Internacional

El fabuloso Sporting de Lisboa

Europa - El segundo torneo de clubes del Viejo Continente le está ganando en emociones a la Liga de Campeones

La Razón / Julio Peñaloza / La Paz

02:35 / 23 de abril de 2012

Todos los planetas del sistema solar se pusieron en línea y todos los dioses celebraron un acuerdo para bendecir el temperamento y la decisión con la que el Sporting de Lisboa terminó borrando de la cancha al soberbio Athletic de Bilbao versión Marcelo Bielsa, en el partido de ida por las semifinales de la Europa League. Un ejercicio extraño pero revelador fue concedido por las circunstancias que me obligaron a ver el partido jugado el jueves sin volumen y por lo tanto sin relatos ni comentarios televisivos que tantas veces pueden inducir al moldeamiento de la lectura de un juego.

Con camiseta a rayas horizontales verde y blanco, más cercana al look de los jugadores de rugby y un león en el escudo, símbolo que los pinta de cuerpo entero, cuando las incidencias del partido eran parejas con los vascos desplegando todas sus variantes comenzando por la obsesiva recuperación y el aplastante ataque (ganaban 1-0 con gol de Llorente, de quién más…), el lateral izquierdo del equipo lusitano, Emilio Insúa, metió un frentazo, luego de un mal despeje de Martínez para poner las cosas en su justo lugar (1-1) y a partir de ahí, darle a probar de su propio brevaje al que hasta ese momento era candidato indiscutido al título de la Europa League, tras vencer con suficiencia y espectacularidad al Manchester United y al Schalke 04.

Entre el minuto 70 y el 90, en un boliche cualquiera con la música tronando y el televisor mudo, pude apreciar cómo es posible que un equipo de fútbol tenga la capacidad para jugar con la misma intensidad en todas las zonas de la cancha, tanto para quitar balones como para proponer juego ofensivo. Con el gol de Capel —muy parecido al que Wálter Flores le convirtiera a la Universidad Católica—, jugador andaluz endiablado para avanzar en bloque junto a sus compañeros con feroz mentalidad de ataque, el Sporting le ponía la firma a una actuación impresionante con un sistema 4-4-1-1 y un director técnico, Ricardo Sá Pinto, que admira al propio Bielsa, a Guardiola y a Mourinho, y que con 39 años llegó en febrero al banquillo sin antes haber dirigido algún otro cuadro de primera división, demostrando una actitud de crispación no muy frecuente para arengar a sus dirigidos desde la línea de cal, sobre todo cuando el marcador le era adverso.

Veloces en espacio corto para sacarse las marcas y crear huecos y así avanzar, precisos, sorpresivos y sorprendentes para los cambios de frente, procurando llegar en bloque por las bandas y por el centro, este equipo, tercero histórico en el palmarés de la liga portuguesa, fue más bielsista que Bielsa y aunque se le critica su producción en condición de visitante, si juega como lo hizo el jueves, puede sacarse de encima al que hasta ese momento era favorito para conseguir el título.

Como todo equipo importante de liga europea, el Sporting cuenta en su plantilla con jugadores sudamericanos de alta calidad como el ya citado argentino Emiliano Insúa, el chileno Matías Fernández, valor fundamental en el centro de la cancha y el peruano André Carrillo que ingresó a tres minutos del final del encuentro, y también figuras como el ruso Marat Izmailov, otro centrocampista fundamental, lo mismo que el único delantero neto de la alineación, el holandés Ricky Von Wolfswinkel.

Todos esperaban al Madrid y al Barça que felizmente fueron doblegados por el Bayern de Múnich y el Chelsea, para inyectarle dramatismo y mayor expectativa a los partidos de vuelta, pero está visto que la Europa le está ganando en emoción a la Champions, ya que en la otra semifinal de este apasionante segundo torneo en importancia, la crítica coincide en elogios para el Atlético de Madrid que superó al Valencia 4-2 en el que habría sido el mejor partido jugado este año por los colchoneros dirigidos por el “Cholo”Simeone.

¿Athletic versus Atlético? Como viene la mano, no debería sorprendernos para nada que la final la terminen disputando el Madrid rojiblanco y este Sporting de Lisboa que desplegó una exhibición futbolística fuera de serie para ganarles a quienes esperan dolidos la revancha en el San Mamés.

Los portugueses juegan en serio

Citemos unos cuantos nombres: Eusebio en los años 60, Luis Figo en los 90, Cristiano Ronaldo en las dos primeras décadas de este nuevo ciclo, José Mourinho, el controvertido “mister” ahora del Madrid, pero que dejó su estela en el Chelsea y en el Inter… Andrés Vilas Boas, también director técnico del Chelsea, que prometía seguirle la huella a “Mou”. Con esta breve lista no hay dudas que el aporte lusitano a los territorios más competitivos de Europa es indiscutible.

El Chelsea jugó un gris partido el sábado contra el Arsenal por la Premier inglesa. Tiene algún parecido con Bolívar: Encendido en la arena internacional —le ganó en Londres al Barcelona— y con un rendimiento flojísimo en el torneo doméstico.

Diego Capel (foto), el español que selló la victoria del Sporting frente al Athletic comenzó su carrera en las divisiones menores del Barcelona. No resulta casual, por ello, su gran calidad técnica  para desempeñarse como volante ofensivo y vocación goleadora.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia