Europa

Las canchas de la Eurocopa, lejos de ser una mesa de billar

Vistos los resbalones o las matas de pasto enteras que se levantaban y se salían en el Vélodrome, durante el triunfo de Francia ante Albania (2-0), el trabajo que se efectuó en los estadios franceses que albergan los partidos de la Eurocopa parece no haber sacado una nota satisfactoria.

La cancha del estadio Vélodrome de Marsella, una de las más cuestionadas.

La cancha del estadio Vélodrome de Marsella, una de las más cuestionadas. Foto: Internet

La Razón Digital / AFP / Toulouse (Francia)

12:37 / 16 de junio de 2016

"Un desastre": el césped del estadio Vélodrome de Marsella, criticado por el seleccionador de los Bleus Didier Deschamps, lanzó el debate sobre el estado de los campos de juego de la Eurocopa-2016, que están lejos de parecer una mesa de billar.

A un año de la Eurocopa, el presidente del Comité de Organización del torneo, Jacques Lambert, hablaba de "un diagnóstico lejos de ser extremadamente confiable", indicando que faltaba "mucho trabajo para tener el césped de las canchas a la altura que lo espera la UEFA".   Vistos los resbalones o las matas de pasto enteras que se levantaban y se salían en el Vélodrome, durante el triunfo de Francia ante Albania (2-0), el trabajo que se efectuó en los estadios franceses que albergan los partidos de la Eurocopa parece no haber sacado una nota satisfactoria.

"En el césped del estadio Vélodrome de Marsella se hicieron tareas intensivas desde el inicio del torneo, con esfuerzos conjuntos entre los jardineros del estadio y la UEFA", reconoció este jueves un responsable del órgano rector del fútbol europeo consultado por la AFP.

Didier Deschamps no guardó la típica diplomacia francesa para calificarlo, tras la victoria de los Bleus: "un desastre".

Pero "no es sorprendente si se hizo un concierto de AC/DC (grupo de rock pesado, a mediados de mayo) antes de la Eurocopa. Eso no ha ayudado al juego y lleva a cometer faltas técnicas. Cuando vi las fotos y los videos después del concierto, tenía la impresión de estar en otro planeta. No hay derecho a hacer eso", dijo en caliente.

Si bien la UEFA barre el argumento del concierto de rock, pues el césped fue "cambiado después", sí considera que su estado fue preocupante, por lo que ha decidido, para preservarlo, anular todos los entrenamientos de reconocimiento, que debían hacer Islandia y Hungría para el choque del sábado, en primera instancia. Pero tampoco ha descartado que se "anulen" otros.   Cuatro encuentros deben aún disputarse en ese recinto, entre ellos un cuarto de final y una semifinal.

La UEFA fija criterios muy exigentes sobre el estado del césped mucho antes del inicio de una Eurocopa. La idea es cuidar el espectáculo, dar condiciones ideales a los actores y cuidar su salud.

"Se hizo un seguimiento regular en los años precedentes al inicio del torneo", insiste el organismo, mencionando el envío de "especialistas para traspasar sus conocimientos y experiencia a los jardineros de los estadios".

Pero el paso del Vélodrome no fue el único criticado. El Stade de France, donde arrancó el torneo el viernes pasado con la victoria 2-1 de Francia ante Rumania (2-1) y donde se disputará la gran final del 10 de julio, por su decoloración. "No estaba a la altura del gusto de los hinchas", dijo el central Bleu Adil Rami.

El motivo aparente fue el uso de productos químicos inadecuados para tapar las líneas de la cancha de rugby, al final del Torneo de Seis Naciones, según el diario L'Équipe.

 

Un verdadero Parque de Príncipes    

Al igual que en el Stade de France y en el Vélodrome, Lille y Niza gozaron de un nuevo césped para sus estadios.   Otros han tenido que tomar medidas costosas para llegar a tener el nivel acorde a una Eurocopa, como el Municipal de Toulouse, que en enero pasado fue fuertemente criticado por las estrellas del París SG por su calamitoso estado. Para recuperarlo, tuvieron que hacer una fuerte inversión con un tratamiento de luminoterapia.

En el estadio Pierre-Mauroy de Lille, los jardineros instalaron una decena de ventiladores gigantes para secar entre partido y partido el campo de juego y así evitar que la lluvia termine de arruinar el terreno.

El premio al mejor campo de juego de la Liga 1 de Francia se lo llevó el Parque de los Príncipes de París, otra de las sedes de la Eurocopa, que sí parece una verdadera mesa de billar, gracias al trabajo del "groundsmanager" británico del PSG, Jonathan Calderwood. Es el ejemplo a imitar.

 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia