Internacional

¿Así se arbitra en América?

Que Chile avance por méritos propios, no porque hay una agenda preconcebida y con la ayuda del árbitro

La Razón (Edición Impresa) / Julio Peñaloza Bretel / La Paz

01:54 / 29 de junio de 2015

En el ya larguísimo torneo de peros a lo que haga o deje de hacer Lionel Messi, el último para el registro del inteligentómetro sudamericano es el siguiente: “En la selección argentina no juega igual que en el Barcelona, porque aquí lo marcan, lo fastidian, no lo dejan moverse… por eso es uno en Europa y otro en América”. Flor de giles los que dijeron tamaña estupidez cuando a pesar de la marca personal y malvada de Arias, las zancadillas, los empujones, los manotazos y otras malas artes, Messi fue el mejor jugador del campo frente a Colombia, demostrando con creces que la equivocada apreciación sería en algún momento contestada por el talento del 10 rosarino al que ponerle marca en zona o personal no sirve de mucho cuando tiene todas las luces encendidas.

Días previos a esta afirmación, propia de detractores envidiosos que creen sabérselas todas, había consenso en que el arbitraje en Europa, mínimamente en Inglaterra, es muchísimo más permisivo que en nuestro continente, debido a que las características dominantemente físicas del fútbol británico determinan contacto muy seguido y tantas veces muy fuerte entre rivales, por lo que se aconseja dejar seguir lo más posible, a fin de evitar que cada partido se someta a la interrupción de la fluidez del juego a cargo del árbitro. Esto lo teníamos absolutamente claro hasta que el mexicano García Orozco, con el tufo de los mediocres que quieren robarles el legítimo protagonismo a los futbolistas, les espetó, por separado, a Messi, Agüero y Pastore que “así se juega en América”. Falso. Así se permite que los impunes destrocen a los talentosos, así, como arbitró el mexicano Argentina 0 Colombia 0, o como lo hizo el brasileño Sandro Ricci que expulsó a Cavani y dijo no haber visto la metida de dedo (Chile 1 Uruguay 0), mal intencionados como Juan Guillermo Cuadrado y Gonzalo Jara, se posibilita que estén más cerca a la convalidación de la impunidad, que del castigo aleccionador y correctivo.

Arbitrajes como los citados responden a dos posibles explicaciones. La primera pasaría por la falta de capacidad profesional que para torneos del calibre de una Copa América no puede ser argumento debido a que se eligen a los mejor evaluados de cada país con el fin de garantizar transparencia y buen hacer. La segunda es la que podría ofrecernos desde el más allá el desaparecido presidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), Julio Humberto Grondona, a través de las escuchas telefónicas que han permitido conocer durante la última semana cómo se digitaban arbitrajes por ejemplo en un partido por Copa Libertadores de América entre Boca Juniors y Corinthians (2013) con la designación del colegiado paraguayo Carlos Amarilla, y cómo, inclusive, se daba el pisto de ufanarse por haber ganado un partido “con los dos líneas”. ¡Maestro! Si hubo un maestro del juego sucio y los negocios turbios del fútbol en Sudamérica era Julio Humberto Grondona, hincha de Independiente de Avellaneda y fundador en 1957, junto a su hermano Héctor,  de Arsenal de Sarandí, que acuñó una frase para el bronce al respecto: “Amarilla es el mejor refuerzo xeneize de la última temporada”.

No quisiéramos pensar que la mano viene pesada en las semifinales a jugarse entre hoy y mañana. Que Chile avance no por méritos propios, sino porque hay una agenda preconcebida para que si no puede hacerlo a través de las reglas de juego lícitas, se clasifique con la ayuda del hombre del silbato. Por estas horas hay mucha incomodidad en los pasillos de esta Copa América, y de ello pueden dar cuenta Gerardo Martino que prefirió no decir nada sobre el mexicano Roberto García Orozco “porque ganamos”, que aparte de dejar jugar con brusquedad desmedida, no cobró por lo menos dos penales en favor de Argentina, y el propio Dunga que reclamó por lo sucedido con la expulsión de Neymar, diciendo que al chileno Guillermo Osses “no lo llevaría a dirigir ni un partido de amigos.”

Esta Chile 2015 se ha caracterizado por partidos muy disputados, con alta carga de fricciones y en los que ha reinado la falta táctica, cosa que puede evidenciarse con facilidad a través de los siguientes datos: Ocho partidos terminaron 1-0, tres concluyeron sin apertura de marcador y otros tres con el ajustado 2-1, dos partidos finalizaron 1-1 y uno más 2-0. Esto significa que de 22 jugados, 17 terminaron con resultados muy peleados —78%—, lo que denuncia a los cuatro vientos que en el fútbol del siglo XXI ganar es una misión cada vez más difícil, por los progresos competitivos de selecciones emergentes como la de Jamaica, por ejemplo, que si bien perdió sus tres partidos en fase de grupos, Argentina, Uruguay y Paraguay tuvieron que sudar la gota gorda para ganarle por la mínima diferencia.

Habrá que decir que “así se arbitra en América” si nos atenemos a las digitaciones desde fuera del campo o a las viscosidades con las que algunos encaran su trabajo, que pasan por asuntos personales, útiles para el análisis de diván, pues meterse con la subjetividad de cada quien resulta riesgoso y la conjetura en este ámbito no viene a cuento, aunque sobrevuelen indisimulables indicios de sospecha. Cómo será de especial el ambiente previo a lo que se juega hoy que el presidente peruano Ollanta Humale ha pedido a jugadores y cuerpo técnico de su selección “hacer votos para que los árbitros tengan una actuación imparcial”, afirmación contextualizada de la siguiente manera: “A veces hay fallas en el arbitraje, como en el partido anterior de Chile con Uruguay, y eso puede desestabilizar la situación del partido”, esto en referencia a la expulsión del delantero uruguayo Edinson Cavani  tras la ya célebre y desfachatada provocación del chileno Gonzalo Jara que con una tardanza innecesaria que mueve a susceptibilidades fue finalmente sancionado con tres partidos y queda fuera del torneo, como correspondía.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia