Internacional

La ‘legión paraguaya’ del Tigre le da chance a Bolivia

El DT Pablo Caballero, su asistente Julio Villalba y el jugador Carlos Neumann hablan del cotejo

Danny Bejarano (20), de Bolivia, marcado por el paraguayo Antonio Saravia, en el cotejo   del 6 de septiembre de 2013 jugado  en Asunción. Paraguay se impuso 4-0.

Danny Bejarano (20), de Bolivia, marcado por el paraguayo Antonio Saravia, en el cotejo del 6 de septiembre de 2013 jugado en Asunción. Paraguay se impuso 4-0. EFE.

La Razón (Edición Impresa) / Marcos Bonilla / La Paz

01:48 / 16 de noviembre de 2015

Paraguay, que siempre le ganó a Bolivia en Asunción por eliminatorias sudamericanas, no la tendrá fácil mañana cuando las dos selecciones vuelvan a enfrentarse por la cuarta jornada camino a Rusia 2018, desde la óptica de tres integrantes de la “legión paraguaya” de The Strongest. Bolivia les dejó muy buena impresión el jueves, cuando le ganó a Venezuela (4-2); mientras no sucedió lo mismo con Paraguay, que el viernes perdió con Perú en Lima (1-0).

Pablo Caballero, el entrenador atigrado; Julio Nito Villalba, su asistente técnico; y Carlos Neumann, uno de los goleadores del equipo atigrado, consideran que la “albirroja” no es la potencia futbolística de años atrás y eso ha quedado demostrado en el inicio de las eliminatorias; por el contrario, Bolivia ha mostrado una mejoría sustancial en su último compromiso.

En su condición de anfitriona la selección paraguaya partirá como favorita en el partido de mañana; pero los guaraníes no descartan una sorpresa de la Verde, sobre todo si plantea de manera inteligente el cotejo. 

“Paraguay (frente a Perú) mostró mucha garra, mística; pero poco fútbol. Eso nos puede alcanzar para ganar de local; pero de visitantes nos costará por el gran nivel que tienen todas las otras selecciones hoy en día”, dijo Caballero.

Villalba manifestó que la selección de su país —aunque admitió que el cotejo del martes le interesa muy poco—, “no demostró una ideología futbolística en los partidos que jugó, aunque sí exhibió carácter físico y actitud”. Neumann coincidió en que la selección de su país mostró muy poco, porque “no hizo el fútbol que esperábamos nosotros”,  en cambio “Bolivia tuvo buen rendimiento”.

El técnico Caballero anticipó que “será un partido duro, Paraguay es la favorita y sería bueno acabar las eliminatorias este año con siete puntos, pero los partidos hay que jugarlos”. Cree que la selección boliviana “jugará como lo hizo en Ecuador, tácticamente muy bien. (Julio) Baldivieso es un tipo inteligente y no creo que salga a suicidarse jugando de igual a igual. No  será fácil para Paraguay ni para Bolivia, será un partido de pocos goles y el que gane se puede acomodar bien en las eliminatorias”.

Nito Villalba, el asistente, piensa diferente y cree que la selección nacional será defensiva en Asunción, pero tiene que “faltarle el respeto” a Paraguay para conseguir un buen resultado. Espera que los cinco jugadores del Tigre: Daniel Vaca, Fernando Marteli, Wálter Veizaga, Alejandro Chumacero y Rodrigo Ramallo repitan el martes “el gran desempeño que tuvieron contra Venezuela en La Paz, porque están para darle muchas alegrías al fútbol boliviano”. Finalmente el delantero Neumann apuntó que “si Bolivia no comete errores infantiles, puede traerse puntos”.

El corazón de los paraguayos del Tigre está dividido

Julio Villalba, asistente de Pablo Caballero en el cuerpo técnico atigrado, dijo que el partido de mañana en Asunción “para mí pasa desapercibido, el único interés que tengo es que los cinco jugadores del Tigre terminen bien”.

Como hombre de fútbol tampoco tiene un candidato para el cotejo y espera simplemente que “gane el mejor”. Admitió que tiene “el corazón dividido”, porque “si bien yo soy paraguayo, mi señora y mi familia son de sangre boliviana”.

También el delantero Carlos Neumann dijo que “mis sentimientos van por los dos países”. Paraguay es su país de nacimientro, pero fue Bolivia el que le abrió las puertas para continuar su carrera y ser más conocido. “Ojalá que sea un lindo espectáculo y que gane el mejor”.

Solamente el técnico Pablo Caballero manifestó que quiere que gane la selección paraguaya. “Yo apuesto por mi país, siempre voy a apoyar a mi país esté donde esté”, dijo. Apuntó que está agradecido con Bolivia, porque le da la oportunidad de trabajar; “pero no puedo irme contra la corriente, jamás. Mis raíces son de ahí, mis padres y mi hermano están ahí; y yo quiero que gane Paraguay el martes; pero seguramente no será facil”.

Ojo con el calor y las pelotas aéreas

El calor que hace en estos días en Asunción y el juego aéreo de los paraguayos serán dos elementos con los que tendrá que batallar Bolivia, en el partido de mañana en el estadio Defensores del Chaco. El primer elemento a tomar en cuenta, y tanto el cuerpo técnico como los jugadores de Bolivia deberán asumir, será la alta temperatura. El DT atigrado Pablo Caballero (foto) anticipó que a la hora del partido (19.00) bordeará los 30 grados centígrados.

“Lo que le puede perjudicar a Bolivia es el calor que está haciendo, se hace insoportable sumado a la humedad”, dijo, y añadió que su madre le contó que “el calor está tremendo, la humedad es muy alta y eso te eleva unos cinco grados la sensación térmica, así que Asunción en estos días es un infierno”. Julio Villalba también cree que “el calor y la humedad le afectarán a Bolivia”, por tanto recomienda que los jugadores “tienen que hidratarse muy bien”.

El asistente también consideró que el juego aéreo, sobre todo en las pelotas paradas, será un argumento al que Paraguay recurrirá para superar a la defensa boliviana “por el buen porte físico de sus jugadores”. Carlos Neumann opinó  que una de las “claves” de la selección de su país será mandar centros. “La selección boliviana tiene que tratar de no hacer faltas cerca del área, porque Paraguay puede sacar ventaja”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia