Internacional

Murió Cruyff, el del ‘fútbol total’

Llegó a hacer malabares con un paquete de cigarrillos, pero el tabaco, su debilidad, le provocó un cáncer y acabó con la vida de uno de los mejores futbolistas de la historia

Cruyff. Un ícono como jugador, pero también como inspirador. Como DT, ‘construyó la catedral’ del Barça.

Cruyff. Un ícono como jugador, pero también como inspirador. Como DT, ‘construyó la catedral’ del Barça. EFE.

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Barcelona

00:02 / 25 de marzo de 2016

Johan Cruyff, uno de los mejores futbolistas de la historia, falleció ayer a la edad de 68 años víctima de un cáncer. “El día 24 de marzo de 2016 Johan Cruyff (68 años) ha fallecido en Barcelona, rodeado de su familia después de una dura lucha contra el cáncer”, informó su familia a través de la página web del exfutbolista y entrenador.

El holandés fue ganador de tres Balones de Oro, la mayor distinción individual para un jugador de fútbol (1971, 1973, 1974). El centrocampista organizador revolucionó su demarcación en el campo vistiendo las camisetas del Ajax de Ámsterdam y del FC Barcelona entre otros, así como con la selección holandesa.

Cruyff desveló en octubre de 2015 que sufría un cáncer de pulmón. Fumador empedernido, dejó el tabaco en 1991 tras someterse a una operación quirúrgica del corazón. Hace poco más de un mes, Cruyff había ofrecido noticias tranquilizadoras: “Tengo la impresión de ganar 2-0 al descanso de un partido que estoy seguro de que acabaré por ganar”.

“Tras varias sesiones de tratamientos médicos, puedo decir que los resultados son muy positivos gracias al excelente trabajo de los doctores, a la amabilidad de la gente, y a mi mentalidad positiva”, aseguró entonces en un comunicado difundido por su sociedad Cruyff Management.

Finalista del Mundial 1974, encarnó el “fútbol total”, con Holanda y con el Ajax de Ámsterdam que reinó en Europa a comienzos de los años 70. Junto a otros holandeses como Johan Neeskens, Ruud Krol, o Arie Haan, maravilló por el gusto por el buen fútbol.

Pese a su delgada figura y su apariencia frágil, Cruyff vivió su esplendor como futbolista en el Ajax entre 1964 y 1973 como referencia entre los centrocampistas creadores de juego, como director de orquesta, siendo fuente de inspiración para muchos jugadores que le sucedieron como el francés Michel Platini. “Fue el mejor jugador de todos los tiempos”, indicó  Platini sobre el Holandés volador.

Visión de juego, pasador preciso, rápido, técnico, talentoso y goleador, Cruyff poseía todas las características del futbolista moderno. Un estilo que plasmó durante su etapa como entrenador del FC Barcelona (1988-1996), al que hizo campeón de Europa por vez primera para el club catalán en 1992.

Profesional desde los 17 años en el Ajax, Cruyff creció con el número 14 a la espalda, dorsal que sigue siendo emblema de su paso por el Ajax. En 1973 fichó por el FC Barcelona entrenado por su compatriota Rinus Michels (1973-78).

Entre las imágenes que dejó, destaca la de la final de la antigua Copa de Europa en 1972 en Róterdam entre el Ajax de Ámsterdam y el Inter de Milán, ganada 2-0 por los holandeses, imponiendo su fútbol total ante el catenaccio de los italianos. Era el segundo de los tres triunfos consecutivos del Ajax en la máxima competición continental. Cruyff, autor de dos goles, alcanzó entonces la mayor cota de su arte sobre un terreno de juego. “En su último partido fue expulsado por encararse con el árbitro”, recuerda Platini antes de concluir: “hoy es un día triste para el fútbol”.

Fue figura de la Naranja Mecánica

Ramiro Siles

Johan Cruyff, nacido el 25 de abril de 1947 en Ámsterdam, está considerado como uno de los cinco grandes jugadores de la historia. Se convirtió en el hombre que revolucionó el fútbol como entrenador con el 3-4-3 que implantó en su debut como técnico con el Ajax y que llevó a su máxima expresión en el Dream Team del Barcelona.

Fue emblema de la Naranja Mecánica, la selección holandesa, con la que disputó la final del Mundial de Alemania 74, aunque cayó 2-1 frente a la Alemania Federal de Franz Beckenbauer y Torpedo Müller. En este Mundial fue nombrado mejor jugador del torneo. Su otra gran cita con la selección fue en 1976, tercer lugar en la Eurocopa de Yugoslavia. Renunció al Mundial de 1978 como protesta por la situación política argentina.

Como técnico ganó: dos Copas de Holanda (85-86 y 86-87) y una Recopa de Europa (86-87) con el Ajax; cuatro Ligas (90-91, 91-92, 92-93, 93-94), una Copa de Europa (1992), una Recopa de Europa (88-89), una Supercopa de Europa, una Copa del Rey (89-90) y tres Supercopas de España (1991, 1992, 1994) con Barcelona.  Obtuvo la Copa del Rey en 1990, la Liga en las dos próximas temporadas y levantó la tan ansiada primera Copa de Europa del Barcelona en 1992.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia