dinámica y movilidad para el desmarque, chocó y chocó con los centrales del equipo local hasta que una perfecta habilitación hacia los minutos finales del juego le permitió, cara a cara con el portero De Gea, sellar el marcador  y ratificar que no hay pausa en el torneo inglés y que por la evolución de sus principales protagonistas —Chelsea, el mismo Liverpool, Arsenal, Manchester City— va a definirse en las últimas fechas.

La dupla conformada por Suárez y Daniel Sturridge ha producido ya 43 de los 76 goles que hacen del Liverpool el equipo más efectivo de la Premier League y que ayer marcó nítida supremacía sobre un rival que todavía sufre la partida de Alex Ferguson con figuras tremendamente  disminuidas como sus goleadores Wayne Rooney y Robin van Persie nada más con 11 anotaciones cada uno en lo que va de temporada, mientras que los Reds, dirigidos por Brendan Rodgers, mantienen un rendimiento basado en el juego con envíos largos desde las bandas por Flanagan y Johnson, y en un medio sector bien administrado por Gerrard, Anderson, Allen y especialmente Sterling, aunque en esta oportunidad los dos primeros goles hayan llegado por la vía de los penales y no producto de la contundencia goleadora de sus arietes.

Si bien el trámite fue bastante parejo, con disputa en el medio terreno en varios pasajes del partido, los de Anfield ratificaron un estilo basado en un gran ritmo para el despliegue y en una ininterrumpida búsqueda de variantes ofensivas, mientras que los Devils, ahora dirigidos por David Moyes, sucumbieron en sus intentonas debido a una mayor eficacia para el quite de parte de recuperadores con oficio como Skrtel y Aggel en el fondo y a una mayor rapidez para darle destino en profundidad al balón con un Suárez en esta ocasión mejor neutralizado que Sturridge, quien tuvo en sus pies las mejores ocasiones para anotar y que al estilo de los viejos lobos de área inventó un penal, el tercero, que el ejecutor histórico del equipo Steven Gerrard estrelló en el parante derecho.

Ya se sabe que la Primera División del fútbol inglés tiene como marca dominante la condición atlética de sus protagonistas, pues a la velocidad persistente con que se juega hay que añadirle los momentos de contacto en los balones divididos en los que quien no tenga debidamente reforzada la musculatura puede terminar pasándola muy mal, dada la reciedumbre con que se pelea cada centímetro de territorio, muy a diferencia del estilo impuesto en la Liga española por el Barcelona, donde el juego tiene su principal sustento táctico en la calidad y precisión técnicas de sus jugadores tal como ayer volvió a demostrarlo, aplastando al Osasuna (7-0) con un Messi que regaló exquisiteces a diestra y siniestra.

Por su parte, el alicaído Manchester United, relegado al séptimo lugar de la tabla, ya sin posibilidades de pelear los primeros puestos, tan solo con 48 puntos acumulados, cifra sus esperanzas de completar una decorosa temporada, pretendiendo revertir su situación en la Champions League frente al Olympiakos griego que lo aventaja en el marcador parcial (2-0) con el que deberá finiquitar también en condición de local, el posible pase a cuartos de final el miércoles 19 de marzo.

En la sorpresa de la fecha, el Aston Villa se impuso por la mínima diferencia al Chelsea e interrumpió la tendencia de los Blues a encaminarse en solitario hacia el título con el ingrediente de la expulsión del su entrenador, Jose Mourinho, por protestar la tarjeta roja contra el hondureño Ramires, con lo que dejó a su equipo con nueve hombres, ya que antes había sido también enviado a las duchas Willian. Con este resultado el Chelsea conserva el primer lugar en la tabla (66), el Manchester City está cuarto (60), pero con tres partidos menos, en tanto que el Liverpool y el Arsenal comparten el segundo lugar (65 cada uno), con un partido menos, lo que da lugar a presagiar que la lucha continuará sin tregua hasta la finalización del campeonato.

Julio Peñaloza Bretel es periodista y asesor de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia