Internacional

Porque la maldición de los penales no es una cuestión eterna

La Razón (Edición Impresa) / Óscar Dorado Vega / La Paz

02:07 / 27 de junio de 2015

En los noventa y pico de minutos Argentina se hizo muy superior. Bastante más en el primer tiempo que en el segundo. Lo único que podrá reprochársele será su falta de concreción. Aunque en este rubro también tuvo mucho que ver David Ospina, que atajó todo cuanto le llegó —incluyendo una doble tapada ante Agüero y Messi; la mejor del torneo— y se erigió como gran figura.

Colombia tuvo un periodo inicial para el olvido. Y a falta de fútbol pegó por doquier, con cierta complicidad de Roberto García, el árbitro mexicano.

Y cuando el portero del Arsenal inglés pareció vulnerado por Otamendi el maderó salvó al elenco cafetero, que mejoró en el complemento, pero en la suma de oportunidades los albicelestes generaron una cantidad sustancialmente mayor. Argentina se impuso en los duelos personales y aunque volvió a mostrar una baja física en la segunda etapa no dejó que el rival le superase.

Entonces el cero a cero castigó su inefectividad, más allá de cierto equilibrio que los de Pékerman lograron en el último lapso, cuando se agruparon de manera más adecuada y fabricaron uno que otro contragolpe de cuidado.

La llave exigió el expediente extremo de los lanzamientos penales. Ese que hace cuatro años dejó al subcampeón mundial vigente sin Copa. Porque Uruguay tuvo más aciertos y Tévez falló el remate decisivo. Anoche, en Viña del Mar, hubo revancha (sí, el fútbol no deja de otorgarla). Para la selección ahora a cargo de Martino y también para el atacante que regresa a Boca Juniors. El desequilibrio recién se produjo luego de siete disparos por cada lado. Y en medio de la tensión, Messi y compañía avanzaron a la semifinal.

No es posible dejar de lado que el cuadro que anoche se despidió del certamen apenas si enhebró un gol —convertido por Murillo, uno de sus zagueros— a través de toda la campaña. Producción muy esmirriada, si de méritos se trata. Y no es que su adversario haya deslumbrado en el Sausalito, pero no cabe duda que estuvo siempre más próximo al triunfo, condición por la que su éxito no admite cuestionamiento en el balance de lo observado a la distancia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia