Europa

Cuando el dinero ensucia al fútbol

Varios clubes de las ligas más importantes del mundo han sido capturados por los rusos y árabes millonarios

La Razón (Edición Impresa) / Julio Peñaloza Bretel / La Paz

00:45 / 03 de febrero de 2014

El dinero ha invadido hasta los territorios más virginales del fútbol. Los empresarios e intermediarios del primer mundo se están pasando de rosca y eso puede observarse con meridiana claridad en el modus operandi de la transferencia de Neymar que le ha costado a Sandro Rosell la dimisión del Barcelona debido a una operación que habría bordeado los cien millones de euros, y no 57 como se dijo en principio, asunto que sirve para taparle la boca a Gerardo Martino, que en su momento declaró que el monto del fichaje de Gareth Bale al Real Madrid le parecía insultante. Todos quienes intervinieron en la transacción buscaron morder el pedazo más grande posible y en el mundo de los descarnados negocios tal cosa resulta perfectamente comprensible, pero no debiera llegar al extremo de pasar por la falta de transparencia expresada en la elaboración de documentos que terminen convirtiéndose en declarados instrumentos de evasión impositiva.

Grandes equipos que dominan las principales ligas europeas han sido capturados por potentados rusos y árabes, por excéntricos aburridos de no saber qué hacer con sus millones y encontrar en el balompié, el habitáculo para la canalización de sus expectativas de autosatisfacción y eso hace que hoy, un juego que todavía conserva sus rasgos simbólicos expresados en la genuina vocación de jugar y ganar, esté amenazado de manera creciente por una voracidad que se circunscribe a no más de quince grandes clubes que mueven sus tentáculos en direcciones que pasan por el perfeccionamiento de las canteras y las compra-ventas más estruendosas debido a astronómicos montos con que se concretan y los métodos no siempre transparentes con las que se hacen efectivas.

En ese alborotado contexto, con un Barcelona vencido por el Valencia (2-3) y su próximo rival en octavos de final de Champions League, el Manchester City, capturando la punta de la Premier inglesa, los balones siguen rodando con todos encaminados hacia Brasil 2014, pero con la imperativa necesidad de redefinir las reglas de juego para ponerle algún freno a que los clubes ricos continúen en la de- senfrenada carrera por ampliar la brecha en perjuicio de aquellos que la pasan mal como el Racing de Santander que llegó al extremo de no jugar un partido por la Copa del Rey, debido a la alarmante situación de una plantilla impaga hace varios meses.

En tanto, mientras los afanados delirantes por el dinero despliegan todas sus estrategias en plan acumulativo, el entrenador Luis Aragonés ha fallecido a los 75 años debido a una leucemia. Con él, España inició una transformación futbolística que lo llevó a los sitiales en los que hoy se encuentra, y sobre tal cosa, Xavi Hernández ha escrito esta carta homenaje que no necesita comentarios posteriores:

Luis es fundamental en mi carrera y en la historia de La Roja. Sin él, nada hubiera sido lo mismo, imposible. Con él empezó todo, porque nos juntó a los pequeños, Iniesta, Cazorla, Cesc, Silva, Villa... Con Luis hicimos la revolución, cambiamos la furia por el balón y le demostramos al mundo que se puede ganar jugando bien.

Si no ganamos la Eurocopa no hubiéramos ganado el Mundial, claro que en ese sentido, fue fundamental la llegada de Del Bosque, otro fenómeno.

A Luis le dieron mucha caña pero fue él quien marcó el camino, quien le dio a España el estilo que tiene hoy. En eso, siempre coincidimos. Fue Luis quien vio lo que había y apostó por bajitos. “Voy a poner a los buenos, porque son tan buenos que vamos a ganar la Eurocopa (2008)”. Y la ganamos. Fue inteligente y muy valiente.

En lo personal, Luis me hizo sentir importante cuando mi autoestima era un desastre. Me dio el mando de la selección cuando no lo tenía ni en el Barça. “Aquí manda usted”, me dijo, “y que me critiquen a mí”. Decidí devolverle la confianza en el campo. Si fui elegido el mejor jugador de la Eurocopa fue por él, aunque él siempre me lo negaba. Conmigo tuvo detalles inolvidables.

A Alemania no llegué bien, pero me esperó. Venía a verme a Barcelona, preocupado por mi rodilla. Vino Paredes [preparador físico] a subir a La Mola mientras me recuperaba... Luis me llamaba cada dos por tres. “Apriete Xavi, no se duerma que le espero”.

La palabra fútbol en el diccionario tendría que llevar al lado la foto de Luis. Luis es el fútbol hecho hombre, el fútbol hecho persona.

Julio Peñaloza Bretel es periodista y asesor de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

Urgencia de un fair play financiero

Ya está bueno de que en la liga española hayan dos grandes equipos y que los dieciocho restantes sean relleno. Es necesario introducir criterios y nuevas reglas de juego que ayuden a generar una reducción de las asimetrías entre equipos grandes, medianos y chicos.

En el fútbol de las grandes ligas, en ese que se mueve vendiendo camisetas por millones desde la China hasta la Patagonia, no manda la competición en igualdad de condiciones, mandan las chequeras de los magnates y en ese sentido el capitalismo exacerbado le está haciendo un daño enorme a este juego que tan inexplicables pasiones desata.

Por eso cuando un chico o un mediano le gana a un grande, el hecho se convierte en acontecimiento, en proeza. Es en un escenario rabiosamente mercantil como este en que queda claro cómo los millones pueden aplastar la democracia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia