Internacional

Dos ‘gigantes’ caen en Europa

Milan y Bayern perdieron, por 1-0, en los últimos minutos ante Marsella y FC Basilea

LOCURA. El ghanés André Ayew celebra el gol anotado a los 93 minutos.

LOCURA. El ghanés André Ayew celebra el gol anotado a los 93 minutos. Foto: AFP

AFP / París

00:00 / 23 de febrero de 2012

Marsella y FC Basilea derrotaron por 1-0 como anfitriones al Inter de Milán y al Bayern de Múnich, respectivamente, ayer en los partidos de octavos de final de ida de la Liga de clubes Campeones de fútbol de Europa.

El gol de los marselleses lo logró en los descuentos el ghanés André Ayew (93).

En el estadio del Vélodrome comenzó controlando el juego el Olympique local, para el que a la media hora de juego, en posición dudosa, sus delanteros fallaron un centro de tiro libre ante el arco de Julio César.

Pero, los italianos se dedicaron a jugar de una manera realista, buscando ofender y tratando de no complicarse en defensa. El uruguayo Diego Forlán aprovechó su condición de titular en punta y estuvo muy activo, buscando el gol que se le negó, pero del que estuvo cerca.

El guardameta local, Steve Mandanda, respondió bien, aunque casi ninguna de las incursiones de los “neroazzurri” creó verdadero peligro.

En la segunda parte, los pupilos de Didier Deschamps salieron a buscar el gol y los de Claudio Ranieri a contragolpear. Los primeros jugaban más ordenados, pero se mostraban estériles tras el pase o centro final.

Asimismo, se refirió a la lesión del brasileño Maicon, reemplazado por el japonés Yuto Nagatomo (que no rindió) en el segundo tiempo. “Estaría lesionado de una rodilla”, dijo con preocupación, aunque no pudo aclarar la gravedad

Pero, en los minutos de prórroga, el ghanés André Ayew lanzó a las redes de la meta de Julio César un certero cabezazo tras un córner que provocó la locura de los 35 mil espectadores presentes.

En Basilea, en el estadio St. Jakob Park, el único gol del partido lo anotó Valentin Stocker en el minuto 86.

Al comienzo atacaron un poco más los alemanes, con el oficio de jugadores como Mario Gómez, el francés Franck Ribéry y el holandés Arjen Robben, el equipo bávaro creó situaciones peligrosas para el arquero Yann Sommer.

Así, la primera parte finalizó con el marcador en blanco y fue un reflejo de lo aportado por cada una de las dos escuadras.

Los bávaros fueron al ataque, pero los locales no se amilanaron. A tal punto que, en el minuto 86 se desató la locura en Basilea, cuando Stocker, que entró por Frei Fabian, en el 67, cruzó un balón entre las piernas de Neuer tras un incisivo pase que la defensa alemana no controló.

Reacciones

Faltó encajar“Jugamos un buen partido, creamos ocasiones de gol, pero nos faltó encajar”, dijo Claudio Rainieri, DT de Milán.

Gran voluntad“Fue un partido parejo, Inter jugó mejor, pero nuestra voluntad nos ayudó a anotar y soñar con el pase”, explicó Deschamps.

Fe alemana“Las campanas de alarma están sonando por esta caída, pero es posible derrotar al Basilea por 2-0 en casa”, afirmó Jupp Heynckes, DT del Bayern.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia