Internacional

El Liverpool es una tromba

Dominio El desempeño de los dirigidos por el irlandés Brandan Rodgers convirtió a los Cazorla, Arteta  y Özil en piezas reducidas.

La Razón (Edición Impresa) / Julio Peñaloza / La Paz

00:00 / 10 de febrero de 2014

Los hinchas del Arsenal tendrán como pesadilla, por mucho tiempo, la eficaz e incontrolable imagen del eslovaco Martin Skrtel, marcador central del Liverpool, que ni bien iniciado el juego  metió la pierna para embocarla en tumulto luego de un envío de tiro libre por izquierda, de esos en los que el árbitro se ve en figurillas para advertir los fuera de juego, debido a la rapidez con que se suscita la acción.

Pocos minutos después, el mismo Skrtel metió un cabezazo que le imprimió un efecto de espiral al balón para anotar el 2-0 y a los veinte minutos de la primera etapa, el jamaiquino Raheem Sterling y Daniel Sturridge, inglés, también de origen jamaiquino, ponían las cosas 4-0 anunciando una catástrofe en las filas del hasta entonces puntero de la Premier que fue presa de un desconcierto inusual en un equipo que comanda la tabla de posiciones.

4-0 al Arsenal de Arsene Wenger en una fulgurante primera parte del encuentro es mucha dosis para quienes pretendían continuar con su marcha en busca del título, pero el extraordinario nivel de concentración con el que se desempeñaban los dirigidos por el irlandés Brendan Rodgers, convirtió a los Cazorla, Arteta y Özil en piezas reducidas a la mínima expresión ante los certeros balonazos en profundidad jugados por bandas hasta el punto en que ni siquiera fue necesaria una anotación del uruguayo Luis Suárez, quien estrelló un disparo en un parante en el primer tiempo y más tarde el portero polaco Wojciech Szczeny le sacó un impresionante disparo que evitó se colara por la escuadra izquierda.

La pasión y la euforia que son capaces de desatar los de la ciudad en la que se fundó el rock-pop, llega a decibeles alucinantes de algarabía, con el oriundo Steven Gerrard, su distinguido capitán, que viste la roja en su casa de Anfield desde 1998, más, en este caso, si lograban imponerse a los gunners interrumpiendo su camino hacia el título, consolidándose en el cuarto lugar con 50 puntos y abriéndole la puerta al Chelsea que al imponerse al New Castle es el nuevo puntero de la Premier League con 56 (el Arsenal quedó con 55, seguido del Manchester City con 54).

Un gol de vestuario suele alterar radicalmente el guión de quien lo sufre y a partir de entonces, el Arsenal debió comenzar a pagar y muy caro, su llamativo desconcierto, soportando arremetidas en que las espaldas de sus defensores fueron varias veces superadas por esa dupla letal, Sturridge-Suárez que tienen  convertidos nada menos que 38 goles en lo que va del torneo.  Solamente en pasajes muy aislados y breves de la segunda etapa, el Arsenal pudo conseguir la tenencia del balón, pues en la mayor parte del encuentro fueron las pelotas en profundidad del rival,  su endemoniada capacidad de recuperación y su incisividad ofensiva las que se impusieron, para que fuera el mismo Sterling el que anotara el parcial 5-0, en alguna medida atenuada con el penal que le permitió a Mikel Arteta ese gol, en casos como éste, llamado de honor.

El Liverpool consiguió ejecutar la práctica desaparición del Arsenal en el campo, durante esa primera parte, gracias a las facilidades otorgadas por un puntero que fue incapaz de recuperar jerarquía para evitar tan grande contraste que vuelve a poner sobre el tapete los vaivenes de la Liga inglesa que el año pasado ha cumplido ciento cincuenta años (se fundó en 1863) y reafirma su vigencia exhibiendo ante el planeta fútbol, como la más disputada y emocionante de todas las muy competitivas que se juegan en el viejo continente.

El próximo 16 de febrero, en el Emirates de Londres, el Arsenal recibirá al mismo Liverpool para disputar una nueva fecha de la FA Cup. Con los ojos en tinta, los cañoneros saltarán seguramente, hambrientos de revancha, pues perder la punta del campeonato y con goleada tan incuestionable debe tenerlos inquietos y con ganas de quitarse las espinas de la humillación.

El Arsenal y su complicada agenda

Ni bien recibido el palazo del 1-5 frente al Liverpool, el Arsenal debe recibir este miércoles 12 en su casa a un ascendente Manchester United, séptimo en la tabla con 41 puntos, que llega de perder con el Stoke (1-2) y de empatar con el Fulham (2-2).

▶▶▶

El Arsenal vuelve a enfrentarse al Liverpool por FA Cup el próximo domingo 16, e inmediatamente debe encarar su gran prueba de fuego en Champions League, ya que el miércoles 19 debe medirse por octavos de final con el Bayern de Múnich.

▶▶▶

Jugar en casa o a domicilio se ha hecho prácticamente indistinto para los equipos de la alta competición europea, pero dado el contraste tan preocupante sufrido el sábado por marcador tan abultado, el Arsenal deberá intentar sacar ventaja del hecho que tres partidos tan complejos debe jugarlos con público a favor.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia