Internacional

Selección sin identidad

Por qué no mejor explicar la falta de identidad de un equipo que jugó dos partidos más o menos —uno mejor que el otro— y dos pésimos, claramente estos últimos tuvieron como ingrediente esencial la mano del entrenador.

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

02:11 / 29 de junio de 2015

Mauricio Soria se salió por la tangente. Optó por hablar de cualquier cosa menos de sus errores en la Copa. Y es que así como Danny Bejarano le regaló el tercer gol a Perú en el partido de cuartos de final, el entrenador regaló al menos dos encuentros en el torneo de Chile por hacer sus experimentos.

Al volver al país empezó echándole la culpa a la mala condición de los estadios en Bolivia. Es cuestión de recordarle que la selección se entrenó apenas cinco días en Santa Cruz y, en cambio, un mes afuera, en canchas argentinas y chilenas, ésas de “otro mundo”.

Por qué no mejor explicar la falta de identidad de un equipo que jugó dos partidos más o menos —uno mejor que el otro— y dos pésimos, claramente estos últimos tuvieron como ingrediente esencial la mano del entrenador.

En el fútbol, identidad es el rasgo propio que debe tener un equipo. Bolivia iba camino a eso ante México (0-0) y Ecuador (3-2). Luego, en vez de apuntalar los aciertos y corregir los errores, el DT decidió hacer “borrón y cuenta nueva”.

Cuatro cambios rato antes —no días antes— de jugar contra Chile costaron caro. Ni los jugadores se lo podían creer. El resultado: 5-0. Papelón mediante, jugando sabe Dios a qué. Desorientado por completo.

Vaya y pase. Bolivia ya estaba ¡clasificada a cuartos! Era la gran oportunidad. ¡Cómo no aprovechar una sorpresa así! Pero no, el entrenador en vez de optar por el mejor equipo —ése que le ganó a Ecuador— decidió no solo cambiar algunos nombres sino también el “dibujo” táctico.

Perú —o mejor dicho Paolo Guerrero— no tuvo problemas para hacerle tres a Bolivia (3-1) y despacharla del campeonato. Pasar a las semifinales fue para el equipo incaico más fácil que la tabla del uno. Bolivia se clasificó a cuartos 18 años después y 20 años después jugando la Copa en el exterior. Ya nadie se acuerda de ese éxito. Lo que está en el aire es cómo fue eliminada.

Que Soria analice y repiense. El fútbol no perdona. O uno es fenómeno o es burro. Y que se dé cuenta que en sus manos está la Selección de Bolivia, no el equipo de un barrio. Si no, que los dirigentes pongan retro. No vaya a ser que en las próximas eliminatorias haya que lamentarse por algo peor que el nivel del fútbol boliviano.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia