Internacional

Al United no se le discute el liderazgo

El Manchester United es el equipo de mayor regularidad en rendimiento del fútbol británico. Como en la temporada pasada, la batalla por el título de la Liga Premier es entre los dos equipos de Manchester.

Foto: EFE

Foto: EFE

La Razón / Julio Peñaloza Bretel / La Paz

02:52 / 14 de enero de 2013

Robin van Persie tiene la jerarquía y la eficacia que le permite al Manchester United la última jugada para   ganar partidos. Contra el Liverpool, además de anotar la apertura, pudo haber convertido dos de antología, de taco, casi idénticos, lo que denuncia cuan pez en el área chica se siente el holandés goleador de la Premier League, permanentemente asistido por unos compañeros de medio terreno que juegan muy bien en largo, así como pueden ser capaces de armar jugadas en reducidos espacios para generar los vacíos necesarios que como sucedió ayer hasta los 60 minutos del partido, dieron lugar a más de un sobresalto para el español Reina, portero de este Liverpool situado 24 puntos más abajo en la tabla que su rival con el que ayer reeditaron el más importante clásico del fútbol inglés.

Desde el banco, Chicharito Hernández y Antonio Valencia (ingresó en la segunda etapa), miraban cómo su compañero japonés, Shinji Kagawa, se hacía dueño y señor de la mitad del campo durante el primer tiempo en el que la iniciativa y el control de los dirigidos por Ferguson se expresó en un disciplinado trabajo de recuperación y una movediza tarea de gestación, con un adversario muy incómodo en el intento de articular proyecciones en ataque, con un Luis Suárez tan maniatado que para la segunda parte fue reposicionado hacia el medio de la cancha y de allí partir para conectar con su compañero Daniel Sturridge que acortaría el marcador que sería definitivo y que le permitió imprimir a los visitantes un rendimiento mejor concebido a partir del minuto 60, con por lo menos cuatro ataques sorpresivos que pusieron en aprietos a la retaguardia de los diablos rojos conformada por Ferdinand y Vidic, autor del segundo gol.

Entre Suárez y Sturridge pudo haberse concretado el empate, pero la descoordinación en las terminaciones de cada intento y la maraña de piernas defensivas hicieron que este indiscutible puntero del torneo inglés volviera a ganar, y de esta manera proseguir su marcha hacia la obtención del título, ése que perdió en la versión anterior con el otro Manchester, el City, dirigido por Roberto Mancini y que se impuso al Arsenal para seguir en la lucha, tal como lo hiciera en la temporada 2011-2012. En esta versión, a diferencia de la anterior, la ventaja es de siete puntos de uno a otro Manchester, y de continuar por esta senda, con rendimientos muy regulares y rivales que difícilmente podrán sorprenderlo como hiciera el West Bromwich en noviembre que le ganó por la mínima diferencia, se encuentran en la línea de ratificarse como el equipo más ganador —y de mayor regularidad en rendimiento— del fútbol británico.

El poderío ofensivo del Manchester se duplica cuando entra en escena Wayne Rooney, ausente por lesión, pero las variantes de las que dispone Ferguson en el banquillo, permiten que su sistema de juego no sufra debilitamientos, aunque por las características del fútbol inglés, las incidencias de un partido puedan ser tan cambiantes que pueden producir dramáticas modificaciones en los resultados finales, en tanto se juega con el mismo aliento hasta los minutos adicionales.

Mientras en España el Barcelona mantiene intacta su bien aceitada maquinaria, el Madrid ya casi ha abandonado la pelea por trepar en el torneo local, concentrándose en la Champions —Mourinho estuvo ayer en Old Trafford para observar a su rival de febrero—, por su parte, el recordman en permanencia de los directores técnicos de élite (27 años en el Manchester), el escocés Alex Ferguson, ha organizado un seminario de la Asociación de Entrenadores de la Premiere League, en el que participarían como expositores de lujo el propio Mourinho y Pep Guardiola, que concluye su año sabático con su muy probable incorporación al Manchester City para la temporada 2013-2014.

Mourinho se concentra en la Champions

Siempre coherente con su estilo previsor, José Mourinho estuvo ayer en el clásico inglés para observar el desenvolvimiento del que será su rival en octavos de final de la Champions League a disputarse en febrero.

▶▶▶

El controvertido entrenador del Madrid ha debido observar la muy clara disposición táctica de su próximo adversario que, gracias a un violento disparo de Gerrard que no pudo contener el meta De Gea, le permitió al Liverpool anotar el descuento, momento a partir del cual el Manchester perdió parcialmente los papeles replegándose exageradamente hasta el punto en el que el empate era inminente.

▶▶▶

Mientras el Manchester United quiere hacer doblete en los torneos local e internacional, los merengues con el empate sin apertura del marcador del  sábado frente al Osasuna prácticamente se sienten fuera de toda posibilidad de alcanzar al Barcelona, que lo aventaja con 18 puntos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia