Internacional

Londres se despide y la samba empieza a sonar

Clausura. El presidente del COI, Jacques Rogge, declaró a los Juegos de Londres ‘alegres y gloriosos’

AFP y EFE / Londres

00:56 / 13 de agosto de 2012

Londres 2012 entregó ayer el testigo a Río de Janeiro 2016 en una desenfadada ceremonia en el Estadio Olímpico de Stratford con canciones de cinco décadas de pop-rock británico, en homenaje a una de las grandes señas de identidad del Reino Unido.

El simbólico apagado del pebetero puso fin a unos Juegos Olímpicos "alegres y gloriosos" de Londres al término de una divertida fiesta sin complejos con mucho veterano en la que volvieron a reunirse las Spice Girls, Muse cantó Survival y The Who cerró el evento con su himno My Generation.

Desfilaron coches "retro", motos "mod" y camiones descubiertos, desde los que algunos artistas se dieron un paseo triunfal cantando por el Estadio Olímpico ante más de 80 mil espectadores mientras miles de voluntarios, hasta un total de 4.000, no dejaban de bailar.

Brasil, próximo país anfitrión de los Juegos, también tuvo su espacio y por el escenario de Stratford aparecieron Renato Sorriso, Alessandra Ambrosio y Marisa Monte, en un desfile de samba que recordaba al carnaval de Río de Janeiro.

No podía faltar el mayor ícono del deporte brasileño, el Rey Pelé, quien se presentó luciendo la camiseta del seleccionado de fútbol del país cinco veces campeón mundial en esta disciplina.

El espectáculo fue un homenaje a la cultura británica, con la presencia de figuras como George Michael, Kate Bush, Queen, Madness, Take That, Pet Shop Boys, Liam Gallagher y Ray Davies, que cantó Waterloo Sunset en uno de los momentos cumbre.

Otros fueron la reunión de las Spice Girls, un grupo que en los 90 vendió más de 75 millones de discos y anoche cantaron desde lo alto de taxis negros londinenses su Wannabe, y la divertida interpretación de Always Look on the Bright Side of Life de la película La Vida de Brian con un coro de Bollywood.

"Han sido unos Juegos alegres y gloriosos", sentenció el presidente del Comité Olímpico Internacional, el belga Jacques Rogge, haciéndose eco del verso del himno británico que, hace unos días, dio nombre al "sketch" de la reina Isabel II saltándose en paracaídas con James Bond.

La fiesta acabó con el pebetero desmontado mientras Take That interpretaba Rule the World, seguido por los actuales integrantes de The Who cantando My Generation entre los fuegos artificiales.

Poco antes, el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, recibió de su homólogo de Londres Boris Johnson la bandera olímpica como gesto simbólico del inicio de la cuenta atrás para los Juegos de 2016 en Brasil.

El discurso de Rogge y la entrega de la bandera olímpica fueron los dos momentos más solemnes de la ceremonia.  En medio de esta fiesta "british", el comité organizador de Río-2016 presentó durante ocho minutos música y baile de su ciudad y de su país al mundo.  La llama volverá a encenderse en Río el 5 de agosto de 2016.

Río tuvo su fiesta e invitó a Pelé

La sorpresa

Río de Janeiro exhibió un espectáculo que rindió homenaje al carnaval carioca, y mostró fusión musical y modernidad. Además tuvo como gran invitado sorpresa a Pelé.

Solemne

El himno brasileño sonó luego en el estadio mientras se izaba la bandera del próximo país anfitrión de los Juegos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia