Internacional

El dedazo de Gonzalo Jara

En el fútbol, como en cualquier otra actividad, hay que ser y parecer

La Razón (Edición Impresa) / Julio Peñaloza Bretel / La Paz

01:36 / 26 de junio de 2015

Con la expulsión de Edinson Cavani, las posibilidades de Uruguay, de continuar la batalla empatadora contra Chile mermaron de forma considerable. Gonzalo Jara sabía de la vulnerabilidad del delantero uruguayo luego de enterarse de la desgracia en que su padre se vio envuelto en Montevideo, tras atropellar en estado de ebriedad a un motociclista que perdió la vida,  y por ello es más reprochable todavía la argucia que utilizó para sacarlo del partido, provocándolo con ese dedo en el trasero que ya ha dado la vuelta al mundo muchísimas veces en menos de un día.

¿Un mordisco en la yugular es más sancionable que una tocada de genitales como este mismo Jara hizo con Luis Suárez en eliminatorias mundialistas (2013) o una metida de dedo que sirvió para conseguir ventaja deportiva en un partido que parecía desembocar en el 0-0? Si el órgano disciplinario de la Conmebol no utiliza el mecanismo del video para aplicar la misma lógica evaluatoria con la que se liquidó a Suárez en Brasil, querrá decir que hay una aplicación selectiva de la justicia, que se ha cargado a Neymar Jr. hace unos días con la suspensión por cuatro partidos, por una gresca en el campo y un insulto al árbitro en que los verde-amarillos perdieron frente a Colombia.

Por supuesto que Gonzalo Jara nada tiene que ver con Víctor Jara (1932), notable cantautor chileno, militante del Partido Comunista, hombre de músicas y letras contestatarias a las dictaduras, la pinochetista en primer lugar, que lo torturó y asesinó en 1973. Este Jara, el que parece tener predilección por los toqueteos en las zonas erógenas masculinas de sus rivales, recibió este mensaje indirecto de su anterior víctima charrúa, Luis Suárez: “Hola a todos. Primero que nada agradecer a todos los compañeros que dejaron todo en la Copa y siempre dejando todo por esta hermosa camiseta... Sin palabras muchachos. Gracias y orgullo uruguayo!!! A los otros que hablan de que Uruguay juega mal, pega, discute, etc., que recuerden que Uruguay tiene 15 Copas América. Así que los que se quejan, que miren por su país, que no tienen ningún título... Vamos Uruguay, vamos!”

Nacido en Hualpén (1985), Jara fue figura de Huachipato y Colo Colo para luego emigrar a Inglaterra y más tarde a Alemania donde juega en el FSV Mainz 05. Ha participado de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, y solamente se necesita recurrir a Wikipedia para comprobar qué clase de angelito es este mete mano y mete dedo:

“Claudio Borghi cita a Gonzalo Jara para disputar los encuentros contra la selección de fútbol de Paraguay y la selección de Uruguay por las clasificatorias para Brasil 2014. El jugador junto a otros cuatro compañeros debían llegar a las 22.00 horas el día martes  8 de noviembre al complejo de Juan Pinto Durán, sin embargo él junto a sus cuatro compañeros llegaron con 45 minutos de retraso, rompiendo el acuerdo que ellos mismos impusieron. Luego el entrenador de la selección chilena, Claudio Borghi, ofrece una conferencia de prensa argumentando la falta de los jugadores Jorge Valdivia, Jean Beausejour, Carlos Carmona, Arturo Vidal y Gonzalo Jara. En esta conferencia el técnico de la selección chilena afirmó que los jugadores anteriormente mencionados llegaron 45 minutos tarde y su estado era inadecuado.”

“Un día después de las afirmaciones de Claudio Borghi, los jugadores dan una conferencia de prensa donde desmienten al entrenador. Luego de la misma, Gonzalo Jara fue el primero en disculparse con el técnico Claudio Borghi. Después de algunos meses Gonzalo Jara muestra su arrepentimiento por el llamado Caso Bautizazo y por la posterior conferencia de prensa”.

“En Inglaterra Gonzalo Jara iba a ser titular un sábado en el partido del Brighton ante Burnley, por la segunda división inglesa. Sin embargo, el chileno no se presentó porque fue detenido por conducir sin autorización, pese a que fue suspendido por 17 meses en julio (2011) por manejar bajo la influencia del alcohol. Jara iba en su Audi Q7 cuando fue interceptado por la Policía. Estuvo custodiado hasta las 11 horas antes de ser liberado”.

Que quede constancia, no hay casualidades en la vida,  Jara y Arturo Vidal ya fueron parte de un bochornoso hecho de indisciplina en la selección chilena, y habían tenido las mismas debilidades por la botella y la velocidad automovilística, pero como la selección chilena está ejecutando un operativo que no repara en minucias para campeonar en esta Copa América, el seleccionador Jorge Sampaoli ha optado por ser muy pragmático pasándose por el forro los códigos éticos, el respeto a unas normas de convivencia porque ganar es la consigna, y para ganar se necesita a Vidal en la cancha, y sobre la indignante travesura de Jara decidió aplicar la máxima callejera que dice: “¿para qué nos vamos a hacer los vivos si de boludos estamos bien?”.

Hay algunos entusiasmados que señalan a Chile como a la mejor selección de esta Copa América. Allá ellos. En el fútbol, como en cualquier otra actividad humana hay que ser y parecer, y en ese sentido, los chilenos dieron muestras de falta de escrúpulos —pegaron duro y seguido a los uruguayos en la primera etapa del partido por cuartos de final jugado en Santiago— sobre todo a cargo de jugadores que habían tenido un prontuario del que ya no podrán liberarse. Sus nombres figuran en registros policiales de Chile, Inglaterra e Italia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia