Internacional

Una generación que no se acaba

España logró en Kiev un nuevo título europeo, que le sirvió para completar un triplete histórico Eurocopa-Mundial-Eurocopa, lo que no había conseguido nadie de forma consecutiva, y reaviva el debate sobre si se puede comparar a esta generación de la Roja con el Brasil del Mundial 70.

AFP / Kiev

00:00 / 02 de julio de 2012

El Brasil de Pelé, Jairzinho, Rivelino, Tostao y Gerson siempre ha sido considerado el mejor equipo de la historia y parece difícil que otro le pueda hacer sombra.

Que el centro del campo formado por Andrés Iniesta, Xavi Hernández, Cesc Fábregas, David Silva y Xabi Alonso haya conseguido lanzar el debate, ya es un elogio para esta generación dorada española.

“Ambas selecciones son comparables, pero con una diferencia: Brasil en ese entonces podía hacer dos equipos igual de fuertes. Se lesionaba alguno y entraba otro de la misma capacidad. Eso es clave en un Mundial y no sé si España puede hacerlo de la misma forma”, señaló Pelé.

España, que nunca había sobresalido a nivel de selecciones, se ha encontrado con una filosofía de toque y posesión de balón, que se asemeja a aquel Brasil de los 70, aunque la canarinha era más incisiva que esta española.

El camino al éxito de esta generación española se inició en la Eurocopa 2008. El “tique-taca” implantado por Luis Aragonés se impuso con facilidad, ganando en semifinales a Rusia (3-0) y en la final a Alemania (1-0).

Aquel equipo de hace cuatro años era más ofensivo que el actual. Aragonés jugaba con un centro del campo más ambicioso, con un solo mediocampista defensivo (Marcos Senna o Xabi Alonso), mientras que en el Mundial 2010 y la Eurocopa 2012, con Vicente del Bosque, hay dos pivotes (Xabi Alonso y Sergio Busquets).

España, al contrario que Brasil de 1970, presta un poco más atención a la defensa, como muestran sus números. En el Mundial de 2010 no recibió ningún gol en los cuatro últimos partidos, desde octavos de final, y en la Eurocopa 2012, encajó uno ante Italia en el debut (1-1) y ya no recibió más en los cinco restantes encuentros.

El palmarés y el juego, aunque no brilló en esta Eurocopa 2012 como lo hizo en la de 2008 y en el Mundial 2010, permiten a España hacerse un hueco entre los mejores equipos de la historia, con el Brasil de 1970 o el Ajax de Ámsterdam de Johan Cruyff y Johan Neeskens de esa misma década.

Sus dos cerebros, Andrés Iniesta y Xavi Hernández, también pueden estar entre los mejores futbolistas de la historia.  

La otra mirada de la Eurocopa

Histórica goleada

España, que venció 4-0 a Italia, consiguió la mayor goleada de la historia de las finales que tenía en su poder la selección de Alemania, que en 1972 venció a la Unión Soviética 3-0.

Tres títulos

La selección española alcanzó a Alemania con tres títulos de la Eurocopa, cada una.  La española lo consiguió en 1964, 2008 y 2012; mientras que los germanos, en 1972, 1980 y 1996.

El mejor

Según la UEFA, el mejor jugador del torneo fue el español Sergio Ramos, con un promedio de 9,68. Siete jugadores de España están entre los diez primeros, incluyendo toda su defensa.

Bicampeona

Por primera vez una selección gana dos títulos consecutivos en la Eurocopa. España había triunfado en el anterior certamen de 2008 y revalidó esa corona en el torneo de 2012.

Menos goles

La Eurocopa 2012, que acabó ayer con el título para España, tuvo menos goles que las tres ediciones precedentes: se anotaron 76 contra 77 de 2004 y 2008, y los 85 de 2000.

Doble título

Los españoles Fernando Torres y Juan Mata tuvieron una temporada 2011-2012 inolvidable, con dos títulos europeos en 40 días: La Champions con el Chelsea y la Euro con España.

Doblete de torres

Fernando Torres, batió dos récords: fue el primer jugador de la historia en marcar en dos finales de la Eurocopa y el español con más tantos en las fases finales del torneo, con cinco.

Posiciones finales

1 España, 2 Italia, 3 Alemania, 4 Portugal, 5 Inglaterra, 6 R. Checa, 7 Francia, 8 Grecia, 9 Rusia, 10 Croacia, 11 Suecia, 12 Dinamarca, 13 Ucrania, 14 Polonia, 15 Holanda, 16 Irlanda.

No brilló como lo hizo en Sudáfrica

Su fortaleza

Experiencia y calidad tiene el equipo campeón, aunque no tuvo la brillantez y suficiencia con que ganó el Mundial 2010. De lujo

Iniesta, Xavi Hernández, Fábregas, David Silva y Xabi Alonso arman un gran mediocampo.

Torres gana la Bota de Oro a través de un desempate AFP - kiev

El español Fernando Torres, autor de un tanto y una asistencia en la final ganada por su equipo por 4-0 ante Italia, se llevó la Bota de Oro al máximo goleador del torneo, en el que terminó con tres dianas.

Esa misma cantidad de tantos consiguieron otros cinco jugadores, el italiano Mario Balotelli, el portugués Cristiano Ronaldo, el alemán Mario Gómez, el croata Mario Mandzukic y el ruso Alan Dzagoev, pero el Niño se impuso al contar con una asistencia más, en el primer criterio de desempate que se toma en cuenta.

Por ello, Torres volvió a terminar la final de la cita continental como uno de los protagonistas, cuatro años después de lograr el tanto decisivo en el 1-0 ante Alemania en la Eurocopa 2008.

España es diferente Lorenzo Carri

La frase, acuñada hace muchos años, le viene como anillo al dedo a este plantel de casaca roja que revalidó el título europeo y ya no será olvidado.

Es difícil que haya unanimidad en la devoción, pero no se le puede negar el aplauso a un ganador sin mácula. España es diferente, entre otras muchas razones, porque hace del fútbol un juego (nunca un trabajo burocrático) y busca el resquicio.

Y cuando lo encuentra, como ayer, los rivales —aún tan dignos como Italia— terminan perdidos, confusos, malhumorados.

El fútbol español ha recorrido un largo camino. Atrás, pero bien atrás, los años de “furia roja”. Atrás, pero más cerca, los que crearon una escuela para enseñar a tener la pelota. Y no hace mucho, los que aprovecharon la nueva cosecha de jugadores (sin importar la edad o el tamaño) y han puesto un sello español al fútbol de este siglo XXI.

Y la diferencia entró en la historia.

Hubo un primer tiempo inédito para España. Por los goles que llegaron temprano y por el fútbol desplegado ante un rival que nunca le hizo fáciles las cosas.

La “nueva Italia”, conducida por Pirlo, tuvo su examen más riguroso y no renunció a jugar y a meterse en campo contrario.

Queda el testimonio de algunos remates (sobre todo uno de Montolivo que fue un balazo) y de las notables atajadas de Casillas.

En el arquero empezó la tranquilidad española, y siguió, como era de esperar, en el comando de Xavi e Iniesta. De ese dúo nació el primer gol, que deslumbró con el desborde de Cesc y concluyó con el cabezazo de David Silva.

Y de otro integrante del dúo impagable (Xavi) surgió el pase fundamental a Jordi Alba, una puñalada para la defensa azul.

Todo el ímpetu inconcluso de Italia quiso volcarse en la segunda etapa, y Di Natale entró para meter más fuerza que Cassano.

Pero fue inútil.

España consiguió la pelota y no la soltó. El elenco italiano se fue quedando sin ganas cuando todavía la diferencia en goles no era terminante, y resignó el partido cuando Torres y Mata —recién llegados al campo— lograron otros dos tantos y establecieron un marcador que, antes del cotejo, pudo parecer inadmisible.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia