Internacional

Perú, más ‘Guerrero’ que Bolivia

Le queda al DT Mauricio Soria claro el panorama para la eliminatoria. Qué tiene y qué le falta

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Barraza / La Paz

01:50 / 27 de junio de 2015

En este marco tan loable, Paolo Guerrero era un peligro para la Conmebol. Marcó tres goles y Perú despachó a Bolivia, una Bolivia que empezó bien la Copa, pero que se vuelve con varias asignaturas para aprender o mejorar. En cambio la actuación peruana en esta Copa es absolutamente sorprendente, uno de los puntos más gratos más allá de su llegada a semifinales o de lo que suceda incluso después de eso. “Pasan los años, en todos los países aparecen nuevas figuras y nosotros seguimos con Pizarro, Guerrero, Farfán, Vargas… No tenemos recambio”, nos decía amargamente un colega limeño. Hasta Ricardo Gareca era visto al momento de su contratación como la última opción, lo que quedaba suelto por ahí… Pero el exgoleador algo debe tener con este crecimiento incaico, sin dudas. ¿O es obra del Espíritu Santo…?

Perú llegó como el patito feo y ya es una notable revelación. Jugará los seis partidos, que siempre es el objetivo de los grandes. Sorprendió su fútbol vertical, con presión, velocísimo, con ambición. El toque y el desplazamiento tienen antigüedad, están en el ADN del futbolista peruano. Y, después de los inefables errores de marca del primer juego ante Brasil, supo corregir y mostrar también una imagen sólida atrás, confiable.

Nadie puede vaticinar cómo le irá en la Eliminatoria, no sería serio. Pero está jugando a otra cosa, muestra un atrevimiento que no se le veía en años, frescura en el toque del medio, casi sin transición, saca del fondo, pasa como rayo la media cancha y elabora la jugada ofensiva. Por esto se dio un gol de Pizarro y tres de Guerrero. Si los motores del medio no arrancan, el carro de arriba no se mueve. Es lo que pasó con Colombia en los tres primeros partidos. Bloqueados Cuadrado y James Rodríguez, Falcao y Teo Gutiérrez no tuvieron casi situaciones de gol en toda la primera fase.

Gruesa porción de mérito en esa claridad de fútbol tiene el joven Christian Cueva, la nueva figura estelar del fútbol peruano. Cueva es gestor esencial del segundo gol de Guerrero, primero con un control magistral, un arranque muy suyo en velocidad y el pase bochinesco al goleador. También participó del primero abriendo el pase a Vargas, quien luego sacó un centro espectacular, de ésos que van doblando hacia atrás para encontrarse de frente con el atacante que llega a definir.

¿Cuánto hace que no vemos un triunfo tan rotundo y brillante de Perú en una Copa América, en una Eliminatoria…? Forzamos la memoria, no encontramos. “El 3-0 a Uruguay en Venezuela 2007”, nos auxilia Carlos Salas, jefe de deportes de El Comercio de Lima. Verdad, lo recordamos como otra gran producción, el técnico era Julio César Uribe, Tabárez ya estaba en Uruguay, los Cuatro Fantásticos tenían ocho años menos… Perú tuvo aquella vez dos elementos de los que exhibió ahora frente a Bolivia: movilidad y mentalidad. Sin presión, sin dinámica y sin intensidad, hoy, no existe la menor posibilidad de triunfo.

Las tres tuvo Perú. ¿Cuánto hay de mérito de Gareca en ello… porque su tiempo de trabajo fue por demás breve? Indudablemente el desempeño en esta Copa deberá ser refrendado en la Eliminatoria, y ahí se sabrá su porcentaje de acierto, pero éste es un empujón anímico fantástico, permite trabajar con tranquilidad y confianza, afianza conceptos. Y es la confirmación para varios jugadores.

Bolivia se va seguramente con sensación agridulce. Pasó la primera fase, un objetivo mínimo de todas las selecciones, pero se lleva ocho goles de los últimos partidos. Mostró una cara en los dos primeros juegos, se desdibujó en los siguientes. También es cierto que en estos últimos creció el nivel de los oponentes. Chile es el mejor de todos en la Copa hasta hoy y Perú la revelación.

Le queda a Mauricio Soria clarísimo el panorama para la Eliminatoria. Qué tiene y qué le falta. Bolivia encontró un funcionamiento en los encuentros con México y Ecuador basado en la actitud, la presión, el dinamismo, la rapidez de movimientos. Todo positivo, pero luego de la táctica vienen los jugadores y ahí, individualmente, tiene menos que muchos Bolivia. No le sobran elementos. Y los que pone en cancha no superan a los adversarios.

El arquero muestra grandes condiciones, es atrevido, aunque cometa algún error y reciba críticas. Excelente el aporte de Smedberg, volante de técnica discreta, pero que hace todo bien, súper positivo, notable en el cobro de tiros libres y córners, incluso de pegada importante con pelota en movimiento como se evidenció en el gol a Ecuador. una aparición inesperada, titularísimo para la Eliminatoria. Más que interesante Leonel Morales el lateral izquierdo. Y no mucho más. Muy solo Marcelo Martins arriba; aparte no le sobran ni técnica ni velocidad. Ni suerte: el cabezazo que le tapó Gallese es la atajada de la Copa hasta ahora. El técnico deberá seguir buscando elementos que mejoren esta versión Copa América.

La jugadita de Guerrero sobre el final (con la izquierda hace rebotar la pelota en su derecha para que se convierta en un pase) fue tema de muchos periodistas aquí en Chile; es el mismo reproche que se le hace a Neymar. ¿Está bien…? ¿Está mal…? Si la hace cuando van cero a cero está perfecto, que haga bicicletas, cascaritas, taquitos, lo que guste, problema suyo. A los cinco minutos de juego lo mismo, que tire diez de ésas. Pero cuando faltan segundos para concluir el partido y va ganando 3 a 1, es provocativo. Y los que se enojaron no eran uruguayos, sino bolivianos. Si Guerrero hace ese chiche el lunes contra Chile a los diez minutos nos rectificaremos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia