Marcas

Incidentes en campo del West Ham provocan huida de sus dirigentes en pleno partido

Los aficionados de los ‘Hammers’ invadieron el terreno e intentaron atacar a los jugadores pero uno de ellos fue interceptado por el capitán Mark Noble.

El delantero Ashley Barnes del Burnley tropieza a un fanático que ingresó al campo durante su victoria con el West Ham.

El delantero Ashley Barnes del Burnley tropieza a un fanático que ingresó al campo durante su victoria con el West Ham. AFP

La Razón Digital / AFP / Londres, Inglaterra

17:35 / 10 de marzo de 2018

Los propietarios del West Ham dejaron el London Stadium este sábado en pleno partido, a raíz de los incidentes desatados sobre el césped y en las tribunas durante la derrota en casa ante el Burnley en Premier League (3-0), colocando al club bajo la amenaza de medidas disciplinarias.

Después del primer gol del Burnley, algunos aficionados invadieron el terreno de juego, antes de que el defensa James Collins les exhortase a abandonar el césped.

Uno de los aficionados fue incluso reducido y lanzado al suelo por el capitán de los 'Hammers', Mark Noble, furioso al ver que sus propios seguidores atacaban a su equipo.

"Soy un seguidor del West Ham, pero si alguien se acerca a mí, me protejo", se defendió Noble. "Ocurre esto desde hace dos temporadas, desde que nos mudamos a este estadio. Cada vez que perdemos, los dirigentes son criticados. Parece que los seguidores están hartos", añadió.

"El ambiente era horrible. Sabemos que una gran parte de las críticas no van destinadas a los jugadores, pero hace falta ser fuertes para jugar en este ambiente", añadió el jugador del West Ham.

El segundo gol del Burnley provocó nuevas escenas de caos. Varios centenares de aficionados la emprendieron contra el palco, pidiendo a los propietarios que se fuesen, acusándolos de haber destruido el club.

Un seguidor se hizo con un banderín de córner antes de plantarlo en el círculo central.

Los copropietarios David Gold y David Sullivan, cuya decisión de llevar al equipo de Upton Park al estadio olímpico de Londres, que West Ham alquila, está en el origen de la discordia, abandonaron el London Stadium temiendo por su seguridad.

Las fuerzas de orden rodearon después a los aficionados, protegiendo al banquillo del West Ham, mientras que los suplentes y técnicos del Burnley permitieron a niños refugiarse en su banquillo ante el caos reinante.

Pese a varias interrupciones, el partido pudo terminarse, colocando al West Ham en el lugar 16 de la Premier League, con sólo dos puntos más que los equipos que se encuentran en zona de descenso, tras esta derrota ante el Burnley, sorprendente séptimo clasificado.

"No creo haber visto nunca algo parecido en un partido de fútbol", reaccionó el entrenador del West Ham, David Moyes, pidiendo a los aficionados que apoyen a sus jugadores de "otra manera".

Estas escenas surrealistas podrían costar caro al West Ham. La Federación Inglesa (FA) condenó "firmemente" lo ocurrido, indicando que espera los informes del club y del árbitro.

"Aunque la investigación oficial será realizada por la federación, plantearemos nuestras propias cuestiones al West Ham sobre lo ocurrido, sobre todo para evitar que situaciones similares se reproduzcan", dijo la Premier League.

"Es esencial que toda persona que forme parte o asista a un partido de Premier League pueda hacerlo con toda seguridad. No hay lugar, a ningún nivel, para lo que ha pasado en el London Stadium", añadió la instancia.

Por su parte, el club indicó en un comunicado haber abierto una investigación y pidió una reunión de urgencia de todas las partes, prometiendo tomar "medidas firmes y apropiadas".

Los incidentes del sábado ponen colofón a una semana agitada para el club, después de que dos manifestaciones de aficionados que estaban previstas fueron al final anuladas, la segunda debido a un altercado entre los propios grupos de seguidores.

La mudanza de Upton Park, un estadio compacto, donde los aficionados estaban cerca de los jugadores y del terreno, a un estadio inicialmente concebido para el atletismo, donde los seguidores están forzosamente más alejados de las acciones, fue el origen de las críticas repetidas desde que West Ham se instaló en su nueva casa la pasada temporada.

Los primeros meses que siguieron a este cambio de estadio tuvieron varios incidentes sobre el terreno, lo que desembocó en que las autoridades del estadio y los dirigentes del club se enzarzaran en una batalla para dirimir sus responsabilidades respectivas en relación a las medidas de seguridad. (10/03/2018)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia