Internacional

Se lleva el título en un tiempo

El Sao Paulo conquistó anoche su primer título en la Copa Sudamericana al vencer por 2-0 al Tigre en un bochornoso encuentro que duró sólo un tiempo debido a que el equipo argentino denunció agresiones contra sus jugadores y se negó a disputar el segundo tiempo alegando falta de garantías.

Festejo. Jugadores del Sao Paulo, con el trofeo y sus medallas, expresan su felicidad tras conquistar su primera Copa Sudamericana.

Festejo. Jugadores del Sao Paulo, con el trofeo y sus medallas, expresan su felicidad tras conquistar su primera Copa Sudamericana. EFE.

La Razón (Edición impresa) / EFE / Sao Paulo

01:52 / 13 de diciembre de 2012

Tras una larga espera y vanas intervenciones de los árbitros para convencer a la delegación del equipo visitante, el árbitro chileno Enrique Osses optó por poner fin al encuentro que coronó campeón al Sao Paulo de la undécima versión de la Sudamericana. El centrocampista Lucas, que se despidió ayer del Sao Paulo para pasar a las filas del París Saint Germain francés, y el joven atacante Osvaldo marcaron los goles a los minutos 22 y 27.

El partido jugado en el estadio Morumbí ante 65 mil espectadores tuvo por momentos agresiones entre jugadores de ambos equipos, que también se registraron en el partido de ida, en el que fueron expulsados el brasileño Luis Fabiano y el argentino Alejandro Donatti. En la ida, disputada hace ocho días en Buenos Aires, el Sao Paulo sacó un empate sin goles.

El autobús de Tigre fue recibido a su llegada al Morumbí con pedradas y el clima de hostilidad continuó en los minutos siguientes cuando la plantilla que dirige Néstor Gorosito comenzó su calentamiento. En lo futbolístico, el local hizo prevalecer esa condición y animado por su afición arrinconó desde el comienzo al rival argentino. No obstante, la primera opción clara de gol fue para Tigre, en una jugada de Alejandro Botta, que exigió al portero Rogério Ceni.

Incidentes. Al finalizar el primer tiempo, un altercado entre futbolistas de ambos planteles provocó las expulsiones de Paulo Miranda y Gastón Díaz. La Policía intervino para sofocar un amague de gresca y cuando al final del primer tiempo los jugadores de Tigre tomaban el túnel rumbo al vestuario, dijeron haber sido agredidos por agentes de la seguridad privada del estadio. La televisión mostró rostros de jugadores y miembros de la delegación de Tigre con evidentes heridas e inflamaciones en la cara y el torso.

Los delegados de Tigre anunciaron su negativa a salir para el segundo tiempo. Osses dio un plazo de cinco minutos y ante el fallido intento de reanudar el compromiso, decretó el final del lance y el Sao Paulo comenzó así la celebración del título, el único de las competencias sudamericanas que le faltaba.

Datos

DT Sao Paulo

El técnico del Sao Paulo, Ney Franco, afirmó que ver “palidecer” a los argentinos fue “lo mejor. Ellos vinieron con una propuesta de antijuego una vez más”.

Denuncias

Representantes de los dos clubes debían presentarse anoche en una estación policial para rendir testimonio de los incidentes, según el mayor Gonzaga.

Argentinos denunciaron agresiones en el vestuario

El técnico de Tigre, Néstor Gorosito, denunció que varios policías brasileños y miembros de la seguridad privada del club paulista atacaron a golpes y amenazaron con armas de fuego a sus jugadores, quienes terminaron con golpes y moretones al querer entrar al vestuario.

“Uno de los negros de ellos (de seguridad) sacó un revólver, entró la Policía y nos agarró a palos. Es una locura. Amenazaron y es una pena”, dijo Gorosito, además de anunciar que Tigre no saldría para el segundo tiempo por falta de garantías.

“Los de seguridad del Sao Paulo entraron, se metieron al vestuario, nos pegaron con palos, sacaron un revólver, le apuntaron al arquero Damián Albil y después vino la Policía y volvió a pegarnos”, dijo, por su parte, el lateral izquierdo Lucas Orban.

Los incidentes estallaron al cabo del primer tiempo cuando futbolistas de ambos equipos se fueron a los golpes, al parecer por una fuerte falta contra Lucas durante el juego. “Me sorprende de un equipo como Sao Paulo, con qué necesidad hicieron esto si estaban ganando bien el partido. La verdad es inentendible”, declaró Martín Galmarini al canal argentino Fox Sports.

Según Galmarini, “todo estaba armado”, los agentes de seguridad del Sao Paulo los esperaron a la entrada de los vestuarios y “nos amenazaron con armas”. No obstante, el mayor Gonzaga, uno de los responsables de la Policía Militar en el Morumbí, negó a medios brasileños que alguien estuviera armado.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia